Errores que cometemos al realizar una reforma en nuestra casa

Errores que cometemos al realizar una reforma en nuestra casa
Compartir

Realizar una reforma en casa no siempre es algo sencillo y en muchas ocasiones suele dar bastante pereza. ¿Por qué? Normalmente por dos razones: incomodidad e imprevistos. Dos motivos por los cuales solemos retrasarlas lo máximo posible.

En cuanto al primer argumento habría que distinguir eso sí, entre tipos de reformas: las que son pequeños cambios en algunas habitaciones o las que afectan a toda la vivienda general y nos obligan incluso a irnos de casa algunos días. Esa incomodidad de irnos fuera de nuestras casas supone romper nuestra rutina o no tener algún servicio de nuestra vivienda apto para continuar con nuestro día a día.

Por otro lado, si se trata de algo que sea aparatoso, las obras suelen alargarse más de la cuenta. Por falta de material, cambios de opinión, fallos, imprevistos… ¡En ocasiones parece que nunca se van a acabar!

errores reformar casa

¡Si eres de esas personas que les dan pánico las obras, queremos que no pierdas la ilusión! A continuación, te vamos a dar unos consejos para que puedas llevar la reforma de tu inmueble sin estrés, disgustos ni sorpresas.

No debes ponerte en manos de cualquiera

Muchos recordamos la mítica serie de los 90 “Manos a la Obra”, en la que Benito y Manolo hacían lo que podían. Para terminar el día con unas carcajadas servían perfectamente. Pero cuando estamos poniendo dinero sobre la mesa, la persona que realice la reforma ha de ser muy profesional.

Elegir siempre la opción más barata

No siempre lo más caro es lo mejor, pero ¿cuántas veces no hemos oído que lo barato acaba saliendo muy caro? A la hora de hacer reformas tenemos que mirar muy bien todas las opciones, revisar concienzudamente los presupuestos, materiales a emplear y decidir lo que será más rentable a largo plazo. Por supuesto que se puede hacer una reforma de calidad con un buen presupuesto.

No tener claro el objetivo antes de empezar

Lo primero de todo, tienes que tener muy claro lo que quieres hacer y cómo quieres conseguirlo. Es muy importante tener el proyecto bien definido con los materiales y acabados antes de empezar, para que no haya parones, retrasos y gastos innecesarios.

reformar casa

Las prisas no son buenas compañías

Y en las reformas mucho menos. Lo importante es mantener la calma y no meter prisa a los trabajadores. Los proyectos se construyen en el mundo de las ideas y la obra es un trámite para traerlas a la realidad. En la fase de diseño todo es posible y podemos modificar el aspecto de nuestra vivienda las veces que queramos hasta que consideremos que está perfecta.

No haber gestionado el papeleo antes de empezar

Tienes que asegurarte de tener todos los permisos y las licencias que necesitas. Si no sabes cuáles son, tendrás que informarte bien y para ello en deplace podemos aconsejarte.

No contar con presupuesto para imprevistos

Otro consejo interesante que queremos transmitirte es la necesidad de contar con un presupuesto reservado para problemas que puedan surgir durante la obra. Tener esto en cuenta nos dará tranquilidad, y en el caso de que se presenten imprevistos, poder afrontarlos sin dificultad.

No saber aún lo que significa Home Staging

Es un concepto moderno, aunque ya lleva varias décadas implantándose en las viviendas. En nuestro blog encontrarás un muy completo artículo acerca del Home Staging.

En pocas palabras, se trata de una serie de técnicas que ayudan a ensalzar los puntos fuertes de una vivienda y de esa manera poder exigir un precio más elevado, tanto para alquilarla o venderla

No acordar fecha de fin previamente

Si las personas que nos están realizando la reforma están trabajando por horas y no tenemos claro el fin de la obra, quizá haya malentendidos que nos podamos ahorrar. Además, si todo estuviese bien acordado y el plazo se superase, estaríamos en nuestro derecho de exigir una penalización.

Dejarlo hablado de palabra, pero no tenerlo por escrito y firmado

Algo muy importante en las obras es tener todos los acuerdos firmados. Debemos firmar siempre un contrato con la empresa reformista donde se reflejen los siguientes puntos:

  • Objeto del encargo y funciones a desempeñar.
  • Duración de las obras.
  • Honorarios y forma de pago.
  • Responsabilidad y garantías.

Confiamos que te sean útiles estos consejos de cara a las reformas que vayas a afrontar próximamente. Ya sabes que en deplace podemos apoyarte en este tipo de acciones para que todo sea un gran éxito y tu vivienda luzca de nuevo espectacular.

reforma tu casa
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR