5 diferencias entre inmobiliarias y promotoras

En qué se diferencian las inmobiliarias y las promotoras
Compartir

El sector inmobiliario es muy amplio y en él se mueven diferentes profesionales cuyas funciones, aunque diferentes, pueden confundirse. 

A la hora de vender o comprar una casa, y especialmente en el segundo caso, es importante que sepas cuál es el papel de todos ellos y cuál es su función para saber a quién y a dónde dirigirte.

Promotoras, constructoras e inmobiliarias: en qué se diferencian 

De forma genérica, la diferencia entre una promotora, una constructora y una inmobiliaria es el papel que juegan en la fase de construcción y venta de un inmueble, que podemos dividir en tres:

Adquisición del suelo

A la hora de realizar un proyecto de construcción (un bloque de pisos, una urbanización o un conjunto de casas unifamiliares), es necesario poseer el suelo donde se desarrollará, y este suele ser propiedad en exclusiva de una promotora inmobiliaria.

Construcción

Después, es necesario ejecutar dicho proyecto, es decir, construirlo. Aquí es donde entran en juego las constructoras inmobiliarias, con toda una serie de profesionales asociados (albañiles, encofradores, electricistas, fontaneros, etc.).

Venta de viviendas

Por último, y una vez las viviendas están construidas, llega el momento de comercializarlas para recuperar la inversión. Es aquí donde entran en juego las inmobiliarias.

Sin embargo, es cierto que, en determinadas ocasiones, sobre todo cuando hablamos de grandes corporaciones, algunas empresas tienen su propia promotora, su propia constructora e incluso una amplia red de oficinas comerciales que trabajan de manera asociada, lo que puede llevarnos a confusión.

Obligaciones y responsabilidades de las promotoras inmobiliarias

Las promotoras inmobiliarias son entidades que tienen la iniciativa de promover la construcción de viviendas para su posterior venta, por lo que están presentes en todas las fases del proceso constructivo.

Las promotoras inmobiliarias tienen el poder de decisión, impulso, planificación y financiación de una nueva edificación, y también son las encargadas de promover todos los recursos para llevar a cabo un proyecto constructivo, desde comprar el terreno hasta conseguir el dinero para ejecutarlo.

En muchas ocasiones, las promotoras están asociadas con constructoras de prestigio para dar solidez al proyecto y ayudar a comercializar el producto. De hecho, aunque muchas veces son las promotoras las que invierten dinero a través de préstamos de los bancos, otras veces buscan a terceros para conseguir financiación y/u optan por la venta sobre plano, lo que supone un adelanto de liquidez.

Cuando queremos comprar una casa sobre plano o cuando consultamos con una promotora, es muy importante que nos informemos sobre sus soportes financieros, porque es lo que nos dará garantías.

Algunas de las labores de las promotoras inmobiliarias son:

  • Encontrar la parcela o el terreno para edificar.
  • Encargar el proyecto a un equipo de arquitectos.
  • Preparar toda la documentación que el proyecto requiera.
  • Obtener licencias de obras, autorizaciones y permisos administrativos, etc.
  • Contratar los seguros correspondientes (seguro de responsabilidad civil, seguro de daños materiales y seguro de caución)
  • Financiar del proyecto.
  • Supervisar la construcción.
  • Buscar compradores y/o agentes comerciales.

Te puede interesar: ¿Cuándo es legal hacer obras en casa sin licencia?

Desde el punto de vista legal, la figura del promotor inmobiliario (como sujeto físico o fiscal) está sujeta a la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación. Esta Ley regula las obligaciones y responsabilidades de cada parte interviniente en un proyecto de construcción para asegurar «la calidad del producto terminado y la adecuada protección de los intereses de los usuarios».

De acuerdo a esta ley, el promotor asume la Responsabilidad civil de todos los agentes que intervienen en el proyecto inmobiliario, y es responsable, durante 10 años, de los daños materiales causados en el edificio «por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales».

De forma resumida, esto quiere decir que el promotor debe garantizar al propietario que, durante el periodo de tiempo legal, cualquier daño material por un defecto de ejecución se arreglará o que, en su lugar, recibirá una indemnización.

Por otra parte, el promotor tiene la obligación de entregar al futuro propietario toda la documentación de obra ejecutada o cualquier otro documento exigible por la Administración para la solicitud de hipoteca, para dar de alta servicios básicos, etc.

¿Cuál es el papel de las inmobiliarias como Deplace en la compraventa de viviendas? 

Las Agencias Inmobiliarias (o simplemente inmobiliarias) son empresas que se encargan de la venta de propiedades, de buscar compradores o de hacer de intermediarios entre una promotora y sus compradores.

El principal objetivo de las inmobiliarias es establecer la mejor estrategia para vender las viviendas, normalmente a través de acciones de marketing y captación, tanto de particulares como de promotoras.

Una de las grandes ventajas de contar con Deplace para esta labor es que nuestros colaboradores y empleados conocen perfectamente la situación del mercado, y son capaces de ofrecer a cada cliente el tipo de vivienda que necesita o que más se ajusta a su perfil, presupuesto, etc.

Las inmobiliarias se encargan de enseñar la vivienda, de gestionar la información relacionada con ella, del papeleo de compraventa, de la evaluación de la situación del mercado inmobiliario y de pactar las condiciones con los propietarios, además de asesorar a sus clientes.

Así pues, desde Deplace se realizan diferentes funciones, que podemos englobar en tres grandes grupos:

  • Funciones de carácter administrativo. Redacción de contratos, búsqueda de representantes legales, información sobre derechos y obligaciones a los propietarios, etc.
  • Tareas comerciales. Trato con los clientes, promoción y marketing a través de plataformas online y portales inmobiliarios, elaboración de estudios de mercado, valoración y tasación de viviendas, gestión de bases de datos, búsqueda de compradores, etc.
  • Labores de negociación entre cliente y propietario/promotora.

Contratar una inmobiliaria, tanto para vender como para comprar una casa, tiene muchas ventajas. 

Para empezar, la venta se realizará de manera más rápida, ya que los compradores que buscan pisos o casas suelen recurrir a este tipo de empresas. 

Por otra parte, las inmobiliarias tienen un amplio abanico de bienes inmuebles (casas, pisos, apartamentos, chalets, viviendas unifamiliares, etc.), así que pueden ofrecerte las opciones que más se ajusten a tus necesidades.

En ambos casos, contratar los servicios de una inmobiliaria es sinónimo de centralizar la compraventa a través de un único interlocutor que realiza todo el proceso y todos los trámites burocráticos, normalmente los más tediosos y técnicos.

El resultado inmediato es un ahorro de tiempo y de dinero, además de la seguridad de evitar contratiempos.

En el caso de Deplace, te ofrecemos algunas ventajas más: somos una inmobiliaria online número uno en ventas y no tendrás que pagarnos comisiones (solo pagarás un importe fijo cuando tu piso se venda). Y si eres comprador, te ayudamos a conseguir la mejor financiación.

Con toda esta información, ya podemos establecer cinco diferencias entre promotoras e inmobiliarias

  1. Las promotoras están presentes en todo el proceso constructivo, mientras que las inmobiliarias solo intervienen en la comercialización.
  2. Las promotoras son propietarias del terreno y de las viviendas construidas, mientras que las inmobiliarias actúan como intermediarios.
  3. El objetivo de las promotoras es recuperar su inversión, mientras que las inmobiliarias cobran una comisión (variable o fija, como en el caso de Deplace) por venta.
  4. Las promotoras tienen responsabilidad civil, tal y como establece la Ley.
  5. Las inmobiliarias realizan un trabajo transversal entre cuyas funciones destaca la gestión de los trámites relacionados con la compraventa del inmueble.

¿Tienes alguna duda más? ¡Contáctanos!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR