Consejos clave a la hora de realizar una mudanza

consejos mudanza

Acabas de comprar una casa, ya tienes las llaves y estás listo para instalarte. Sin embargo, todavía tienes un pequeño escollo por delante: la mudanza. Porque, aunque posiblemente un cambio de vivienda nos ilusione, también puede agobiarnos por tener que hacer el traslado, a veces con poco tiempo, casi «a contrarreloj». 

Actualmente, las mudanzas no son tan farragosas como hace tiempo, ya que disponemos de medios logísticos que facilitan la tarea y, gracias a los cuales, podemos desmontar una vivienda, trasladarla y montarla de nuevo en apenas 48 horas. Por supuesto, serán días intensos, en los que cada minuto importa. Pero, con una buena planificación, puedes despedirte de tu antiguo domicilio y dar la bienvenida al nuevo antes de lo que imaginas. 

Por otra parte, no es lo mismo hacer una mudanza entre dos ciudades e incluso entre dos países, que trasladarse de un barrio a otro en una misma localidad. Aun así, la organización siempre es fundamental.

En Deplace conocemos la importancia de hacer una buena mudanza para tu comodidad y para empezar esta nueva aventura con buen pie. Por ello, en nuestra empresa podrás además solicitar el servicio de mudanza a tu nuevo hogar. 

A continuación, te damos estos consejos pueden ser muy útiles para cumplir tu objetivo.

Mudanza: 3 consejos básicos antes, durante y después del traslado 

Ser positivo/a, la clave del éxito 

Nuestro primer consejo para hacer una mudanza es ser positivo. Mudarse a una nueva casa es importante, y no podemos dejar que los nervios por el trabajo o el desorden estropeen el momento. Al contrario, debes pensar en las posibilidades que este cambio te ofrece. 

También es muy interesante que veas todo lo bueno que tiene hacer una mudanza. Aunque resulte paradójico, la obligación de hacer limpieza a fondo antes de trasladarte de casa te ayudará a establecer prioridades y a deshacerte de todo aquello que no necesitas. 

La planificación y el orden, indispensables en cualquier traslado

Antes de hacer una mudanza, debes trazar un «plan de acción» para tener claro qué pasos debes seguir o qué tienes que hacer antes, durante y después del traslado. 

Básicamente, se trata de planificar cada tarea. Te aconsejamos tomarte todo el tiempo que necesites para ello, ya que seguramente deberás compaginar tus obligaciones habituales con la organización de la mudanza, y es importante que no se te escape ningún detalle. 

Además, recuerda que el orden debe ser una prioridad durante todo el proceso, tanto al seleccionar qué nos llevamos, como a la hora de meterlo en cajas, transportarlo o desembalarlo. 

Tu nueva casa debe estar lista para recibirte

Uno de los mejores consejos para hacer una buena mudanza es que tu nueva vivienda esté a punto. Esto quiere decir que esté limpia y que hayas solventado pequeñas reformas como pintar, cambiar cortinas, sustituir electrodomésticos, etc. Piensa que montar, colocar muebles y desembalar cajas es un proceso cansado y estresante al que no conviene incorporar estas tareas extra.

¿Qué necesitas antes de hacer la mudanza? 

Antes de hacer tu mudanza, también tendrás que tomar algunas decisiones y realizar varios trámites. 

Por ejemplo, debes decidir si contratar una empresa de mudanzas o no. Este es uno de los grandes dilemas a la hora de hacer una mudanza, y depende de tus necesidades, de tu tiempo y del tipo de traslado que quieras hacer. 

Si finalmente contratas una empresa profesional, conviene que pidas diferentes presupuestos, que compruebes qué servicios ofrece cada una (pregunta, entre otros, si incluyen montaje y desmontaje de muebles) y que te asegures de que cumple con la normativa vigente, tiene los seguros oportunos y todos sus empleados están contratados. De esta forma, evitarás problemas si surgen imprevistos o percances de cualquier índole. 

Aunque las empresas de mudanzas suelen facilitar todo el material necesario para envolver y embalar, te aconsejamos preguntar si necesitas algo más. Si haces la mudanza por tu cuenta, aprovisiónate de cajas, bolsas, etiquetas, etc. 

Además, antes de la mudanza debes realizar estos trámites: 

  • Solicita los permisos municipales correspondientes. El más importante es la Licencia municipal de ocupación de la vía pública, necesaria si el camión de mudanzas va a ocupar la vía pública. Debes pedir este permiso con, al menos, 72 horas de antelación. También puede ser necesario el Corte de circulación total de la vía (en calles muy estrechas) y el Permiso de carga y descarga. Este último debe solicitarse después de la Licencia municipal de ocupación de la vía pública. 
  • Pide un día libre en el trabajo. En el caso de mudanzas del domicilio habitual, y según el Artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores, te pertenece un día completo para realizar tu mudanza. 
  • Notifica el cambio de dirección de suministros y/o similares para que las cartas te lleguen a tu nuevo domicilio.

Un último consejo para planificar tu mudanza es que consumas los productos perecederos y que desconectes, al menos con 24 horas de antelación, electrodomésticos que tengan líquido que pueda derramarse como la nevera, el frigorífico, la lavadora, etc.

Tips para organizar tu mudanza y consejos básicos para embalar 

Algunos de los consejos para que agilizar tu mudanza son: 

  • Prepara un kit de «supervivencia». Antes de embalar, prepara una caja con los objetos básicos que puedes necesitar durante los primeros días instalado/a en tu nuevo hogar. Hablamos, por ejemplo, de enseres para la cocina (cubiertos, platos, vasos, una sartén, una olla, etc.), sábanas, toallas, bolsa de aseo, botiquín de urgencia, etc.
  • Haz un inventario. De esta forma, sabrás qué vas a llevarte y podrás comprobar que todo llega correctamente a tu nueva casa.  
  • Separa los objetos de valor. Hablamos de dinero, documentos o discos duros, pero también de objetos valiosos como algunos cuadros, tecnología, lámparas, cristalerías, etc. 
  • Llena las cajas siguiendo un orden. Esto es muy importante para hacer el traslado y será de gran utilidad para instalarte en tu nueva casa. Te aconsejamos llenar las cajas por estancias, usando las más grandes para los objetos más ligeros y las pequeñas para los más pesados. De esta forma, el traslado será más sencillo. 
  • Utiliza bolsas para la ropa. Aunque es habitual usar maletas para trasladar la ropa de una casa a otra, cuando nos mudamos las bolsas son más útiles: son más ligeras, ocupan menos espacio y nos permite ordenar mejor nuestra ropa y accesorios. 
  • Etiqueta todo. Cada persona tiene sus propios métodos de etiquetado, pero conviene que indiquemos en todas las cajas y bultos a qué estancia corresponden (salón, cocina, baño), qué contienen y si hay algo frágil dentro. 

Si haces la mudanza tú mismo/a, es importante cargar las cajas por orden. Si has contratado a una empresa, te aconsejamos supervisar su trabajo en este sentido.

Por último, desembala las cajas en las estancias correspondientes y revisa tu inventario para comprobar que todo está en orden. 

Esperamos que estos consejos te resulten útiles a la hora de realizar una mudanza. Si estás buscando una casa para empezar una nueva vida, contacta con nosotros. Disponemos de una amplia cartera de inmuebles en toda España. Somos tu inmobiliaria online de confianza.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR