5 consejos para fotografiar casas y acelerar su venta

Disponer de fotografías de calidad es clave para acelerar la venta de una casa.  De hecho, conseguir una buena primera impresión gracias a las imágenes de un anuncio es fundamental para que los compradores centren su atención en tu inmueble y decidan informarse sobre él o visitarlo. En este sentido, unas buenas fotos son tan importantes como una buena descripción del inmueble o de su distribución.

No es de extrañar, por tanto, que descifrar cómo hacer fotos para vender una casa sea uno de los grandes retos para vendedores e inmobiliarias, o que el home staging (acciones para acondicionar la vivienda de cara a venderla mejor) incluya técnicas del marketing tradicional como el uso de la fotografía.  

El principal motivo es que la mayoría de las personas que quieren comprar una casa realizan su primer contacto con las ofertas del sector a través inmobiliarias online como la nuestra. Y el primer filtro, en todos los casos, es la imagen. Dicho de otra forma: si las fotos de una casa son de mala calidad, aunque su descripción y sus condiciones de venta sean ventajosas, generarán una emoción negativa y es más probable que el comprador descarte el inmueble. 

Cómo hacer fotos para vender tu casa y sacar partido a cada rincón 

Para empezar, debes saber que no necesitas un equipo de fotografía profesional para sacar buenas imágenes de tu vivienda. Muchos móviles actuales disponen de opciones para obtener fotos de gran calidad, aunque es importante controlar los ángulos y la iluminación o hacer algunos retoques después.  En todo caso, se recomienda que la resolución de la cámara o equipo sea alta (la referencia pueden ser 20 megapíxeles) para que las fotos no pierdan calidad al compartirse en webs, redes sociales o al imprimirse. 

Por otra parte, cada casa y cada habitación tienen unas características diferentes de extensión, profundidad o luminosidad, y todas repercuten en cómo podemos aprovechar el espacio. Por eso el primer consejo para aprender cómo hacer fotos para vender una casa es fotografiar cada espacio guiándonos por dichas características. Las nociones básicas que debes seguir son: 

Cómo fotografiar el comedor y las habitaciones más amplias 

Un buen truco para fotografiar los espacios amplios de la vivienda es optar por el modo panorámico, que permite abarcar las dimensiones extremo a extremo, en toda su extensión.

Cómo fotografiar habitaciones pequeñas y despachos 

Para sacar el máximo partido a las habitaciones pequeñas, conviene utilizar un encuadre horizontal, aunque dependerá del espacio disponible. Una buena idea es lanzar la foto desde la puerta para ofrecer una visión conjunta de toda la habitación y generar mayor sensación de profundidad.

Cómo fotografiar el baño y la cocina 

La cocina y el baño son muy valorados a la hora de comprar una casa, y por eso sacarles el máximo partido al fotografiarlos es básico. Sin embargo, posiblemente también se trata de los espacios más complicados de retratar por sus condiciones lumínicas, sus ángulos y dimensiones reducidas, o la cantidad de superficies reflectantes que encontramos en ellos.

Si te preguntas cómo hacer fotos para vender tu casa, nuestros trucos para fotografiar la cocina y el baño son tres: utiliza un trípode y luz cálida para reducir reflejos, apuesta por el modo vertical y evita fotografiar los espejos (puedes disimularlos con plantas, por ejemplo). 

Cómo fotografiar terrazas y balcones  

Las terrazas son un aliciente para muchos compradores, así que si tu casa tiene una, debes mostrarla lo más atractiva posible. Dependiendo de la orientación de tu vivienda te aconsejamos hacer la foto por la mañana o por la tarde para aprovechar la luz natural. La recomendación general es utilizar un encuadre horizontal y, si la terraza es amplia, el modo panorámico. Si tu casa tiene un balcón de dimensiones reducidas, te aconsejamos seguir los mismos pasos que en las habitaciones pequeñas: encuadre que permite ver espacio en conjunto y aprovechar la luz natural al máximo. 

Cómo fotografiar zonas comunes (garajes, trasteros, etc.) 

Una buena idea para acelerar la venta de tu casa e incentivar las visitas es incluir en tu ficha inmobiliaria imágenes de algunas zonas comunes de tu edificio. Puedes fotografiar tu plaza de garaje (usando el flash y en vertical) y también piscinas, jardínes, gimnasios, etc. 

Cinco tips básicos para fotografiar un piso o una casa 

Aunque cada rincón de tu casa sea diferente, existen algunas cuestiones básicas que debes aplicar a todas las habitaciones a la hora de fotografiarlas. Las más importantes son:

Ordena y limpia antes de hacer las fotos 

Parece obvio, pero siempre hay que tenerlo en cuenta. Además de limpiar, recoger y ordenar cada habitación, nuestra recomendación es que dejes a la vista el mínimo de cosas posibles, evitando la presencia de elementos personales (juguetes, ropa, etc.), pues lo que buscamos es una casa neutra. 

Busca un buen encuadre 

El encuadre te permitirá obtener la mayor sensación de amplitud. Lo ideal es hacer las fotos desde puntos estratégicos como esquinas y puertas para que las habitaciones parezcan más grandes, y evitar primeros planos y detalles. 

Cuida la composición

La distribución de los elementos es la base de cualquier fotografía, independientemente de su género. Si te interesa saber cómo hacer fotos para vender tu casa en función de su composición, es fundamental que apliques la Ley de Tercios

Te explicamos brevemente en qué consiste. Se trata de dividir mentalmente el espacio a fotografiar en tres partes horizontales y verticales iguales. Después, al hacer la foto, debes intentar situar los elementos clave de la estancia (ventanas, esquinas, cuadros, etc.) en las intersecciones de dichas líneas imaginarias. En el punto de horizonte, es decir, el que parece más alejado, debes ubicar la unión entre suelo y pared. Si sigues estas nociones, conseguirás fotografías equilibradas visualmente y más atractivas para los compradores.

Retoca las fotografías 

El retoque, gracias a programas como el Photoshop, te ayudará a mejorar tus fotografías para vender tu casa y a corregir pequeños errores de iluminación. Debes tener en cuenta que los futuros compradores buscarán imágenes que, aunque optimicen el espacio, sean realistas. Los consejos generales son corregir la tonalidad de luz para que sea más cálida y equilibrar los blancos para evitar zonas demasiado claras u oscuras. Si quieres dar nitidez, puedes utilizar algunos filtros específicos. 

Elige las fotos que más te interesen 

Para garantizar el éxito de tu anuncio deberás hacer muchas fotografías de tu vivienda, tanto del interior como del exterior, y desde diferentes puntos de vista. Después, llegará el momento de seleccionar las mejores. Lo ideal es incluir varias fotografías de cada estancia, seleccionando las de mayor calidad. Como foto destacada te aconsejamos elegir la más llamativa, si es posible del salón o de la cocina. En el caso de chalets, apuesta por fotos de la fachada que incluyan el jardín.

Las fotografías pueden determinar la venta de una casa. Por eso es importante que leas y utilices estos consejos sobre cómo hacer fotos para vender casas. 
Aún así sabemos muchas veces no disponemos de tiempo para realizar estas tareas y preferimos delegarlas a profesionales. Si este éste es tu caso, consúltanos. Sabemos cómo hacer un reportajes multimedias orientados a la venta de casas.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR