Si has heredado un piso, ¿cuánto hay que esperar para venderlo?

¿Tiene que pasar un tiempo para vender un piso heredado?

Legalmente, no hay impedimento alguno para que el heredero proceda a la venta de un piso heredado, por lo que el tiempo para vender un piso heredado mínimo no existe. Aunque debe saber que para ser declarado propietario del piso no bastará con el testamento , sino que debe gestionar la aceptación de la herencia, rehacer las escrituras y realizar el registro de la propiedad.

Al aceptar una herencia, bajo la figura de aceptación pura y simple, también acepta todas las obligaciones que derivan de su posesión , como las deudas. Es por eso que se puede ver que una cantidad creciente de herederos optan por no aceptar sus herencias.

Por esta razón es útil conocer que existe una fórmula legal que permite a quien hereda no tener que enfrentar las deudas de su herencia gastando su patrimonio propio. Esto se logra aceptando la herencia a «beneficio de inventario «, lo que significa que las deudas que se originan de la herencia se paguen exclusivamente con el patrimonio de la propia herencia.

Para utilizar este recurso de beneficio de inventario, se estipula un plazo de 30 días contados a partir de la fecha que el heredero se reconoce como tal, o que hubiera practicado gestiones como heredero.

¿Cuándo y cómo se acepta la herencia?

Curiosamente, el Código Civil no establece plazo para aceptar una herencia. Ante esta omisión, considera que el plazo está abierto por treinta años a partir de la fecha del fallecimiento. La duración del tiempo para vender un piso heredado depende también del tiempo que tardes en aceptar la herencia.

Lo primero es saber si el fallecido había estado dispuesto o no al testamento. El registro al que se comunican todas las disposiciones testamentarias es el Registro General de Actos de Última Voluntad, al que se puede solicitar el testamento certificado desde la notaría. Como regla general, el último testamento es el documento válido, revocando a todos los demás, si los hubiere.

Si existe testamento, deberás solicitar una copia autorizada del mismo en la Notaría donde esté. Si no existe testamento, deberás tramitar una declaración de herederos abintestato, con el objeto de determinar quiénes poseen derecho a heredar.

Se puede aceptar la herencia tácitamente o de manera expresa, esto mediante escritura pública ante Notario. La persona que desee hacer uso del beneficio de inventario deberá comunicarlo al Notario competente dentro del expresado plazo (treinta días), presentando el título sucesorio. Ya sea el testamento o, en su defecto, la declaración de herederos abintestato. También requerirá el certificado de defunción y por último el Registro General de Actos de Ultima Voluntad.

Para formalizar la aceptación de los bienes se procede a firmar, ante notario, las escrituras de adjudicación y aceptación de la herencia.

Para la disposición de una herencia hay que hacer inventario y proceder a la valoración de los bienes del fallecido. Igualmente hay que determinar qué deudas o cargas pesan sobre los bienes de la herencia.  Tanto la aceptación de la herencia como su renuncia son actos irrevocables, que una vez formalizados no pueden deshacerse.

A la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma donde habitaba el fallecido, le corresponde realizar la tasación del piso. Las Comunidades Autónomas en sus páginas web, ofrecen la lista de valores mínimos de bienes inmuebles. Estas valoraciones tienen en cuenta el área de superficie, la ubicación, antigüedad, y su condición de estar en terrenos urbanos o rústicos.

¿Qué impuestos debo pagar?

Existen dos tributaciones a las que debes hacer frente como heredero de una vivienda:

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Está gestionado por las haciendas locales de cada Comunidad Autónoma y, por lo tanto, su importe variará dependiendo del domicilio que tenía el fallecido.

Cabe señalar que es potestad de cada Comunidad Autónoma las diferentes exenciones y bonificaciones que se aplican a este tributo. El plazo para esta liquidación es seis meses desde el fallecimiento del causante.

Para hacer el registro de la propiedad que te acreditará como el titular del inmueble, son requisitos indispensables:

  • El comprobante de liquidación de este impuesto
  • Las escrituras de adjudicación y aceptación de la herencia.

Este paso es imprescindible para poder vender un piso heredado, ya que sin la titularidad no podrás ejecutar la transacción.

Plusvalía municipal

El segundo impuesto a liquidar es la plusvalía municipal. Este tributo también es cobrado por el ayuntamiento y aplica solamente si el inmueble está en un terreno de naturaleza urbana -quedan exentos los terrenos rústicos-. El importe de este tributo se calcula a partir del valor catastral del suelo, al que se le aplican coeficientes y el porcentaje que le corresponda por tipo impositivo.

¿En qué localidad corresponde pagar cada impuesto?

Esta es una de las interrogantes más frecuentes. ¿Se tiene en cuenta el lugar de ubicación del piso? No, los impuestos deberán liquidarse en el lugar de residencia del fallecido. Esto es así aunque el piso se encuentre en una Comunidad Autónoma distinta. La importancia de este hecho radica en que estos impuestos cambian en su importe entre una u otra Comunidad Autónoma.

Como ya sabes, no existe tiempo para vender un piso heredado. Sin embargo, el tiempo que transcurra entre la aceptación de la herencia y la venta del piso sí puede tener consecuencias fiscales.

Cada caso de herencia es particular y tiene sus peculiaridades. Es por ello que contar con la mejor asesoría te ayudará en todos tus trámites.

En Deplace estamos deseando ayudarte. ¡Cuéntanos tu caso y empecemos a trabajar juntos!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR