¿Qué tener en cuenta antes de comprar una casa con piscina?

comprar casa con piscina

Después de la pandemia, las terrazas, los patios y las zonas exteriores de las casas han tomado un protagonismo absoluto. Algunas personas, incluso han convertido estos elementos en una prioridad a la hora de comprar una casa. Y ahora que llega el verano, también son más los clientes de Deplace que nos consultan sobre la posibilidad de adquirir un chalet o una segunda residencia con piscina privada

A priori, merece la pena: aumentarás notablemente el confort de tu familia, además de su salud y su calidad de vida, ya que podrás respirar aire puro sin necesidad de salir a la calle u oír grandes bullicios, pues estas propiedades suelen estar ubicadas en urbanizaciones privadas o aisladas del centro de pueblos y ciudades. 

Sin embargo, comprar una casa con piscina también puede tener algunos contras. Para empezar, sus gastos de mantenimiento suelen ser elevados, ya que los expertos recomiendan limpiar semanalmente la piscina cuando esté en uso, es decir, durante el verano. Este mantenimiento también implica gastos en agua, en depuradora, en electricidad, en pintura, en productos químicos, etc. 

Si estás pensando en comprar una casa con piscina, debes tener estos y otros aspectos en cuenta. La inversión económica es importante y puede incrementarse en función del tamaño y de las características de la propiedad. Por todo esto, conviene que hagas balance antes de «lanzarte a la piscina». 

Casa con piscina: ¿compra de vivienda habitual o segunda residencia?

Posiblemente, esta es una de las claves para los que tienen dudas sobre comprar una casa con piscina: no es lo mismo comprar un chalet o una casa con piscina para vivir en ella, que para ir de vacaciones o pasar los fines de semana, o como inversión para alquilar, ya que tu percepción sobre ella y tu presupuesto cambiará considerablemente.

Este dato también es fundamental para confirmar si puedes permitirte todos los gastos extra que genera una piscina. Ten en cuenta que si los gastos de una casa en una vivienda habitual son altos, tener una segunda residencia puede llegar a duplicarlos. 

Una vez tomada la decisión de comprar una casa con piscina, conviene que tengas claro el tipo de propiedad que quieres adquirir (casa unifamiliar, casa independiente, casa de campo, piso con piscina comunitaria, etc.). En este sentido, puedes diferenciar entre piscina privada o comunitaria: en el primer caso, tendrás que soportar todos los gastos de mantenimiento; en el segundo, tanto estos como las revisiones anuales y las averías que puedan surgir serán asumidas por todos los miembros de la comunidad y serán más asumibles.

Piscina Indoor vs. Piscina Outdoor

Si estás planteándote comprar una casa con piscina, esta cuestión también es importante.

Las piscinas «indoor” o piscinas cubiertas son aquellas que no están al aire libre, sino en el interior de la propiedad, bien sea en una zona comunitaria o dentro del terreno de una casa. 

Este tipo de piscinas suelen aumentar el coste global de la vivienda, ya que requieren la instalación del cerramiento, así como diferentes medidas de seguridad. 

Sin embargo, también podemos sacarles más partido: algunas son climatizadas y, al estar protegidas de las inclemencias meteorológicas, podemos utilizarlas durante gran parte del año

Además, se ensucian menos y no es necesario limpiarlas con tanta frecuencia. 

Las piscinas «outdoor», por su parte, son las más clásicas. Podemos encontrarlas en jardines y exteriores de casas rurales, y suelen ser el centro de la actividad durante el verano. 

Su principal desventaja es su mantenimiento, un trabajo continuo que requiere mucho esfuerzo y dedicación. 

Otro de los contras de las casas con piscina exterior es la seguridad: su acceso rara vez puede ser bloqueado, lo cual puede entrañar problemas de seguridad con niños y mascotas. 

Consulta con una empresa especializada para valorar el estado de la piscina 

Antes de comprar una casa con piscina, conviene pedir asesoramiento profesional para evitar sorpresas desagradables y no gastar mucho dinero en reparaciones. 

Normalmente, para verificar el estado de una vivienda puedes contratar servicios de arquitectos, tasadores o inmobiliarias como Deplace, ya que te asesoramos durante todo el proceso de compraventa de tu casa. 

Sin embargo, en el caso que nos ocupa, puede ser interesante consultar también con profesionales más especializados.

Una de las primeras pruebas será medir la estanqueidad, ya que es bastante habitual que las piscinas, sobre todo si tienen varios años, tengan fugas de agua por tuberías o grietas en el vaso. Esto es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta antes de comprar una casa con piscina debido al alto coste que supone la reparación de este tipo de averías.

Si la piscina se construyó hace poco, es interesante comprobar si todavía tiene garantía del constructor o está cubierta por el seguro de la casa.

De la misma forma, conviene revisar y ajustar el funcionamiento de la instalación de depuración: a veces, únicamente con poner en marcha la depuradora, podemos saber cuál es el estado de los componentes del equipo (bomba autoaspirante, filtros, válvulas, etc.).

Por último, si la piscina de nuestra futura casa tiene elementos de climatización o domóticos, tendremos que verificar el funcionamiento de los chorros de agua, de los equipos de hidromasaje o de las conexiones. 

¿Qué pasa si la piscina no está en buenas condiciones? 

Uno de los principales motivos para revisar el estado de la piscina antes de comprar una casa es saber si tendremos que hacer reparaciones a corto plazo que supongan una inversión extra. 

Lo aconsejable en estos casos es negociar tanto las reparaciones como la renovación de piezas directamente con el vendedor, aunque también podemos pedir una rebaja en la compraventa.

En cualquier caso, ten en cuenta que las piscinas de hormigón tienen larga vida porque son construcciones de calidad, por eso conviene realizar las reparaciones oportunas llegado el momento y sin esperar a mayores deterioros.  

¿Buscas una casa con piscina en tu ciudad? Contacta con Deplace. Somos tu inmobiliaria online de confianza. Trabajamos en toda España y tenemos propiedades de todo tipo en tu provincia. Llámanos: encontraremos la casa de tus sueños.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR