Importantes cambios en la tarifa de la luz este mes

cambios en la tarifa de la luz

La nueva factura eléctrica, que entró en vigor el pasado 1 de junio, ha llegado cargada de polémica y está generando muchas dudas entre la opinión pública. 

No es para menos: según FACUA, el recibo de la luz de los usuarios medios se ha disparado casi un 45,4% en la primera quincena de junio, unas cifras que han hecho saltar las alarmas. ¿El principal motivo? En el verano gastamos más electricidad por el uso del aire acondicionado, por el teletrabajo o porque visitamos segundas residencias, lo que supone duplicar el consumo eléctrico. 

Sin embargo, lo cierto es que este nuevo cambio en la tarifa de la luz también puede ser beneficioso para nosotros y para nuestro bolsillo si somos capaces de trasladar el consumo a las horas y a los días en que los precios de la energía son más bajos.

Para ello, es fundamental conocer cuáles son las principales novedades de la nueva tarifa de la luz. 

¿Cuáles son los principales cambios en la tarifa de la luz? 

Los cambios en la tarifa de la luz puestos en marcha por el Gobierno a partir del 1 de junio de 2021 se basan en tres cuestiones:

  1. Todos los consumidores pasan a tener discriminación horaria, con sus nuevos periodos horarios correspondientes.
  2. Se pueden contratar 2 potencias en lugar de una sola.
  3. Las tarifas 2.0 y 2.1 se unifican.

Hasta ahora, los consumidores podían elegir entre tener una o varias franjas horarias y debían contratar una única potencia.  Ahora, todos los consumidores pasan a tener tres periodos horarios/tarifas y pueden elegir entre contratar una única potencia o dos potencias distintas. 

Así, las franjas de consumo de energía quedarán distribuidas de la siguiente forma: 

  • Hora punta. Con el precio de la luz más alto. De lunes a viernes, de 10:00 a 14:00 h y de 18:00 a 22:00 h. 
  • Llana. Con un precio de la luz intermedio. Lunes a viernes, de 8:00 a 10:00 h, de 14:00 a 18:00 h y de 22:00 a 00:00 h.
  • Valle. Con un precio de la luz más bajo. Lunes a viernes, de 00:00 a 08:00 h. Sábados, domingos y festivos nacionales, durante todo el día.  

Por otra parte, hasta ahora las potencias inferiores a 15 kW tenían 6 tarifas de acceso o peajes distintos (aparece reflejado en las facturas como 2.0 A, 2.0 DHA, 2.0 DHS, 2.1 A, 2.1 DHA y 2.1 DHS). Ahora, todos se unifican en una misma tarifa (2.0TD).

¿Qué quiere decir esto?

Desde un punto de vista genérico, nuestra factura de la luz está dividida en cinco partes: 

  • Coste de la energía.
  • Costes regulados (distribución, transporte, renovables, etc.).
  • Margen de las comercializadoras.
  • Alquiler de equipos.
  • Impuestos.

Los cambios en la nueva factura de la luz afectan únicamente a los costes regulados, es decir, a los gastos que hasta ahora eran fijos y que a partir del 1 de junio pasan a dividirse en dos: por una parte los peajes (gastos transporte y distribución, fijados por la CNMC y destinados a cubrir el coste de las redes) y por otra los cargos para cubrir otros costes del sistema eléctrico y que determina el Gobierno.

En ambos casos, habrá una parte fija y otra variable que dependerá del consumo.

Puesto que a partir de ahora los consumidores pasarán a tener unos cargos y peajes con diferenciación horaria en términos de potencia energética, la factura se ajustará más al momento en que consumamos que a la energía consumida: es decir, aunque consumamos la misma cantidad de energía, no será igual poner una lavadora en hora punta que en hora valle. 

¿Por qué se ha puesto en marcha esta medida? ¿Cuál es su objetivo? 

El cambio en la factura de la luz puesto en marcha por el Gobierno y la CNMC tiene varios objetivos. Los más importantes son: 

  • Adaptarnos a la Normativa Europea.
  • Fomentar el ahorro mediante un uso más eficiente de la electricidad. 
  • Facilitar la recarga nocturna de vehículos eléctricos. 

Para empezar, con la nueva tarifa de la luz el consumidor debe optimizar su factura desplazando sus máximos focos de consumo a los horarios más baratos (valle y llano). Esto implica una racionalización del consumo energético, una medida preventiva que por sí sola es positiva porque incentiva un uso planificado y responsable de la energía por parte de los consumidores. 

De la misma forma, esta medida busca facilitar el proceso de descarbonización de la economía, pues,  tal y como explican desde la CNMC, un consumo energético más eficiente también contribuirá a reducir los costes del sistema eléctrico. 

¿Cómo podemos beneficiarnos de la nueva factura de la luz?

Tal y como explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el principal cambio en la nueva tarifa de la luz es que el peso de la factura se traslada a la parte variable, que es la que depende del consumo, y disminuye la importancia del término fijo.

Si tenemos esto en cuenta, beneficiarse de la nueva factura de la luz depende únicamente de nosotros, puesto que obtendremos una mayor compensación conforme mejor nos adaptemos a los nuevos horarios propuestos.  

Según cálculos de la CNMC, los consumidores acogidos con anterioridad tarifas de discriminación horaria verán aumentar su factura en unos dos euros mensuales (alrededor de 25 € al año). Las personas que hasta ahora tenían un único tramo fijo, pueden ahorrar más de un 3 % en sus recibos eléctricos si adaptan su potencia contratada a su consumo real y modifican sus hábitos de consumo. 

Desde el Gobierno y la CNMC también nos dan otros consejos para ahorrar con la nueva factura de la luz: 

  • Cambio de horarios. Según la OCU, actualmente la media de gasto energético se divide de la siguiente forma: 29% en horario punta, 26% en horario llano y 45% en horario valle. El objetivo es trasladar el máximo consumo al horario valle. Si somos capaces hacerlo en un 10%, podemos ahorrar hasta un 7% en la factura de la luz. 
  • Evita simultanear el consumo de los electrodomésticos. Básicamente, se trata de intentar ajustar la demanda energética de la vivienda al momento en que la luz es más barata y en el que tenemos más potencia contratada. Recuerda que cuanto más alta sea la potencia, más electrodomésticos podrás tener funcionando a la vez. 
  • «Desplaza» el uso de los electrodomésticos que requieren más potencia. Algunos son muy fáciles de trasladar: si nos planificamos bien, podemos planchar o poner la lavadora los fines de semana o en horarios más baratos; lo mismo ocurre gracias a técnicas como el «Batch Cooking», con la que reduciremos nuestro gasto en cocina.  

Las nuevas tarifas de la luz son una buena oportunidad para empezar a ahorrar y para hacer un consumo más eficiente de la energía. Nuestro consejo es que consultes con tu comercializadora para conocer con suficiente antelación y de forma clara y transparente, cómo te afectarán estos cambios. 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR