Consejos para comprar una casa para vacaciones como inversión

Consejos para comprar una residencia vacacional
Compartir

Durante la última década el mercado de la vivienda ha sufrido las graves consecuencias de la crisis y de la burbuja inmobiliaria. Aún así, los pequeños y medianos inversiones han seguido decantándose por ubicar sus ahorros en el ladrillo comprando pisos, casas, locales comerciales o garajes. 

Y es que en España la adquisición de propiedades tangibles está por encima de otras opciones de inversión más volátiles como la bolsa. El motivo es bastante sencillo: tradicionalmente el mercado inmobiliario se considera un valor refugio y sus posibilidades de retorno son razonablemente altas a medio y largo plazo. Por eso, se calcula que alrededor del 20%  de los españoles son dueños, al menos, de dos residencias. De ellos, la mayoría son personas de entre 35 y 55 años que tienen su vivienda habitual en propiedad.

¿Qué debo tener en cuenta antes invertir en una residencia vacacional? 

Tener una casa de vacaciones en la montaña o el playa puede ser una ilusión y que, si sabes administrar esta propiedad, también puede reportarte beneficios económicos. Esto, de forma general. Sin embargo, antes de comprar una casa de vacaciones es importante que tengas claro cuál va a ser su uso. De esta forma podrás valorar hasta qué punto es una buena inversión. 

Nuestro consejo es que al plantearte una adquisición de estas características tengas claro: 

  • Si vas a hacer un uso personal del inmueble como casa de vacaciones o segunda residencia habitual. 
  • Si vas a destinarlo a alquiler
  • Si vas a utilizar una fórmula «mixta», es decir, ocupar la casa durante parte del año y alquilarla el resto como vivienda vacacional. 

Por otra parte, si vas a comprar una casa de vacaciones también es fundamental que elijas bien el lugar dónde hacerlo. Como ya sabes existen zonas más turísticas y con mayor demanda de alojamientos, y eso hace que las propiedades allí tengan un valor más alto tanto para alquiler como para venta. Nuestro consejo es que optes por entornos urbanos y con cercanía a servicios como comercios, hospitales y espacios de ocio. Si quieres hacer un uso mixto de la vivienda, también es importante que esté relativamente cerca de tu domicilio habitual. 

El otro punto fundamental antes de comprar una casa de vacaciones es estudiar la financiación y cómo ésta repercutirá en tu economía diaria. Si pides una hipoteca para comprar una segunda residencia será un gasto más que deberás asumir todos los meses. Recuerda que los expertos recomiendan no invertir más del 40% de nuestros ingresos en gastos hipotecarios, alquileres, etc. A este importe debes sumarle los gastos de mantenimiento (agua, luz, gas, impuestos, etc.) que debes asumir y abonar aunque la casa permanezca desocupada durante buena parte del año. En todo caso, si alquilas la casa como residencia vacacional, calcula que su rentabilidad puede ir a partir del 3% y llegar hasta el 8% al año.

5 consejos para comprar una casa de vacaciones 

Si has decidido comprar una casa de vacaciones debes valorar diferentes aspectos además de la situación del mercado inmobiliario. Como por ejemplo el precio del mercado: no se puede comparar lo que cuesta un chalet, con lo que cuesta un apartamento en España, por ejemplo.

En Deplace, como inmobiliaria online con experiencia en la venta de viviendas de todo tipo, nuestros consejos para realizar este tipo de inversión con éxito son: 

Antes de empezar, estudia tus posibilidades 

Antes de comprar una casa de vacaciones debes realizar un estudio y analizar aspectos como la inversión hipotecaria que puedes asumir, los beneficios que puede generarte en régimen de alquiler o su revalorización de cara a una futura venta. 

Este también será el momento de decidir si prefieres una vivienda de nueva construcción o de segunda mano, aunque en el caso de las residencias vacacionales es más habitual decantarse por la segunda opción. También debes pensar qué tipo de propiedad te interesa comprar como inversor (tamaño, equipación, instalaciones, etc.) 

Elige la mejor zona para invertir 

Playa y montaña son los destinos más deseados para pasar las vacaciones, y también son la opción más segura para que comprar una segunda residencia se convierta en una inversión realmente rentable. Si apuestas por una zona con tirón en el mercado, el inmueble tendrá un precio de compra más elevado, pero sus opciones de rentabilidad en el futuro también serán mucho más altas.  

Algunas provincias españolas como Alicante, Málaga, Tarragona, Las Palmas de Gran Canaria, Baleares, Galicia, Huelva, Cantabria o Cádiz se consideran una buena alternativa para invertir en una casa de vacaciones por ser destinos turísticos con una alta demanda prácticamente durante todo el año. 

En cualquier caso, si estás buscando una vivienda de vacaciones como inversión, te recomendamos que visites la zona para conocerla antes de tomar una decisión

Contrata a un agente inmobiliario para que te asesore 

Contratar un experto de la zona y con experiencia en la compra de segundas residencias te ayudará a encontrar una casa que se ajuste a tus necesidades y a tu bolsillo

En Deplace entenderemos perfectamente la oferta que encaja contigo, te ayudaremos a comparar diferentes opciones y a valorar sus pros y sus contras, agilizaremos las negociaciones, te asesoraremos sobre la financiación y verificaremos que la casa está en buenas condiciones.

Infórmate sobre los gastos fijos de la vivienda

¿Sabes todos los gastos que supone comprar una casa de vacaciones? Además del coste fijo de la hipoteca, antes de realizar la adquisición debes estudiar el coste medio de gastos como la luz, el IBI, los gastos de comunidad, el seguro, etc. Conocer todos estos costes te ayudará a organizar tu economía y a establecer un alquiler prorrateado con beneficios para cubrir todos los gastos sin problemas. 

Si necesitas hacer una reforma, disponer del certificado de eficiencia energética de la vivienda es básico para realizar mejoras con las que reducir el consumo energético. 

Y lo más importante: piensa en ella como una inversión de futuro 

Algunas personas invierten una cantidad considerable de dinero a la hora de comprar una casa de vacaciones pero, ¿merece la pena gastar más en una segunda residencia que en la vivienda habitual? Esta decisión podría parecer no tener sentido, pero en algunos casos una casa de vacaciones es como un fondo de inversión de cara a la jubilación. Y si además la zona donde está te gusta, es posible que con los años incluso te instales allí permanentemente. En este sentido, cuánto más equipada esté tu casa de vacaciones, mejor.

También hay quien duda entre alquilar la vivienda vacacional durante todo el año o hacerlo solo en verano. En este caso, depende de la situación del inversor. 

  • Si la alquilas durante todo el año, la rentabilidad es menor pero los ingresos son fijos y por lo tanto seguros. 
  • Si la alquilas solo en verano, estarás expuesto a la oferta demanda, aunque también puedes ganar más dinero en temporada alta. Normalmente, si has pedido una hipoteca para comprar la casa de vacaciones, contar con unos ingresos fijos puede ser una forma de cubrir gastos como, por ejemplo, la cuota del préstamo. 

Antes de comprar una casa de vacaciones conviene asesorarse por expertos. Esta inversión puede ser muy rentable para ti pero debes valorar muchos aspectos y nadie mejor que los profesionales del sector para que no se te escape ningún detalle. ¿Buscas una casa de vacaciones en la playa o en la montaña? ¡Contáctanos!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR