Cómo pedir hipoteca sin ahorros y estrenar vivienda nueva

Cómo pedir hipoteca sin ahorros

Firmar una hipoteca es una de las grandes operaciones financieras que vamos a tener que realizar en nuestra vida. En su inmensa mayoría de veces, la firma de una hipoteca se traduce en una buena cantidad de años comprometidos a pagar una determinada cuota de carácter mensual. Ante esta situación, resulta de vital importancia realizar un análisis previo sobre cuál es nuestra situación, cuál es la situación del mercado y qué es exactamente lo que nos podemos permitir. Pedir una hipoteca sin ahorros es una realidad cada vez más habitual.

Uno de los grandes hándicaps a los que nos debemos de enfrentar a la hora de pedir hipoteca es a lo relacionado con la necesidad de tener unos ahorros que podamos dar como entrada del piso. Es una de las eternas preguntas, cuánto tener ahorrado para pedir una hipoteca. Sin embargo, no siempre podemos disponer de esos ahorros o, en caso de tenerlos, puede que no estemos interesados en descapitalizarnos para poder alcanzar la compra de un piso.

Si te sientes identificado con esta situación, no te preocupes, pese a que mucha gente lo desconoce, se puede pedir una hipoteca sin ahorros. ¿Quieres saber cómo puedes pedir hipoteca sin ahorros? Adelante, sigue leyendo, ¡desde Deplace te explicamos cómo conseguir el piso de tus sueños!

Pedir hipoteca sin ahorros, una solución cada vez más real

Que la crisis económica ha tenido importantes consecuencias en nuestros bolsillos no es ningún secreto. Sin embargo, también es cierto que no ha afectado a todos los sectores por igual. Especialmente los más jóvenes, los que al comienzo de la crisis esperaban incorporarse al mercado laboral, el resultado ha sido la nula capacidad de ahorro con la que se han encontrado.

Los primeros años de nuestra etapa laboral han sido, desde siempre, uno de los momentos en los que mayor capacidad de ahorro hemos tenido todas las personas. Ese tiempo que transcurre entre que vivimos con nuestros padres y que estamos cobrando una nómina, es uno de los más fructíferos para comenzar a tener un buen colchón. Y es precisamente ese colchón el que, en la mayor parte de los casos, se utilizaba a posteriori para la entrada de un piso.

Sin embargo, esta situación ha cambiado de manera radical en los últimos años. Actualmente, los jóvenes que rondan los 30 años de edad se han visto con una incorporación tardía al mercado laboral. Lo que se ha traducido en una capacidad de ahorro prácticamente inexistente. Como consecuencia, en primer lugar, a sus condiciones laborales. Y, en segundo lugar, a poder permanecer menos tiempo en casa de sus padres.

Esto ha propiciado que los bancos se hayan dado cuenta que, ante esta perspectiva, es inevitable alcanzar soluciones que les permitan a los más jóvenes conseguir acceder una vivienda.

Consejos a la hora de pedir hipoteca sin ahorros

La solicitud de una hipoteca para una persona sin ahorros cambia ligeramente con respecto al método tradicional. En el caso de no disponer de liquidez suficiente para afrontar el proceso tradicional de la compra de una vivienda, te enseñamos las opciones que existen para poder pedir hipoteca sin ahorros.

¿Cuánto dinero ahorrado tienes?

Puede darse la situación de que no tengas todo el dinero ahorrado que te haría falta para poder pedir una hipoteca. Sin embargo, si dispones de una cantidad algo menor, es posible que puedas negociar con el banco alguna solución para que, con el efectivo que tienes, aún siendo menor que el 20% que suelen pedir, puedas poder firmar la hipoteca que deseas.

En este tipo de escenario, en muchos casos se puede llegar a negociar el importe total de la hipoteca o incluso, los años a devolver la misma. Si eres capaz de negociar con tu banco, tendrás muchas más opciones de pedir hipoteca sin ahorros.

Viviendas de los bancos, una novedosa solución

Pese a que la normativa respecto a la concesión de hipotecas no cambia, cuando se trata de adquirir un piso que el banco tiene en propiedad el escenario cambia de manera radical.


Los años de crisis económica se han saldado con un importante número de casos en los que bancos han tenido que ejecutar una gran cantidad de cláusulas hipotecarias. Esto es debido a que hubieron muchas familias que, con la pérdida de su trabajo, vieron como los bancos se hacían con la posesión de su hogar a consecuencia de no poder hacer frente a los pagos previstos.

Ante esta situación, fueron muchas las entidades que se vieron con una gran cartera de pisos en su haber que, actualmente, todavía están mirando cómo darles salida. En esta situación, son muchos los jóvenes que se han visto sorprendidos por el interés del banco a la hora de deshacerse de estos pisos, aún sin tener el dinero necesario para dar de entrada en estos inmuebles.

Durante los años de crisis los bancos han tenido auténticos chollos en su haber, de los que se ha aprovechado la gente que en ese momento tenía el efectivo suficiente como para afrontar el pago en cuestión. Sin embargo, todavía queda una oferta más que suficiente para cubrir con todo tipo de necesidades para pedir hipoteca sin ahorros y alcanzar el piso que estás buscando.

Alquiler con opción a compra

Los alquileres con opción a compra han logrado posicionarse en los últimos años como una de las vías más inteligentes a la hora de comprar un piso. Sus ventajas, pese a ser desconocidas, son múltiples. Y es que nos encontramos ante una de las formas más eficientes mientras seguimos ahorrando nuestro dinero antes de decantarnos por la compra.

La renta mensual que comencemos a destinar a este tipo de producto se descuenta del precio final de la vivienda, por lo que es una de las maneras de asegurarnos un piso en propiedad mientras conseguimos acumular el dinero necesario para afrontar el pago del piso.

Como hemos podido comprobar, pedir hipoteca sin ahorros es una solución que, con el tiempo, se ha hecho más popular. Por el contexto que nos ha tocado vivir en los últimos años, cada vez son más las personas y las familias que quieren acceder a la compra de un piso pero que no han tenido las oportunidades necesarias para ahorrar el mínimo necesario para hacerlo.

Sin embargo, lejos de desesperarse, conviene saber que hay opciones en el mercado para poder pedir hipoteca sin ahorros. Pese a que la forma de llegar a ella puede resultar algo más complicada que mediante la solicitud de una hipoteca tradicional, es una de las soluciones más populares que podemos encontrar en la actualidad.

Si estás pensando en pedir una hipoteca, pero no cuentas con los ahorros necesarios, no te preocupes, ya has podido comprobar cómo es posible pedir una hipoteca sin ahorros. Solamente queda encontrar cuál es la mejor forma que se ajusta a las necesidades de cada persona.

[contact-form-7 id=»5610″ title=»Hipotecas Coinc»]

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR