¿Cuáles son los diferentes tipos de hipoteca en La Caixa?

Condiciones Hipotecas La Caixa

Debido a la crisis, en los últimos años las hipotecas a tipo fijo se han disparado, lo que ha hecho que algunas entidades como La Caixa se hayan planteado dejar de lado las hipotecas a tipo variable.  De esta forma, ofrecen a sus clientes los productos que más les interesan y que más demanda tienen en el mercado.

Las principales ventajas de las hipotecas a tipo fijo son:

  • Sus cuotas son constantes. Sabrás lo que vas a pagar cada mes sin sorpresas provocadas por elementos variables referenciados al Euríbor o el IRPH. De esta forma es más fácil organizar la economía familiar. 
  • Al contrario que las hipotecas variables, las hipotecas fijas no están afectadas por cláusulas suelo
  • Tienen un menor coste a largo plazo. Y es que, aunque las hipotecas a tipo fijo aplican intereses más elevados, sus plazos de amortización suelen ser más cortos, lo que contribuye a mitigar esas diferencias.
  • Su negociación es más sencilla. Como las cuotas no se revisan semestralmente y no es necesario que el banco calcule los diferenciales aplicables durante la hipoteca, los clientes tienen más facilidad a la hora de negociar su préstamo hipotecario. 
  • Mayor oferta. Las hipotecas fijas son el producto hipotecario más consumido y los bancos han perfilado ofertas para todo tipo de clientes. La competencia es alta y eso puede ser beneficioso a la hora de conseguir mejores condiciones para nuestra hipoteca. 

¿Qué son las Hipotecas CasaFácil? 

Actualmente, La Caixa solo ofrece productos hipotecarios a tipo fijo. Sus condiciones varían en función del tiempo de amortización y de la contratación de productos vinculados como domiciliación de nómina, seguros de protección y productos relacionados con el ahorro. Esta contratación es opcional y puede condicionar la obtención de cuotas de pago más asequibles.

Las hipotecas CasaFácil son el producto estrella de La Caixa y, en todos los casos,  el cliente pacta una cuota de pago al contratar la hipoteca que se mantendrá hasta la devolución del préstamo. 

La Hipotecas CasaFácil de La Caixa no tienen comisión de apertura ni gastos por el estudio previo a su concesión, siendo la entidad la que asume todos los gastos de formalización. Respecto a las bonificaciones, están ajustadas a la contratación de productos en la entidad. Los tipos de interés van del Euríbor+1,50 hasta el Euríbor+3,25%. La comisión de cancelación es del 0,50% durante los cinco primeros años y del 0,25% en el resto del plazo.

Las hipotecas CasaFácil de La Caixa están pensadas fundamentalmente para la adquisición de una primera vivienda y pueden cubrir hasta el 80% del precio del piso o de la casa. En todos los casos, en el tiempo de vencimiento total de la hipoteca el solicitante más joven no debe pasar de los 75 años, lo que quiere decir que para solicitar una hipoteca a 30 años no debes tener más de 45. En el caso de las hipotecas a 25 años, la edad máxima es de 50. 

Tipos de Hipotecas a tipo fijo de La Caixa

Hipoteca CasaFácil 20

Esta hipoteca cubre un importe máximo de 150.000 € y su plazo de amortización máximo es de 20 años. Tal y como se especifica en la web de Caixabank, el cliente deberá asumir los gastos de tasación de la propiedad (254,10 €), que deberán abonarse en los 45 días posteriores a la firma de la hipoteca. Esta hipoteca ofrece un interés fijo desde el 2,7 con bonificaciones. Sin bonificación (es decir, sin contratar productos relacionados), el interés es algo superior (3,95%). 

Hipoteca CasaFácil 25

Al igual que en el anterior caso, esta hipoteca está destinada a compra de una vivienda habitual y cubre un importe máximo de 150.000 €. Su plazo de amortización máximo es de 25 años. La hipoteca ofrece un tipo fijo desde el 3,05% en el caso de bonificación, y de un 4,25% sin bonificaciones. El cliente debe asumir los gastos de tasación. 

Hipoteca CasaFácil 30 

Esta hipoteca destinada a la vivienda habitual cubre un importe máximo de 150.000 € y su plazo de amortización máximo es de 30 años. La hipoteca ofrece un tipo fijo desde el 3,15% en el caso de bonificación y de un 4,25% sin bonificaciones.

¿Cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca en La Caixa? 

Al igual que ocurre en otras hipotecas de entidades bancarias, La Caixa exige una serie de condiciones financieras que garanticen la devolución del préstamo, como tener unos ingresos fijos mensuales o tener un empleo estable. Disponer de una cantidad ahorrada (alrededor del 20% del importe de la vivienda), también facilita la concesión de la hipoteca. 

Otros requisitos para pedir una hipoteca CasaFácil de La Caixa son: 

  • Tener ingresos fijos demostrables
  • No tener deudas pendientes ni estar en ningún registro de morosidad (RAI o Asnef). 
  • Presentar la documentación solicitada por el banco. Estos documentos son:
    • Documento de identificación (DNI o Tarjeta de Residencia). 
    • Autorización para que La Caixa puede pedir un informe al CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España). 
    • Declaración de la Renta del último año. 
    • Escrituras notariales del bien a hipotecar. 
    • Informe de Vida Laboral.
    • Movimientos bancarios de los 6 últimos meses. 

Las personas con un contrato deben presentar información sobre el mismo (contrato fijo o temporal), las tres últimas nóminas (incluyendo detalle de pagas extraordinarias), justificante de ingresos y certificados, y justificantes de pago de otros préstamos en los que se confirme que no existen intereses de demora. 

Por otra parte, para solicitar una hipoteca en La Caixa los trabajadores autónomos deben presentar la declaración anual del IVA, el impreso de Hacienda de pagos trimestrales, los recibos justificante del pago de a la Seguridad Social y la última Declaración de la Renta.

¿Cómo puedo obtener mejores condiciones en mi hipoteca?

Algunas de las formas de mejorar las bonificaciones de la hipoteca CasaFácil de la La Caixa son: 

  • Domiciliar una nómina o una pensión de más de 600 euros mensuales.
  • Domiciliar, al menos, 3 recibos mensuales (agua, luz, teléfono, internet, gas, etc.). 
  • Realizar, como mínimo, 3 compras trimestrales con tarjetas de CaixaBank domiciliadas en un depósito a la vista.
  • Contratar un seguro contra incendios y otros daños con La Caixa durante, al menos, tres años, o contratar un seguro de vida con la entidad (coste aproximado 175€ anuales). 

¿Es posible subrogar una hipoteca con La Caixa?

Si lo deseas, puedes llevar tu hipoteca a La Caixa siempre que su firma sea anterior al 31 de diciembre de 2005, y que el importe restante de pago sea, como mínimo, de 30.000€. En estas condiciones, la entidad se compromete a hacerse cargo de los trámites del traspaso y de los gastos de la subrogación.

Calcula tu hipoteca en La Caixa en unos minutos 

En la web de La Caixa encontrarás un simulador de hipotecas que te permitirá saber cuál es la hipoteca CasaFácil que más te conviene. Solo debes introducir algunos datos del inmueble a hipotecar, entre ellos si es un piso o una casa, si es de nueva construcción o de segunda mano, y si será la vivienda habitual o una segunda residencia. También la provincia y tu edad, así como el precio de la vivienda, el dinero que necesitas y el plazo de amortización. 

Para facilitar tu elección, la aplicación te dará dos tipos de cuotas: una sin bonificación y otra con ella, así como un desglose de los gastos asociados al producto hipotecario (intereses, costes asociados a la bonificación, etc.).
¿Quieres comprar una vivienda pero tienes dudas? En Deplace te ayudamos a elegir la mejor casa para ti, así como los diferentes problemas que vayan surgiendo. ¡Contáctanos!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR