TOP 7 lugares de casas abandonadas en Madrid que no puedes perderte

casas abandonadas Madrid

Se estima que en España hay más de 200.000 casas abandonadas. Y las razones por las que una persona puede dejar de esta forma una vivienda son muchas, desde su mal estado a una mala ubicación, pasando por no poder hacerse cargo de sus gastos o su mantenimiento.

En la mayoría de los casos, se trata de inmuebles en pueblos desamparados o completamente vacíos, situados en zonas rurales o de difícil acceso. 

Sin embargo, también podemos encontrar casas abandonadas en Madrid o en centros urbanos distribuidos por todo el país. 

Casas abandonadas cerca de Madrid que debes conocer 

Casas abandonadas en Fresno del Torote

Fresno del Torote es un municipio de la Comunidad de Madrid despoblado. Su ubicación es excelente, ya que se encuentra a apenas 15 kilómetros de Alcalá de Henares y a poco más de 30 de Madrid capital. 

Fundado por el primer Marqués de Santillana en el siglo XV para dar acomodo a sus jornaleros, hoy en día la mayoría de los habitantes originarios de Fresno de la Torre viven en la pedanía de Serracines o en urbanizaciones cercanas pertenecientes a localidades cercanas como Torrejón de Ardoz o Alcalá de Henares, a las que se mudaron de forma generalizada a partir de los años 70. 

Casas abandonas de El Alamín 

Al igual que ocurre en Fresno de la Torre, El Alamín fue construido para los jornaleros que trabajaban en la finca El Alamín. Y, de la misma forma que en el caso anterior, cuando la finca cerró, este pequeño pueblo lleno de vida se convirtió en poco tiempo en una «aldea fantasma». 

En el Alamín todavía quedan algunas casas en pie. Paseando por sus calles, podemos imaginar cómo era la vida de quienes habitaron en este pequeño rincón,  una comunidad formada por alrededor de 40 familias que disfrutaban de escuela, iglesia y un pequeño bar en la tranquilidad del campo.

Perteneciente actualmente a la Villa del Prado, hay quién dice que en El Alamín pueden sentirse fenómenos paranormales, algo bastante común cuando hablamos de pueblos o casas abandonadas. 

Casas abandonadas en Las Bellidas

Las Bellidas es otro de los pueblos abandonados más conocidos de Madrid, perteneciente al municipio de Piñuécar-Gandullas, en el Valle del Lozoya. 

Hoy en día, muchas de las casas abandonadas de Las Bellidas han sido conquistadas por la maleza y la vegetación, un hecho que no hace sino resaltar la tranquilidad que se respira en este rincón cercano a Madrid. 

Navalquejigo 

De origen medieval, Navalquejigo es un pueblo de casas abandonadas ubicado en la Sierra de Madrid, muy cerca de El Escorial. 

Inhabitado desde los años 80 del siglo XX debido al éxodo rural, en las últimas décadas algunas personas se han asentado allí y reformado algunas de sus casas. 

Palacio del Canto del Pico 

Esta casa abandonada está llena de historia: construida en los años 20, durante más de tres décadas fue una de villas de recreo del Dictador Francisco Franco y su familia

Años después, fue vendido a una empresa hostelera. Sin embargo, hasta la fecha no se ha desarrollado allí ningún proyecto hotelero o turístico, convirtiéndose en una de las casas abandonadas de la Sierra de Madrid más famosas. 

Sanatorio de La Marina

Los edificios que en su día albergaron hospitales, centros de reposo o sanatorios están rodeados de un halo de misterio que atrae a visitantes de todo el país. 

Esto lo que ocurre con el Sanatorio de La Marina, en Los Molinos. 

La Marina fue construida en los años 40 con el objetivo de tratar enfermedades respiratorias para los militares españoles aprovechando las bondades y el aire fresco de la sierra madrileña. 

A día de hoy, el edificio está completamente abandonado.

Un caso similar es el del Sanatorio de La Barraca, en Navacerrada, utilizado como hospital de tuberculosos y como centro psiquiátrico hasta 1995, cuando cerró sus puertas definitivamente. 

¿Se puede comprar una casa abandonada? 

Además de ser una posible inversión inmobiliaria, las casas abandonadas llaman la atención por muchos motivos. 

Para empezar, su decadencia puede resultarnos interesante. Además, algunas de estas casas abandonadas esconden historias (verdaderas o falsas) que incrementan su atractivo y el interés por ellas. 

La pregunta es: ¿podemos convertir una de estas casas en nuestra vivienda? ¿Existe algún mecanismo para convertirnos en propietarios legales de una casa que está abandonada? 

La respuesta es que sí, aunque debemos explicar algunos matices al respecto. 

Para empezar, hay casos en los que una vivienda está inhabitada o cerrada durante mucho tiempo, pero tiene un propietario legal reconocido en el Registro. Esto es lo que ocurre en la mayoría de las casas abandonadas que están en venta. 

Cuando hablamos de las casas abandonadas sin propietario, nos referimos a inmuebles que no solo llevan mucho tiempo inhabitados, sino que, además, se desconoce quién es su dueño. 

¿Cómo saber si una casa está abandonada? 

Una de las claves para confirmar que una vivienda está abandonada es preguntar a los vecinos. Esto es fácil en pueblos o localidades pequeñas, pero puede complicarse en casas abandonadas en Madrid o en grandes ciudades. 

En el segundo supuesto, deberás solicitar información sobre la propiedad a través de instituciones públicas como los Ayuntamientos o el Registro de la Propiedad, donde quedará constancia de la última persona que pagó los impuestos de bienes inmuebles correspondientes. 

Para convertirte en propietario de una de estas casas abandonadas, tendrás que recurrir a una fórmula legal denominada «usucapión«.  

Esta puede ser ordinaria (cuando no puedes convertirte en propietario legalmente existe algún problema que invalida una posible compraventa o cuando existe un título a tu favor – contrato de compraventa, documento de herencia, donación, etc.) o extraordinaria (cuando la vivienda lleva más de 30 años vacía y nadie se hace cargo de sus gastos). 

Para convertirte legalmente en propietario de una casa abandonada mediante una usucapión extraordinaria deben cumplirse, además, otros requisitos. Entre ellos: 

  • Convertir el inmueble en tu vivienda habitual, de manera ininterrumpida, durante un periodo prolongado de tiempo (entre 10 y 30 años, dependiendo de cada caso).
  • Entrar en la vivienda de manera pacífica y no ocultar que estás viviendo allí. 
  • Afrontar los pagos de las facturas correspondientes a la propiedad.
  • Efectuar las reparaciones necesarias para mantener la casa en condiciones  de salubridad. 

¿Qué implica comprar una casa abandonada? 

Comprar una casa abandonada es posible siempre que te asesores bien y sigas los cauces legales adecuados. 

Sin embargo, al tomar esta decisión debes tener algunos aspectos en cuenta.

Para empezar, comprar una casa abandonada implica adquirir una propiedad que lleva años sin mantenimiento, limpieza o rehabilitaciones. Esto quiere decir que, para vivir allí, tendrás que hacer reformas importantes, con la correspondiente solicitud de licencias. 

En la mayoría de los casos, será necesario revisar los principales elementos estructurales, especialmente tejados y techos, pero también los suelos. 

Prácticamente en todos los casos, tendremos que cambiar y sustituir las instalaciones de agua, luz o gas Esto supone una inversión de dinero importante pero absolutamente necesaria para obtener la cédula de habitabilidad. 

Para evitar problemas legales, si quieres comprar una casa abandonada, nuestro consejo es contactar con un abogado o con profesionales especializados en el sector. Si tienes dudas, llámanos y estaremos encantados de asesorarte.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR