Top 6 casas históricas y emblemáticas en venta

casas históricas

¿Alguna vez has soñado con vivir en un palacio? En Deplace sabemos que los edificios históricos generan mucha curiosidad y que resultan atractivos para muchos de nuestros clientes.

Este tipo de inmuebles, ubicados a partes iguales en calles céntricas, aldeas abandonadas o en enclaves naturales, son exclusivos y emanan una personalidad única. Algunos conservan distribuciones y cerramientos originales que conectan salones y habitaciones mediante puertas, ventanas o pasillos, mientras que otros mantienen antiguas molduras decorativas en techos y paredes, techos de madera e incluso vidrieras de gran valor. 

Hablamos, en la mayoría de las ocasiones, de propiedades declaradas patrimonio de interés cultural que pueden ser una inversión.

Si eres de los que piensan que las casas con historia son especiales, esta selección de propiedades singulares y casas históricas en venta te gustará.  

Casas históricas y palacios en venta

1. Palacio Tirso de Molina (Madrid) 

Esta construcción, ubicada en una de las plazas más castizas de Madrid, aúna las dos grandes expectativas de los amantes de este tipo de inmuebles. Por una parte, la casa-palacio conserva su fachada original, su entrada y su portal de gran magnitud, una escalera central de madera o sus techos y ventanales de tres metros de altura que facilitan la iluminación natural; por otra, el inmueble fue reformado hace apenas dos años y ofrece todas las comodidades que las mujeres y hombres «del siglo XXI» buscan (ventanas  con aislamiento térmico y acústico, baños y cocina alicatados y equipados con electrodomésticos y sanitarios de alta gama, etc.)

Pero estos no son los únicos atractivos de esta casa palacio: en su tercera planta alberga un dúplex de 200 m² y un mirador con vistas de la ciudad 360º grados, y dispone de patio interior y zonas de lujo comunes. 

¡Todo un privilegio si te lo puedes permitir!

→ Te puede interesar: Vivir en un palacio sin tener sangre azul: ¿quieres comprar una antigua residencia de los Reyes Católicos?

2. Palacio García-Pelayo (Cáceres) 

Esta casa palacio de estilo neoversallesco data de principios del siglo XX y se encuentra a apenas 150 metros de la Plaza Mayor de Cáceres.

Uno de sus grandes atractivos, además del buen estado de conservación, es su distribución: construida sobre tres plantas, la casa tiene una superficie total de aproximadamente 1300 m² con semisótano, planta baja, primera planta, segunda planta y planta bajo cubierta,  y un total de 12 habitaciones, 6 baños y cocina-office. 

El inmueble tiene, además, tres entradas independientes, dos patios interiores y un pequeño patio de acceso, y en su parte trasera conserva la antigua zona de servicio de la casa, con varias estancias.

Aunque el Palacio García-Pelayo de Cáceres ha tenido varios usos en los últimos años,  el actual Plan Especial de Protección y Revitalización del Patrimonio Arquitectónico determina que el inmueble puede usarse, total o parcialmente, como vivienda unifamiliar, vivienda colectiva, apartamentos; espacio de comercio local; oficinas; pequeña industria; hoteles; espacios culturales y/o docentes; espacio sanitario y asistencial, religioso, administrativo o deportivo; museos y bibliotecas.

3. Casa de José Zorrilla (Lerma, Burgos)

José Zorrilla es uno de los nombres más destacados de la literatura española, pues este prolífico poeta, dramaturgo y escritor vallisoletano es autor del drama “Don Juan Tenorio”, una de nuestras obras más conocidas. 

Actualmente, la que fuera casa de su juventud está en venta, siendo una de las propiedades más singulares de nuestro país. 

En este caso, no hablamos de una casa palacio, si no de una casa «de pueblo» de 210 m² situada en el centro de este pequeño municipio burgalés de apenas 3.000 habitantes.

La propiedad, para reformar, tiene tres plantas y cuenta con siete habitaciones, dos baños, un desván y un patio interior. En su fachada, una placa indica quien fue, en su día, su ilustre inquilino. 

4. Castillo de Castilnovo (Sepúlveda, Segovia)

Aunque sus primeros restos datan de los siglos  XII y XIII, lo cierto es que el origen de este extraordinario castillo, situado a apenas 75 Km. de Madrid, podrían corresponderse con el reinado de Abd-al Rahman I, en el siglo VIII. Sin embargo, y como ocurre con este tipo de casas singulares, sus propietarios posteriores fueron introduciendo cambios hasta conformar el conjunto arquitectónico actual.

El Castillo de Castilnovo ha pertenecido a diferentes familias nobles y de la aristocracia española. Entre ellos, al pintor José Galofré, secretario personal de la reina Isabel II. 

Declarado Bien de Interés Cultural en 1931, reformado y reconvertido en hotel de lujo, este castillo dispone de 25 habitaciones y amplios espacios distribuidos en una superficie de 5.000 m², en la que se incluyen diferentes construcciones anexas (un molino-vivienda, una casa con forma piramidal, varias naves de piedra y una capilla). 

Como elementos originales, destacan su exuberante Salón Real, su patio interior o su biblioteca histórica, además de las vistas que pueden admirarse desde sus torres.  

5. Casa del Virrey (Quintanar de la Orden, Toledo)

La Casa del Virrey en Quintanar de la Orden es una de las casas más emblemáticas de la provincia de Toledo. La propiedad tiene una superficie total de 1450 m², distribuidos en una Bodega/cueva en subsuelo (60 m²), una planta baja de 400 m², una segunda planta de 190 m² y un pequeño torreón cuadrado (10-15 m²) rematando el edificio en altura. 

Respecto a su distribución, esta casa palacio del XVII y de estética barroca dispone de cinco dormitorios, 2 baños, cocina, despensa, salón, sala de billar, varias galerías y corredores, un patio interior y estancias sin uso específico, aunque en buenas condiciones. 

Posiblemente, la característica más llamativa del edificio es el escudo en la fachada, que nos indica quienes fueron sus primeros propietarios: la familia de los Rada, un linaje de infanzones aragoneses procedentes de una antigua familia navarra. De ahí que el inmueble también sea conocido como Casa de los Rada o Palacete de los Rada.

6. Casa palacio de los Duques de Alba (Coria, Cáceres)

La casa palacio de los Duques de Alba de Coria es un edificio gótico-renacentista construido por la orden del Temple como un castillo fortaleza que, en el siglo XV (entre 1472 y 1478) fue remodelado por Fernando Álvarez de Toledo, primer Duque de Alba.  De hecho, antes de la concesión de esta dignidad, la familia Álvarez de Mendoza había incluido a su patrimonio el Marquesado de Coria, que es donde se encuentra esta propiedad.

Precisamente, una de las particularidades de este inmueble es su perfecta integración en el Casco Histórico-Artístico de Coria, algo que se debe a que comenzó a erigirse aprovechando parte de la estructura de la muralla romana de la ciudad. 

Otro de sus encantos es la combinación de espacios arquitectónicos distantes en tiempo y estilo. Y es que, aunque  el estilo gótico medieval es predominante en toda la construcción, los detalles renacentistas son importantes, especialmente en balcones, patios y en su precioso jardín.

La propiedad fue comprada al XV duque de Alba por el doctor Laureano García Camisón, médico de cabecera del rey Alfonso XII. Este, al morir sin descendencia, legó la propiedad a sus sobrinos y esta, de forma colateral, acabó en manos del político y escritor Rafael Sánchez Mazas, padre del novelista Rafael Sánchez Ferlosio, quien ha sido su último propietario ilustre. 

La búsqueda de una casa ideal es un proceso largo en el que puedes encontrarte con propiedades realmente llamativas como estas casas históricas en venta. A veces, este tipo de inmuebles pueden ser una gran inversión, sobre todo si quieres una vivienda realmente exclusiva y con gran valor patrimonial.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR