Cómo es vivir en Teruel, una de la capitales más pequeñas de España

Mejores zonas para vivir en Teruel

Con una población que apenas supera los 35.000 habitantes, la ciudad del Torico es una de las capitales de provincia más pequeñas de España. A pesar de ello, vivir en Teruel es disfrutar de un municipio vivo y rebosante de historia que reúne todos los servicios para sus residentes y que se encuentra a pocos kilómetros de parajes naturales únicos. 

De hecho, Teruel es una de las provincias españolas con más localidades incluidas en la asociación Los Pueblos más Bonitos de España. La cercanía de la capital turolense con las pistas de esquí de Javalambre y Valderinares o con las comarcas del Maestrazgo, el Matarraña o la Sierra de Albarracín la convierten en un lugar idóneo para quienes buscan un lugar tranquilo para vivir, en contacto con la naturaleza y cerca de grandes ciudades como Valencia (a poco más de una hora de distancia en Autovía) y Zaragoza (aproximadamente a dos horas). 

Desde Deplace te contamos cómo es vivir en Teruel y cuáles son los mejores barrios si buscas comprar una casa en esta ciudad aragonesa. 

¿Cuáles son las mejores zonas para vivir en Teruel?

Teruel es la segunda ciudad más barata de España con un coste de la vida allí alrededor de un 47,1% inferior a la media nacional. Esto ocurre porque los precios de los alquileres, el IBI o el impuesto de circulación son más bajos que en otras ciudades españolas. 

Pero ¿es este motivo suficiente para plantearse vivir en Teruel? ¿Qué atractivos ofrece la ciudad para las familias con niños?. Y si finalmente te decides, ¿qué barrios pueden encajar mejor con tus intereses y estilo de vida?

Centro Histórico

Vivir en el centro de Teruel es vivir en un barrio de laberínticas calles empedradas. En la parte alta las calles se «desparraman» sin geometría definida, con cierto encanto. En la parte baja o plana, sus calles son rectas, más anchas y dispuestas en forma de parrilla. 

Gran parte del centro histórico de Teruel es peatonal, lo que le confiere un ambiente tranquilo que pocas capitales de provincia tienen. Actualmente en esta zona hay muchas viviendas rehabilitadas, algunas de estilo modernista, considerándose una de las mejores zonas para vivir en Teruel.  

En esta parte de la ciudad también se conservan los monumentos catalogados como Patrimonio de la Humanidad «Arquitectura mudéjar de Aragón». Entre ellos destacan la Catedral de Santa María, la Torre y la Iglesia de San Pedro, la Torre y la Iglesia de San Martín, y la Torre y la Iglesia del Salvador. 

Si apuestas por vivir en Teruel centro lo harás en el epicentro turístico y cultural de la ciudad, con multitud de comercios y restaurantes; muchos de ellos temáticos y orientados a la promoción de otro de sus monumentos más visitados: el Mausoleo de los Amantes. 

El Ensanche 

El Ensanche es el barrio más poblado y se considera una de las mejores zonas para vivir en Teruel. Ubicado al otro lado del centro histórico, al Ensanche se accede por un viaducto y supuso la primera gran ampliación de la ciudad. En este barrio se encuentran actualmente infraestructuras como la sede de la Policia Local, el Hospital Provincial y varios colegios. 

El Ensanche es una buena zona para vivir en Teruel. La oferta de pisos es elevada y cada vez se abren más comercios. El barrio ha aumentado su población en los últimos años gracias a un nuevo plan de urbanización y a la construcción de nuevas viviendas, un hecho que ha provocado que  muchas parejas jóvenes se trasladen a esta parte de la ciudad. 

Barrio de San León

El barrio de San León es uno de los más populares de Teruel. Situado en la parte baja, cerca de la carretera de Alcañiz y al norte del Acueducto, su ubicación cerca del Campus Universitario, de las pistas de Atletismo, de la sede de la UNED, del Conservatorio de Música o del Colegio Las Viñas lo han convertido en una zona perfecta para los estudiantes que se trasladan a la capital para formarse

En la arquitectura de esta zona se alternan casas de dos plantas y grandes bloques de pisos de nueva construcción, muchos de ellos de alquiler. En San León hay varios supermercados y una gran cantidad de bares y restaurantes que ayudan a mantener vivo el espíritu de un barrio que conserva sus propias fiestas, muy concurridas y que se celebran en septiembre. 

¿Dónde vivir en Teruel con niños? 

Teruel es una ciudad tranquila, cómoda para moverse (andando, en bici o en transporte público) y con varios colegios públicos y privados. Prácticamente todos los barrios son una buena opción para vivir en Teruel con niños, aunque es importante que elijas una zona que se adapte a tu estilo de vida y a las preferencias de tu familia. Esta es nuestra recomendación: 

La Fuenfresca

El barrio de la Fuenfresca es una de las mejores opciones para vivir en Teruel con niños. Nacido  hace alrededor de tres décadas (las primeras viviendas unifamiliares de la zona se construyeron en 1989) a dos kilómetros al sur del casco histórico, actualmente el barrio está compuesto por casas y pisos, aunque lo más demandado son los adosados, las casas unifamiliares y los chalets

La población de La Fuenfresca se ha multiplicado notablemente en estos treinta años (de 100 vecinos a alrededor de 6.000). Muchos de sus residentes destacan las ventajas de vivir en un zona que, pese a estar en una ciudad, sigue siendo tranquila e ideal para quienes gustan de pasear entre árboles (uno de los parques más importantes de Teruel está en este barrio), y para las familias con mascotas. 

El barrio de La Fuenfresca se encuentra muy cerca del Pabellón Deportivo Los Planos, sede del Club Voleibol Teruel, y también de Dinópolis, un parque temático dedicado a los dinosaurios. Este parque incluye un interesante «Circuito Jurásico», un museo con fósiles, sala de cine en 3D y un meteorito.  Otro de los motivos para visitar o vivir en Teruel con niños. 

¿Cómo es vivir en Teruel?

Teruel es una ciudad que se reinventa constantemente. En los últimos años ha hecho de los servicios y el turismo cultural su principal motor económico, por lo que en ella encontrarás comercios y una amplia oferta de hostelería y restauración situada, fundamentalmente, en la zona del centro (entorno al Óvalo, la Glorieta y los Viaductos). 

Esto hace que vivir en Teruel no solo sea práctico, sino también atractivo gracias a la vida estudiantil y a las numerosas actividades y fiestas que se celebran en toda la ciudad, casi todas de carácter popular. Entre ellas destacan las Bodas de Isabel (que se celebran en febrero y que cuelgan el cartel de «ocupado» en toda la ciudad), la Semana Santa (impregnada por el ruido de tambores y bombos) y las Fiestas del Ángel y la Vaquilla. 

A nivel arquitectónico, Teruel es la capital del Mudéjar y es el ejemplo más representativo de este estilo artístico en Aragón y en España. Tal es así que el mudéjar turolense fue reconocido en 1986 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. 

Otro de los grandes atractivos de Teruel es la leyenda de sus Amantes, Isabel de Segura y Diego de Marcilla. Precisamente uno de los monumentos turolenses más visitados es el Panteón de los Amantes, construido en el siglo por Juan de Ávalos y situado en una capilla cercana a la Iglesia de San Pedro. El mausoleo tiene las esculturas de los amantes tendidos, uno al lado del otro. Por supuesto, quien visita Teruel también debe fotografiarse en la fuente del Torico, en el centro de la ciudad. 

Para terminar, vivir en Teruel es disfrutar de rica gastronomía en la destacan platos como el ternasco, el Jamón con Denominación de Origen, las migas, las sollapas o los “Suspiros de Amante”, emblema de la repostería de la ciudad. 
¿Te trasladas a vivir a Teruel con tu familia y buscas un piso o una casa? Consúltanos. Encontraremos la vivienda que mejor encaje contigo.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR