Cómo ahorrar energía sin pasar frío en casa este invierno

Medidas ahorro energético en el hogar
Compartir

El ahorro energético en el hogar no es una quimera. De hecho, para reducir el importe de nuestras facturas eléctricas solo debemos poner en práctica algunas medidas básicas que nos ayuden a ahorrar sin renunciar al confort.

Aún así, es importante matizar que no hay “fórmulas milagrosas para que tus electrodomésticos consuman menos energía». La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) incide en este punto y en la necesidad cambiar u optimizar nuestro sistema de calefacción y adoptar nuevos hábitos si queremos gastar menos energía en el hogar; así como contar con el certificado energético en la vivienda.

Respecto a los electrodomésticos, la consigna de la OCU y de los fabricantes también es muy clara: hay que decantarse por aquellos con clasificación energética A, A+, A++ o A+++. Estos aparatos eléctricos, considerados de alta eficiencia, consumen mucha menos energía y son más sostenibles. Y aunque comprarlos suponga un mayor desembolso económico, a largo plazo el ahorro es indiscutible. 

En el caso de radiadores, estufas, calderas, calentadores y termos eléctricos conocer esta clasificación, disponible y obligatoria a través de la Etiqueta Energética, es fundamental para ahorrar energía cuando calentamos nuestra vivienda

¿Cuánta energía consumen nuestros hogares? 

Más 20% de la energía consumida en nuestro país corresponde al gasto realizado por los hogares españoles. Según el IDAE, Instituto público Dependiente del Ministerio de Industria, de media cada vivienda consume anualmente 990€ energía. De este importe, prácticamente la mitad (alrededor del 47%) se destina al gasto en calefacción. En zonas geográficas más frías, el gasto energético para la calentar la vivienda puede alcanzar el 70%. 

Respecto a los elementos de la casa que más energía consumen, destacan la calefacción, los electrodomésticos y los sistemas de producción de agua caliente sanitaria (por este orden). Otros elementos que también determinan un mayor o menor gasto de energía en nuestros hogares son la equipación de la cocina, la iluminación y el aire acondicionado. Los electrodomésticos que más consumen son el frigorífico, el congelador y la televisión

Plan de ahorro energético en el hogar: consejos básicos

Antes de tomar determinadas medidas para el ahorro energético en el hogar es fundamental valorar qué tipo de instalación o sistema de calefacción tenemos y si se adapta realmente a lo que necesitamos. 

También es fundamental solicitar una auditoría para comprobar si las facturas que llegan son desmesuradas. A veces tenemos contratada más electricidad de la necesaria, y eso supone un desembolso económico elevado. 

La auditoría energética permite comparar tarifas entre diferentes operadores eléctricos y valorar si alguno nos ofrece tarifas por discriminación horaria que se ajusten a nuestras necesidades. El proceso es bastante sencillo: un profesional visitará tu casa, comprobará su aislamiento, las tomas de luz y hará una revisión de tus facturas. En poco tiempo recibirás soluciones prácticas que contribuirán al ahorro energético en tu hogar, por lo que la inversión en el estudio merece la pena. 

Otro consejo fundamental para el ahorro energético en el hogar es revisar el aislamiento de toda la casa. Para conseguir un consumo eficiente de energía es importante que no haya «fugas» de aire en ventanas, puertas, conductos de ventilación o extractores. Según el IDAE, hasta el 30% de las necesidades extra de calefacción de nuestros hogares se relacionan con pérdidas de calor por las ventanas. Las soluciones a veces pueden implicar invertir dinero (por ejemplo cambiar las ventanas), pero en otras ocasiones son sencillas: algo tan simple como el doble cristal reduce la pérdida de calor hasta un 50%. 

Otros consejos básicos que contribuyen al ahorro energético en el hogar son: 

Sustituye las bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo 

Las lámparas halógenas gastan 10 veces más electricidad que las bombillas LED o de bajo consumo. Su vida útil justifica que su precio sea más elevado: pueden aportarnos entre 8.000 y 10.000 horas de luz. 

Éste es un paso básico y asequible que garantiza el ahorro energético en la vivienda. 

Desenchufa los electrodomésticos cuando lo no uses 

Si alguna vez has buscado información sobre cómo ahorrar energía en tu vivienda es fácil que hayas oído hablar de los «vampiros eléctricos». Esta expresión sirve para definir la cantidad de energía que gastan algunos electrodomésticos en modo standby, es decir, apagados pero enchufados a la corriente. 

Muchos de los electrodomésticos consumen electricidad en modo espera y esto se refleja tanto en la factura (alrededor de 1 de cada 10 €), como en el medio ambiente, pues siguen emitiendo dióxido de carbono. 

Para poner fin a los vampiros eléctricos os damos dos soluciones: desenchufar los electrodomésticos cuando no se usa, o utilizar regletas con interruptores. 

Pon cortinas y alfombras 

Las cortinas y alfombras, además de ser un elemento decorativo, también son funcionales para ahorrar energía en invierno. Su utilidad para eliminar los puntos fríos puede suponer un ahorro de hasta un 25% en las facturas de calefacción. 

Baja la temperatura del calentador de agua 

Los planes de ahorro energético en el hogar siempre deben contemplar cómo ahorrar en agua caliente. De hecho, si tienes previsto sustituir tu antigua caldera, calentador o termo eléctrico, te recomendamos que busques productos eficientes. 

Los fabricantes establecen una temperatura media del a.c.s de 60 grados, y los aparatos vienen programados con ella. Sin embargo, si la bajas un poco (hasta los 40 grados), apenas lo notarás en la práctica y ahorraremos energía y dinero

No calientes la casa cuando está vacía

A todos nos gusta encontrar la casa caliente tras un largo día de trabajo. Sin embargo, para conseguir la temperatura de confort en el hogar únicamente hacen falta unos 20 minutos. Así que si dejas la calefacción encendida durante horas conseguirás un efecto parecido a nivel de calor aunque desperdicias energía y malgastas dinero

Lo ideal si pasamos la mayor parte del día fuera de casa es programar el encendido de la calefacción entre 20 y 30 minutos antes de llegar         . 

Otros consejos para el ahorro energético en el hogar sin pasar frío en casa este invierno: 

  • Mantén la temperatura de tu casa entre 19/21ºC de manera constante. Por la noche, puedes bajarla hasta los 17ºC. Piensa que cada grado extra eleva el gasto energético de tu vivienda un 7%
  • Aprovecha las horas de luz para “recibir” el calor del sol.  De esta forma también evitarás perder calor acumulado. Y recuerda que para ventilar la vivienda únicamente necesitas 10-15 minutos cada día.
  • Utiliza termostatos. Si permiten programar el encendido/apagado del sistema de calefacción, mucho mejor. De esta forma será más fácil mantener una temperatura óptima y conseguirás un ahorro energético en casa superior al 10%. 
  • Mantén tu caldera o tu sistema de calefacción en buenas condiciones haciendo las revisiones y limpiezas periódicas correspondientes (filtros, purgado de radiadores, etc.). 
  • Regula la calefacción en función de tus horarios y evita calentar aquellas habitaciones de la casa que no utilices. 

En Deplace sabemos que el ahorro energético en el hogar es una prioridad para quienes se plantean cambiar de vivienda. Recuerda que una casa en buenas condiciones, correctamente aislada y equipada pensando en la eficiencia energética no solo mejorará tu confort, sino que también tendrá un precio de mercado más alto. En cualquier caso, se trata de una buena inversión.
¿Buscas una vivienda eficiente? ¿Quieres vender tu casa? ¡Contacta con Deplace! Somos líderes en servicios inmobiliarios online.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR