Cómo revalorizar un piso: 3 trucos que deberías saber

cómo revalorizar un piso

Cuando nos planteamos alquilar o vender una vivienda, es habitual que queramos sacar la máxima rentabilidad. Para conseguirlo, tenemos que conseguir que el piso esté en buenas condiciones y que se ajuste al precio del mercado actual. También es imprescindible realizar algunos cambios para aumentar su valor. 

¡Es por ello por lo que en las siguientes líneas de damos las claves sobre cómo revalorizar un piso! Sigue leyendo.

¿Cuánto se revaloriza un piso reformado? 

Según algunos expertos, una vivienda en mal estado puede perder hasta el 25% de su valor. Por el contrario, una reforma integral puede revalorizar un piso entre un 15% y un 25%. Si hacemos cambios que no impliquen grandes reformas, este porcentaje de beneficio será inferior, pero siempre al alza. 

En el caso de reformar una casa para alquilarla o venderla, la inversión será elevada (como media, entre 6.000 € y 50.000 €, dependiendo de los cambios que queramos hacer). Sin embargo, merece la pena: al fin y al cabo, los compradores o arrendadores no solo valoran la zona y la ubicación de una vivienda, sino también las condiciones y el estado del que será su futuro hogar. 

Por otra parte, el buen estado de un inmueble agilizará los tiempos de alquiler o de venta, minimizándolos. Esto es algo que, a corto plazo, supone un importante ahorro económico. 

Reformas, mejora de la eficiencia energética e instalación de sistemas domóticos para revalorizar tu vivienda 

Realizar reformas: esta es la clave si te preguntas cómo revalorizar tu piso con todas las garantías. 

El dinero a invertir dependerá de varios factores y será diferente en cada caso.

Si la vivienda se encuentra en buenas condiciones, con una mano de pintura y una revisión de la grifería, la carpintería o la cerrajería puede ser suficiente. 

En pisos más antiguos, puede ser interesante reformar baños, cocina o suelos, tres de los aspectos que definen el valor de una vivienda en el mercado. 

Por otra parte, en pisos que no utilizamos o que llevan mucho tiempo cerrados y que mantienen su distribución original, tendremos que valorar la posibilidad de hacer una pequeña obra para adaptar el inmueble a las necesidades y a los gustos de los compradores actuales.  

Respecto a las mejoras energéticas que te ayudarán a revalorizar tu piso, el aislamiento es una de las más importantes, ya que se relaciona con un menor consumo en climatización y con menos pérdidas de energía. 

La primera solución para mejorar el aislamiento de un piso antiguo es cambiar las ventanas, instalando modelos con rotura de puente térmico para evitar que la casa sea excesivamente fría o calurosa según la época del año.

De la misma forma, en las viviendas más antiguas, tendremos que realizar una revisión en profundidad de la instalación eléctrica para corroborar que se ajusta a la normativa actual y así evitar problemas como cortocircuitos, incendios, etc.

En viviendas más nuevas, una de las claves sobre cómo revalorizar tu piso es apostar por una iluminación LED

Los sistemas que funcionan con energía solar o con otras energías renovables (aerotermia, estufas de pellets, etc.) también son una garantía para aumentar el valor de una vivienda. 

La última clave para revalorizar una vivienda en el mercado es instalar sistemas domóticos. O lo que es lo mismo, convertir el piso en un hogar «inteligente». 

Este es un buen reclamo para los compradores, y en los últimos tiempos se ha convertido en uno de los aspectos que más aumentan el precio de una vivienda. 

Algunos de los pasos para convertir tu antiguo piso en una vivienda domótica son:

  • Instalar persianas eléctricas. 
  • Añadir termostatos inteligentes a los electrodomésticos. 
  • Implementar sistemas inalámbricos de seguridad. 
  • Introducir sistemas de control de acceso. 
  • Disponer de sistemas de seguridad contra incendios, inundaciones o fugas de gas. 
  • Comprar electrodomésticos inteligentes. 

5 reformas para aumentar el valor de un piso 

La funcionalidad es clave en la vivienda. También es una de las cualidades que más puede revalorizar un piso, por encima incluso del espacio. De hecho, podemos tener una casa muy grande, pero si su distribución no se ajusta a nuestro modo de vida o tiene muchos espacios inútiles o recovecos, lo más seguro es que muchos compradores no la valoren como una alternativa de inversión o de alquiler. 

Si queremos hacer una reforma con el objetivo de revalorizar un piso, las principales acciones que debemos acometer son: 

Cocina

Las cocinas recién reformadas y con buenos electrodomésticos son uno de los reclamos de los compradores, y también son la mejor forma de aumentar el valor de nuestra vivienda. Los armarios, puertas o encimeras de calidad son especialmente valoradas por quienes quieren cambiar de casa.

Así, si la cocina es muy pequeña, podemos optar por abrirla al salón, generando mayor sensación de luz y de espacio. Y en pisos con un único baño, podemos plantearnos la opción de construir un aseo extra. 

Baño

El baño es otra de las estancias más susceptibles a las reformas, especialmente si nuestro objetivo es mejorar la imagen de nuestra casa. 

Según los expertos, las casas con baños reformados pueden aumentar un 5% su valor en el mercado. 

Si el lavabo, bidé y váter son antiguos, conviene cambiarlos antes de poner tu piso en venta o en alquiler. 

Sustituir la bañera por una ducha es una decisión llena de ventajas para revalorizar una vivienda, ya que facilita la accesibilidad y el ahorro de agua. 

Habitaciones

Muchas veces, las habitaciones de un piso no requieren grandes reformas, y únicamente es necesario pintar o cambiar el suelo. La decoración aquí juega un papel importante, por eso te recomendamos elegir colores neutros tanto para suelos como para paredes. En todo caso, ten en cuenta que las habitaciones exteriores siempre son mejor valoradas.

De la misma forma, los armarios empotrados pueden ser un “plus” revalorizar nuestra vivienda. 

Salón

Al igual que ocurre con las habitaciones, el salón de una casa tiene menos necesidad de reformas a lo largo de su vida. 

Aun así, siempre podemos hacer algunas modificaciones para mejorarlo, como pintar, cambiar el suelo, los muebles o las ventanas. 

Las cortinas, muebles y persianas del comedor son otros aspectos a tener en cuenta cuando valoramos el estado de la vivienda, por eso conviene que estén en buenas condiciones. 

Mantenimiento general

El mantenimiento es fundamental para aumentar el valor de una propiedad inmobiliaria en el mercado. Con mantenimiento general de un piso nos referimos a cuestiones como el buen estado del suelo o las paredes, pero también al estado de los electrodomésticos (por ejemplo, la calefacción el calentador o el aire acondicionado), las griferías, las tuberías, la instalación eléctrica, etc.

¿Estás pensando en vender tu casa? En DEPLACE somos expertos en el sector inmobiliario y sabemos cómo revalorizar un piso para sacarle el máximo partido. Si tienes dudas, llámanos. Trabajamos con inmuebles en toda España.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR