Comprar o alquilar piso, ¿cuál es la mejor opción?

Qué es mejor, ¿alquilar o comprar un piso?

En la gran mayoría de los casos, el factor económico que más peso suele tener a la hora de decidir entre comprar o alquilar piso es la capacidad de endeudamiento y de pago  que tenemos (tasa de esfuerzo económico que, por crédito responsable, no debería exceder del 35% de nuestros ingresos).

No se trata solamente de calcular la cuota de la hipoteca. La compra necesita una buena cantidad de dinero líquido (ahorro consolidado como aportación). Por ello, la decisión entre comprar o alquilar piso es, en gran parte, una decisión económica que implica diferentes escenarios y estrategias de ahorro/inversión a analizar (aunque también puedes elegir un piso con opción a compra).

Para la compra, los gastos totales de la operación a raíz de la nueva Ley Hipotecaria son solo los de compraventa puesto que los de la constitución de la hipoteca los asum el banco. Varían según la comunidad autónoma pero se pueden estimar, de media, alrededor del 10% del importe financiado. Es decir, por cada 100.000€ tendría que desembolsar unos 10.000€ en gastos no recuperables. Es allí cuando entra en la ecuación la posibilidad de vivir arrendado.

¿Qué es mejor alquilar o comprar? En este artículo de Deplace te desgranamos las diferentes posibilidades para que decidas si comprar o alquilar un piso.

Ventajas de alquilar un piso

Vive donde en verdad te plazca. Si tienes los medios podrás vivir en el lugar que te gusta, aunque no tengas la solvencia (no dispongas del ahorro necesario) para comprarlo. Es decir, puedes hacer vida en una excelente vivienda, con las comodidades que buscas, sin necesidad hacer una gran inversión. Esto gastando mensualmente el mismo importe que pagarías con la cuota de la hipoteca.

Aún así las ventajas del alquiler son:

  • Te permite adaptar tus finanzas. Al vivir en alquiler, puedes controlar mejor tu dinero y manejar más fácilmente tu presupuesto.
  • Puedes cambiar de opinión. Si al vivir en el piso, finalmente no resulta de tu gusto, puede cambiar de vivienda sin tanto problema. Tienes más libertad de cambiar de residencia por razones laborales o familiares.
  • Menos trámites. Al arrendar un inmueble se requiere muchos menos papeleo que cuando se  compra. Con un simple contrato de arrendamiento y la fianza será suficiente.
  • Sin impuesto. El inquilino, al adquirir el derecho de usar la vivienda por un periodo determinado de tiempo, solo pagará la fianza. Ningún tipo de impuesto correrá a su cargo

Los dueños de inmuebles son los responsables de pagar cada año los impuestos correspondientes a las viviendas de su propiedad.

  • No gastas en mantenimiento. Los gastos mayores para resolución de daños estructurales que se presenten en la vivienda o de algo que deje de funcionar corren a cargo del dueño de la propiedad.

Desventajas de alquilar un piso

  • Tienes una relación obligada con el casero. Frecuentemente se negocian aspectos como gastos de suministros y reparaciones menores.
  • Movilidad forzada. Una vez finalizado el tiempo de contrato firmado y las prórrogas obligatorias, si el propietario decide dejar de alquilarte la vivienda, quieras o no, debes abandonar el piso y buscar otro.
  • Aumentos del precio del alquiler. El precio de alquiler se ajusta anualmente en función del IPC y está sujeto a la volatilidad y posibles especulaciones sobre el precio del alquiler.
  • Necesidad de permiso del propietario. Necesitarás permiso para pintar o hacer cualquier reforma en el inmueble. Si inviertes dinero en mejoras del piso, este no te lo reembolsará.
  • La vivienda nunca llegará a ser tuya. Aunque haga muchos años que estás viviendo en el piso y pagando alquiler, este nunca será tuyo. Piensa que estarás dándole dinero a otra persona.

Ventajas de comprar piso

  • Revalorización y capitalización de tu inversión. Es buena inversión a largo plazo. La tendencia del mercado es al alza. Si el piso es de segunda mano y está bien ubicado, inmediatamente después de la reforma, la vivienda se habrá revalorizado. Cada vez hay más empresas dedicadas a la compraventa de viviendas viejas y reformadas.
  • Aumento del patrimonio. Al terminar de pagar tu piso, después de 20 años -por ejemplo-, lo podrás utilizar para financiar tu jubilación u otro gasto importante. Dispondrás de la seguridad de poseer un bien del cual disfrutar por un tiempo indefinido.
  • Variedad de ofertas, diversidad de ubicaciones. Los desarrollos  de viviendas nuevas suelen estar localizadas en zonas más alejadas y en urbanizaciones que ofrecen facilidades como zonas comunes, piscina. Por otro lado, las viviendas de segunda mano pueden contar con ubicación céntrica, mejores servicios y mejor transporte público.
  • Adaptable a tu gusto. Al adquirir una casa de segunda mano, la reforma te brinda la posibilidad de adaptarla a tu gusto y necesidades personales y/o familiares. Podrás hacer una rehabilitación con fines eficientes, mediante el empleo de materiales aislantes y sostenibles, lo que garantiza sostenibilidad y eficiencia energética. Además puedes ampliar o renovar la casa cuando lo consideres necesario.
  • Un bien hereditario. Disponer de un bien inmueble hereditario por el que los hijos pueden disponer de él o venderlo en el futuro.

Desventajas de comprar un piso

  • El endeudamiento y los vaivenes del mercado. Requiere disponer de una suma de dinero importante para invertir. En caso de impago de las cuotas de la hipoteca acarrearía problemas con el banco, que pueden llegar a la pérdida de la propiedad. El aumento de los índices de referencia de los créditos hipotecarios impacta en la subida de los tipos de interés variables. Se estima que alrededor del 30% de los nuevos deudores hipotecarios no tienen claro cómo le afectarían esta variabilidad. Se cree que un tercio de los españoles que han formalizado una hipoteca, en los últimos dos años, no podría afrontar una subida de los tipos de interés en sus préstamos. Este hecho pudiera relacionarse al auge que actualmente tienen las hipotecas a tipo de interés fijo.
  • Gastos asociados a la compra y el mantenimiento. Además de las cuotas de la hipoteca, la compra genera una serie de obligaciones que ni se recuperan ni aportan ventaja fiscal alguna. Este es el caso de seguros de hogar, impuestos varios, mantenimiento y gastos de comunidad.
  • Costes de remodelación. Es importante determinar cuánto dinero podrás invertir. Lo que puedes ahorrar en la compra de un piso usado, puede verse superado por la cantidad de remodelaciones que necesite el inmueble.
  • Cargas sobre la propiedad. Conocer el estado legal del inmueble es imprescindible antes de comprar una propiedad de segunda mano. Se verifica en el registro de la propiedad.
  • Riesgo de estafas. La compraventa entre particulares siempre conlleva este riesgo. Es sensato recurrir a la asesoría de expertos, que te ofrecemos en Deplace, para evitar futuros problemas.

Alquilar vs. Comprar: por qué opción decantarse

Con todos estos aspectos mencionados, debemos hacer un balance sobre qué es lo más conveniente: si alquilar o comprar un piso. 

Al enfrentar la decisión de comprar o alquilar, inclínate a pensar en ajustarse a tus posibilidades y a cubrir tus necesidades para tu estilo de vida.

Un alquiler puede ser una buena opción si buscamos una vivienda a corto plazo, pero si lo que buscas es una vivienda para vivir, la mejor opción sin duda es la compra. Tener tu propia vivienda hará que dispongas de algo tuyo, que te pertenece. Y si en futuro te cansas de ella siempre puedes venderla, es una inversión a largo plazo. Si tus circunstancias cambian siempre podrás venderla, alquilarla o utilizarla como garantía para afrontar los nuevos retos

Capitalizar el dinero con un inmueble

Capitalizar el dinero siempre será una buena opción. Piensa que con la compra estás invirtiendo en un bien inmueble. Con el alquiler estás beneficiando a otro particular. 

Además, comprar una vivienda es invertir en un producto que no se devalúa lo que hará que tu capital inicial se revalorice y aumento su plusvalía. Esto se debe a diversos factores:

  • El ritmo de la demanda de viviendas es mayor al de la construcción de viviendas nuevas lo que hace que las propiedades construidas tengan un valor mayor.
  • Los precios de las viviendas suelen aumentar entre un 5-7% anualmente.
  • El valor de las viviendas se ve revalorizado cuando se producen períodos de inflación.

En resumen, se puede decir que si se adquiere hoy un inmueble por una cantidad de dinero seguramente dentro de 10 años está valga el doble.

Si tienes dudas tanto como arrendatario como comprador, puede contar con la tranquilidad de contar con el respaldo del conocimiento de expertos que te brindamos en Deplace. 

Puede que estés interesado en comprar una vivienda nueva, pero todavía no te hayas decidido a hacerlo. Si lo que te preocupa es no conocer de tu capacidad económica para hacer frente a una compra así, podemos ayudarte. 

Si deseas conocer cuál es la mejor estrategia de ahorro/inversión a largo plazo (hipoteca) ,o simplemente quieres saber que casa te podrías comprar con lo que pagas de alquiler y el ahorro consolidado que tienes, en Deplace te hacemos un estudio de viabilidad y te planteamos los mejores escenarios para que puedas tomar la decisión con toda la información del mercado hipotecario.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR