Cómo vender una casa sin terminar

¿Puedo vender mi casa sin haber terminado de pagarla?
Compartir

Las oportunidades para vender inmuebles se presentan en los momentos menos esperados. Y aunque es poco habitual, si pones tu casa en venta puedes recibir ofertas incluso cuando la vivienda está en obras o antes de estar totalmente acabada.

En estos casos, la compraventa se realiza en unas condiciones especiales y su precio puede ser «a la baja». Pero si quieres vender por un motivo económico o personal y surge una ocasión interesante, aprovecharla puede ser una buena elección.

Por otra parte, si decides vender una casa sin terminar porque quieres deshacerte de la propiedad con urgencia, tenemos que decirte que el proceso no es sencillo y que el tiempo de la venta puede alargarse algunos meses. Además, durante este tipo de operaciones pueden surgir problemas o contratiempos, ya que los compradores deben valorar muchos aspectos, entre ellos el estado de la obra para asegurar que, una vez terminada, obtendrán los permisos de habitabilidad sin problema.

Como expertos en el sector inmobiliario, desde Deplace te aconsejamos asesorarte por profesionales para cerrar cualquier compraventa con todas las garantías, especialmente si quieres comprar o vender una casa sin terminar.

¿Por qué vender una casa sin terminar?

Vender una casa sin terminar es más común de lo que pensamos, sobre todo en épocas de crisis económica.

Esta decisión también es común en familias o en parejas que compran un piso sobre plano o que apuestan por la autopromoción pero que, durante la ejecución del proyecto, deben trasladarse de ciudad o de barrio, sobre todo por motivos de trabajo, por lo que venden su casa en obras para poder adquirir otra.

En esta misma situación pueden encontrarse promotores y particulares que ven la ocasión de comprar un terreno y construir como inversión para, pasado un tiempo, vender la propiedad.

3 Consejos básicos para vender una casa que todavía está en obras

Los pasos para vender una vivienda sin terminar son los mismos que si quieres vender una vivienda terminada. Obviamente, una casa totalmente acabada tiene más potencial, pero si eliges un buen momento y la situación del mercado inmobiliario te acompaña, también tienes muchas opciones de vender.

En cualquier caso, si tu intención es vender una casa sin terminar, es importante que te asesores y que sigas algunos consejos prácticos para encontrar un comprador en el menor tiempo posible.

Apuesta por el orden

Las obras son visualmente caóticas, sobre todo cuando trabajan varios gremios a la vez (albañiles, fontaneros, carpinteros, escayolistas, etc.) con sus herramientas y materiales. Si tienes que hacer fotos de la vivienda o si quieres organizar una visita, lo ideal es que lo hagas cuando los profesionales no están trabajando y cuando todo el material esté recogido.

Pídele al jefe de obra que te acompañe durante la visita

Una de las ventajas de vender una casa sin terminar es que puedes pedir al jefe de obra o al arquitecto que se la enseñe a sus futuros propietarios y les explique todas las propiedades y posibilidades del inmueble, el tipo de materiales que se están utilizando o los acabados, así como la duración de las obras o la fecha aproximada de finalización. 

En estos casos, puede ser conveniente trazar «un planning» para saber cómo avanza la obra e informar a los posibles compradores sobre ello.

Recopila toda la información 

Al igual que ocurre con cualquier otra compraventa, si quieres vender una casa que está sin terminar tendrás que recopilar toda la información relativa al proyecto y ponerla a disposición de la parte compradora

Algunos de los documentos necesarios son la Inscripción en el Registro Mercantil, el plano de la vivienda, los datos sobre la superficie útil, la memoria de calidades, la Inscripción en el Registro de la Propiedad o los datos relativos al precio total de la vivienda.

¿Quieres comprar una casa sin terminar o sobre plano? 

Estos son los pasos que debes seguir: 

Al igual que ocurre cuando compramos una casa sobre plano, si queremos adquirir una casa sin terminar debemos tomar algunas precauciones. En ambos casos, tanto si está en proceso de obra como si está sobre plano, podemos comprar la vivienda a un promotor/constructor o a un particular.

Si quieres comprar una vivienda en obras o sobre plano es fundamental que, antes de iniciar cualquier trámite, investigues a la entidad, empresa o persona que vende la casa y que compruebes que el terreno y el proyecto es suyo. Hacerlo es sencillo: únicamente debes solicitar la información en el Registro de la Propiedad.

También te aconsejamos que, en los dos supuestos, revises las cláusulas del contrato de compraventa y solicites al propietario todos los datos relativos a la vivienda (descripción detallada, planos, informes técnicos y geológicos, NIF para hacer las comprobaciones oportunas en el Registro Mercantil, fecha de entrega de llaves, etc.).

Si la casa que quieres comprar está en obras, la parte vendedora tuvo que solicitar en su momento una licencia de obras. Este documento garantiza que el proyecto se ajusta a la normativa y que cumple con las ordenanzas municipales. Hacer esta comprobación es fundamental para que la obra pueda seguir su curso.

Si deseas comprar una casa sobre plano, también debes preguntar al promotor o constructor si tiene la licencia correspondiente.

Por otra parte, puede dar la impresión de que tanto las casas en obras como las viviendas sobre plano admiten todo tipo de cambios y personalizaciones. Sin embargo, cualquier modificación debe ajustarse al proyecto visado por el Arquitecto y por el Ayuntamiento.

¿Cuándo podré inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad?

Una vez finalizada la obra, el arquitecto municipal comprobará que la obra se ha realizado según lo estipulado en el proyecto. Si todo es correcto, obtendrás el Certificado Final de obra, el documento que te permitirá inscribir tu vivienda en el Registro de la Propiedad.

Tanto este certificado como la referencia catastral del inmueble son necesarios para obtener la Licencia de Primera Ocupación y para dar de alta suministros básicos como la luz, el gas, el agua o los servicios de telecomunicaciones (Internet, teléfono, etc.).

¿Puedo vender mi casa sin haber terminado de pagarla? 

Sí. En nuestro blog encontrarás información útil y completa sobre cómo vender una casa o un piso que todavía estás pagando. Las opciones que tienes en este caso son tres:

  • Liquidar completamente la hipoteca con la venta del inmueble.
  • Subrogar la hipoteca y ofrecer la venta a un precio asequible al comprador.
  • Solicitar a tu banco una hipoteca puente. 

Comprobar la licencia de obras (para ver si está caducada o si todavía es válida) y toda la  documentación, consultar con un arquitecto o aparejador para que nos indique el estado de las obras y contratar a un profesional para que revise las instalaciones (tanto las incompletas como las que están acabadas) son tres de los primeros pasos que debes dar si quieres comprar una casa sin terminar. 

Si deseas más información sobre la compraventa de pisos y casas en tu ciudad o si buscas una oportunidad de inversión, contacta con nosotros. Somos tu inmobiliaria online de confianza. 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR