¿Conoces cuál es el precio de inscripción en el registro de la propiedad?

Cómo hacer una inscripción en el registro de la propiedad

Los temas administrativos que versan en torno a la compra de una vivienda pueden llegar a resultar un auténtico quebradero de cabeza. Pese a que todos nos encantaría que, tras la rúbrica de nuestro contrato, ya pudiéramos disfrutar de nuestra nueva vivienda sin tener que hacer nada más, lo cierto es que tras esta rúbrica todavía quedan una serie de trámites por cumplir.

Sin embargo, pese a que en según qué momentos pueden llegar a resultar algo complicados de llevar a cabo, algunos de estos trámites se pueden resolver al poco tiempo de comprar la nueva vivienda. Nos estamos refiriendo precisamente al que hace referencia al precio de inscripción en el registro de propiedad.

¿Quieres conocer todos los detalles que rodean en torno al precio de la inscripción en el registro de la propiedad? En este artículo, desde Deplace te lo explicamos.

¿Cuál es el precio de inscripción en el registro de la propiedad?

Es una de las preguntas que más tendemos a hacernos cuando nos compramos una nueva vivienda. Y es que es uno de los momentos de nuestra vida en los que tenemos la percepción de cualquier cosa que hagamos cuesta dinero.

Pues, efectivamente, la inscripción en el registro de la propiedad también tiene un precio añadido. Pese a no ser muy alto, es importante que lo tengamos en cuenta a la hora de comprarnos un piso nuevo. Pues son estos pequeños gastos que inicialmente nunca los tenemos previstos, los que hacen que el precio de nuestra nueva vivienda se dispare por encima de lo que inicialmente habíamos planteado.

Realmente, este punto no podemos fijar una determinada cantidad, puesto que no hay una cuota fija para todo tipo de viviendas. La cuota va a depender de la vivienda que queramos registrar, así como de las características que presente. Las tasas son aprobadas por el Gobierno y siempre están disponibles para su consulta en el Boletín Oficial del Estado.

En este punto conviene destacar que el precio de inscripción en el registro de la propiedad es bastante más económico para las viviendas que compremos, que para las viviendas que compremos por medio de una hipoteca. Pues de éstas últimas se desprenden una serie de gastos que también hay que incluir a la hora de registrar la vivienda.

Por tanto, volviendo al tema del precio, éstos pueden ir variando según el año en el que queramos inscribir la vivienda. Pero siempre vamos a poder consultarlos de manera oficial en el BOE.

A modo de ejemplo, para una casa con un coste aproximado de 250.000 euros, el precio de inscripción en el registro de la propiedad será de, aproximadamente, 461 Euros.

Sin embargo, conviene destacar que siempre hay un mínimo y un máximo fijado. Esta cantidad se encuentra entre los 24,04€ de mínimo y los 2181,67€ de máximo.

¿Es obligatorio inscribir mi nueva vivienda en el Registro de la Propiedad?

En España no es obligatorio inscribir nuestra vivienda en el Registro de la Propiedad. Por lo que, si el precio de inscripción en el registro de la propiedad nos parece demasiado elevado es conveniente saber que podemos obviarlo, si así lo deseamos. Sin embargo, es importante conocer que realmente sí que es conveniente hacerlo.

El registro es un complemento que sirve a modo de afianzar la operación que le precede, ya sea una compra o una herencia. Es una de las maneras más eficaces que tenemos para proteger al titular de la vivienda, para dar a conocer todos los datos de la misma y, además, para que a la hora de venderla en un futuro sea mucho más sencillo hacerlo.

En esta última cuestión, esto hace referencia a que a la hora de que podamos hacer un negocio con nuestra casa, es de imperiosa necesidad que en esta transacción figuren los datos de la persona que compra y de la que vende la casa. Además, es imprescindible conocer que la persona que está vendiendo la casa es quien dice ser el propietario de la misma. Pese a que existen otras maneras de comprobar a quién pertenece la vivienda, lo cierto es que a través del Registro de la Propiedad es una de las más útiles para llevar a cabo esta cuestión.

El único caso en el que sí que nos vamos a ver en la obligación de tener que registrar nuestra vivienda es cuando queramos volver a hipotecar la casa. Si queremos pedir una segunda hipoteca al banco porque no somos capaces de hacer frente a la primera, uno de los requisitos que cualquier banco va a poner para que se pueda dar lo relacionado con esta cuestión es que ésta figure en el Registro de la Propiedad.

¿En qué me puede afectar no inscribir mi vivienda en el Registro de la Propiedad?

Una vez ya hemos constatado que, no estamos en la obligación de inscribir nuestra casa en el Registro de la Propiedad, sí es necesario que identifiquemos a lo que nos podemos enfrentar por no realizar este trámite.

Dificultad en el proceso de compra y venta del inmueble

Como ya hemos comprobado, de no inscribir nuestra vivienda en el Registro de la Propiedad se pueden derivar una serie de problemas a la hora de querer vender nuestra vivienda en un futuro.

De la necesidad de comprobar el titular de la vivienda en el momento de hacer la transacción, se desprende la importancia que se deriva de registrar la vivienda.

Imposibilidad de acceder a un préstamo hipotecario

Para que una hipoteca quede completamente validada, ésta debe de recogerse en el Registro de la Propiedad, tal y como recoge el artículo 1875 del Código Civil.  Por tanto, si no accedemos al registro de nuestra vivienda, podemos tener un verdadero problema a la hora de necesitar el acceso a un préstamo hipotecario.

Falta de confianza a la hora de efectuar cualquier transacción

Además de por muchas otras cosas, la inscripción de cualquier vivienda en el Registro de la Propiedad es una de las mejores maneras de conseguir aumentar a un nivel superior lo relacionado con la confianza que genera nuestra vivienda.

Hoy en día hay muchos compradores de pisos que no se terminan de fiar de las viviendas que no constan en el registro. Una vez hemos comprobado que el precio de inscripción en el Registro de la Propiedad no es una suma realmente elevada, como propietarios debemos de reflexionar acerca de si estamos dispuestos a asumir lo relacionado con la no inscripción de nuestra vivienda.

Lo cierto es que por la cantidad que supone en comparación con el coste total de la vivienda, lo relacionado con el precio de inscripción en el registro de la propiedad es uno de los costes que más rentable nos pueden llegar a resultar. Por el contrario, ahorrar en este trámite puede llegar a implicar importantes consecuencias en el momento en el que queramos utilizar nuestra vivienda como si de una inversión se tratase.
Desde Deplace te recomendamos asumir el precio de inscripción en el registro de la propiedad. Asegura el futuro de tu vivienda y olvídate de problemas.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR