¿Qué tipo de casas tienen mayor demanda tras el COVID-19?

casas con espacios abiertos

La crisis del coronavirus nos ha situado ante un escenario sin precedentes: una pandemia de carácter global que ha cambiado nuestro estilo de vida y cuyos efectos negativos, todavía imposibles de cuantificar, afectarán a todos los sectores, especialmente a la salud y a la economía. 

Pero, contrariamente a lo que podía parecer en un principio, el mercado inmobiliario afronta esta nueva situación con cierto optimismo, y los expertos están convencidos de que, al contrario de lo ocurrido en 2008, en esta ocasión este sector puede convertirse en un motor económico para los próximos años. 

Los motivos sobre los que pivota este pensamiento son varios, aunque destacan tres: 

  • A diferencia de 2008, las circunstancias que vivimos actualmente y que han desatado esta crisis son completamente exógenas a la economía y de naturaleza temporal. 
  • Contamos con un suelo y una economía saneada, que ha experimentado una paulatina recuperación a lo largo de los últimos años, por lo que el sector inmobiliario afronta los próximos trimestres y la llegada de la nueva normalidad con cierto optimismo.
  • La demanda de inmuebles es alta, y esto puede vincularse a un crecimiento potencial en este mercado, tanto en la segunda mano como en nueva construcción. 

Es innegable que el sector inmobiliario experimentará ciertos cambios tras el COVID-19, la mayoría de ellos relacionados con la digitalización y con la búsqueda de casas con espacios abiertos, una tendencia que se afianzará en los próximos meses. 

A continuación, queremos centrarnos especialmente en este último punto.

Casas con espacios abiertos: en el punto de vista de los compradores… y de los constructores 

Evidentemente, la situación del sector inmobiliario y su recuperación tras la crisis del coronavirus no será homogénea en toda España. Sin embargo, algunos elementos sí parecen asentarse de forma global. Uno de ellos es la búsqueda de viviendas más espaciosas y accesibles, con zonas exteriores como terrazas o jardines

De hecho, en inmobiliarias como Deplace hemos notado que los compradores potenciales realizan más búsquedas de viviendas unifamiliares en nuestra página web, aunque esto puede deberse tanto a una intencionalidad real como a un testeo por parte de los futuros propietarios. 

Lo que parece cada día más claro, aunque todavía debemos tomarlo con una distancia prudente, es que la promoción de viviendas de nueva construcción puede ser uno de los motores económicos para salir de esta crisis coyuntural, siempre que se cumplan algunas condiciones. 

La más importante es que los nuevos proyectos residenciales se ajusten a las demandas de unos usuarios que, tras el confinamiento, han detectado las carencias y necesidades de sus hogares y han establecido nuevas prioridades a la hora de rediseñar los espacios de su vivienda. 

¿Cómo serán las casas tras el COVID-19? 

Aunque la escasez de suelo y la búsqueda de modelos sostenibles hacen prácticamente imposible convertir todo el parque inmobiliario español en casas independientes y viviendas unifamiliares, los grandes bloques residenciales que se levanten en el futuro deberán ser progresivamente mejores a los actuales, siguiendo estos cuatro ejes: 

Mayor luminosidad 

Los usuarios cada vez valoran más que una casa tenga luz natural, ya que es sinónimo de salud, bienestar y ahorro económico

Actualmente, la demanda de casas con espacios abiertos como terrazas es más alta, en gran parte, porque este tipo de viviendas son mucho más luminosas. 

En las nuevas construcciones, este aspecto puede potenciarse con la integración de grandes ventanales que reciban luz natural. Y cuando no sea posible obtener más luz natural, puede apostarse por la luz artificial “de manera inteligente”, algo clave para crear ambientes. También puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre trucos para iluminar tu casa si actualmente no cuentas con muchas ventanas.

Otra forma de dar luz a una casa es apostar por colores neutros en paredes y suelos, carpinterías blancas o diseño con decoración minimalista para transmitir sensación de amplitud.  

Mayor amplitud y funcionalidad 

Aunque los expertos del sector residencial creen que la crisis del coronavirus fomentará la construcción de viviendas más amplias, no siempre será posible. En estos casos, tendrá mucha más relevancia la multifuncionalidad

Nos enfrentamos al reto de solucionar el problema habitacional dando prioridad a la calidad frente al consumo de grandes proporciones de suelo urbano. Básicamente, esto consiste en adaptar las viviendas al espacio disponible teniendo en cuenta que algunas estancias se utilizarán de manera diferente a como se venía haciendo hasta ahora. 

Así, cada vez más viviendas contarán con cocinas abiertas al salón, puertas correderas o nuevas distribuciones, como la unión o separación de espacios con tabiques o sencillas obras. 

El objetivo, en todos los casos, es conseguir espacios flexibles, polivalentes y transformables en función de la hora del día, y que puedan servir indistintamente como «home office» o como espacios de ocio familiar según nuestras necesidades.

Mayor relación interior-exterior

Según algunos expertos, en los próximos meses los promotores inmobiliarios darán más importancia a las terrazas y a los espacios abiertos, y para ello «sacrificarán» metros del interior de las viviendas. 

Tras la crisis sanitaria del coronavirus, los usuarios quieren casas con espacios abiertos y exteriores, por lo que los inmuebles con más demanda  para vivir son los áticos y los bajos con jardín. 

La terraza también se ha convertido en un complemento casi imprescindible para quienes están pensando en cambiar de vivienda, y los espacios sin cerramientos como patios, zonas interiores entre bloques y cubiertas planas accesibles se plantean como una alternativa económica para ofrecer una mayor apertura al exterior.

Otra tendencia post COVID-19 en el mercado inmobiliario será la búsqueda de una mayor comunicación entre espacios interiores y exteriores gracias a las terrazas con cubiertas proyectadas como ampliaciones para crear salones interiores-exteriores o al aumento de dormitorios con terrazas y patios privados.

Zonas comunes más atractivas y funcionales 

Además de casas con espacio abierto, cada vez más personas dan más importancia a las zonas comunes en su futura vivienda (jardines y zonas verdes, gimnasio, piscina, guardería, sala social, sauna…) que le permitan disfrutar de su tiempo de ocio sin necesidad de desplazarse. Esto facilita el ahorro de dinero y es clave contar con más tiempo libre, y también puede ser beneficioso desde el ámbito puramente funcional: las posibilidades son infinitas y en algunos casos ya se plantea incluso establecer zonas de coworking comunitario que permitan teletrabajar fuera de casa pero sin salir de nuestro edificio o urbanización. 

Disfrutar de casas con espacios abiertos es una prioridad, aunque no es el único paso para conseguir hogares adaptados a las nuevas necesidades surgidas tras el coronavirus.  Y es que, si algo nos está enseñando esta crisis y sus confinamientos, es la importancia de estar a gusto en nuestro espacio vital, algo primordial a la hora de rediseñar nuestro hogar o de comprarnos una casa. 

¿Buscas un piso o una casa con espacio abierto en tu ciudad? Contacta con Deplace. Somos expertos en el sector inmobiliario y te ayudaremos durante todo el proceso de compraventa (búsqueda de viviendas unifamiliares, con terraza o jardín, selección de las mejores ofertas, obtención de la financiación más beneficiosa para ti, gestiones, etc.) ¡Llámanos!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR