Hipoteca BBVA: qué tener en cuenta

Tipos de hipoteca BBVA
Compartir

El BBVA es una de las pocas entidades bancarias que permiten financiar el 100% del valor de la tasación de una vivienda con una hipoteca. Esta opción está dirigida a aquellas personas que que no disponen de dinero para adelantar parte del importe de la compra. Las condiciones son más ventajosas de lo habitual: interés bajo, requisitos de contratación estándar y plazo máximo de 30 años o hasta que el titular más joven cumpla 70 años.

A pesar de ser una buena opción, antes de solicitar una hipoteca debemos estudiar todas las posibilidades a nuestro alcance. Contratar una hipoteca es un proceso largo que requiere esfuerzo, dedicación y documentarse para encontrar el préstamo que mejor se adapte a nuestra situación.

Hipoteca BBVA: condiciones del banco

Las condiciones que debes cumplir para solicitar una hipoteca en el BBVA son:  

  • Tener ingresos fijos.  La estabilidad económica es fundamental para la concesión de un préstamo hipotecario. Para solicitar una hipoteca en el BBVA debes aportar nóminas, vida laboral, declaraciones de la renta, etc.
  • Adelantar el 20% del precio de la vivienda. La «entrada» es un requisito habitual para pedir una hipoteca, ya que la Ley limita la concesión al 80% de la tasación del inmueble. En  segundas residencias este límite es más bajo (70%). Sin embargo el BBVA ofrece hipotecas al 100 % para primeras viviendas y en hipotecas para jóvenes.

La concesión de una hipoteca en el BBVA también está sujeta a la ausencia de deudas y a la presentación de un aval.

¿Cómo puedo mejorar las condiciones de mi hipoteca?

Las condiciones en la hipoteca BBVA mejoran si contratas otros servicios con el banco garantizando  un interés más bajo. En algunas hipotecas estos productos son vinculantes y obligatorios. Algunos de ellos son:

  • Domiciliar los ingresos (nómina, pensión, etc.)
  • Firmar un seguro de hogar.
  • Contratar un seguro de amortización, de vida, etc.

Si no se cumplen estas condiciones, el interés de la hipoteca BBVA aumenta de la siguiente forma:

  • Contratando estos productos: Euríbor + 0,99%.
  • Si solo se domicilia la nómina y se adquiere el seguro de hogar:  Euríbor + 1,49%
  • Si únicamente se contrata el seguro de vida: Euríbor + 1,49%
  • Sin contratar ningún producto vinculante: Euríbor + 1,99%

¿Qué hipotecas ofrece el BBVA?

El BBVA ofrece hipotecas a interés fijo y a interés variable sin comisión de apertura y sin gastos de notaría, gestoría ni registro. El plazo máximo de amortización es de 30 años.

Hipotecas Fijas a 15, 20, 25 y 30 años

La hipotecas fijas ofrecen una cuota de pago fija todos los meses, lo que nos ayuda a organizar nuestros gastos. Este préstamo es para residentes en España con ingresos y patrimonio en euros. El tipo de interés se fija a partir del 1,85% (TAE desde 2,551 %), en función del tiempo de devolución.

Las hipotecas a tipo Fijo del BBVA son:

Hipoteca Fija BBVA a 15 años

  • Interés fijo:1,85 %
  • Cuotas desde 392 €/mes

Hipoteca Fija BBVA a 20 años

  • Interés fijo: 2,05 %
  • Cuotas desde 403 €/mes

Hipoteca Fija BBVA a 25 años

  • Interés fijo: 2,20 %
  • Cuotas desde 411 €/mes

Hipoteca Fija BBVA a 30 años

  • Interés fijo: 2,40 %
  • Cuotas desde 422 €/mes

Hipotecas Variables para jóvenes (BLUE) y para funcionarios (MUFACE)

En la Hipoteca Variable BBVA el tipo de interés está compuesto por un porcentaje fijo (diferencial) y uno variable (Euríbor) revisado semestralmente.  El Tipo Variable mínimo es el Euríbor + 0,99% y el primer año es fijo (desde 1,99 % TIN). Para contratar esta hipoteca es necesario:

  • Contar con un seguro de daños sobre el inmueble hipotecado mientras dure la hipoteca.
  • Tener una cuenta corriente en BBVA para realizar los abonos y adeudos relacionados con la hipoteca.

El BBVA también ofrece un préstamo para facilitar que jóvenes de menos de 30 y con ingresos bajos y medios accedan a su primera vivienda: la hipoteca BLUE. Esta hipoteca ofrece ventajas como la posibilidad de financiar el 100% del valor del inmueble, una bonificación anual del 1% y un tipo de Euríbor + 0,25% durante el primer año.

Únicamente pueden acceder a este crédito personas hasta 29 años con ingresos mensuales máximos de 1.500 € (hipoteca individual) y 2.500 € (si se trata de una pareja). La cantidad de financiación no superará los 150.000 €, y el tipo de interés aplicable a partir del segundo año debe negociarse directamente con el banco (0,49% como máximo). El plazo de amortización puede ampliarse hasta 40 años.

Para terminar, el BBVA es una de las pocas entidades que ofrece una hipoteca específica para funcionarios: MUFACE BBVA. Este producto es exclusivo para trabajadores de la administración pública afiliados a la Mutua General de Funcionarios Civiles del Estado y ofrece tres ventajas importantes:

  • El tipo de interés es variable y su revisión anual en lugar de semestral.  
  • El plazo de devolución puede ampliarse hasta 40 años.
  • La bonificación anual supera los 800 €.

Para solicitarla únicamente es necesario domiciliar la nómina en el BBVA (no exige la contratación de otros productos vinculantes).

¿Qué hipoteca BBVA debo elegir?

Antes de pedir una hipoteca debes tener en cuenta diversos aspectos. El más importante es el interés, ya que es el valor que condicionará la cuota mensual a pagar.

Existen tres tipo de interés: fijo, variable y mixto.

  • En el primer caso la cuota mensual y el tipo de interés aplicable no varía durante todo el préstamo.
  • En el segundo, el tipo de interés está vinculado a un índice de referencia, por lo que la cuota mensual cambia
  • En el tercero se aplica un tipo fijo durante los primeros años y después un interés variable en función del Euríbor.

Por norma general las hipotecas a tipo variable tienen un interés inicial más bajo y son más atractivas. Sin embargo, las cuotas pueden subir y eso supone un riesgo. Por eso se recomiendan a personas con rentas más altas. Para economías familiares con menor capacidad económica se recomiendan hipotecas fijas.

¿Puedo ampliar mi hipoteca en el BBVA?

El BBVA observa tres tipos de ampliación de hipoteca:

  • Ampliación del capital. Permite implementar el importe del préstamo hipotecario. Si no aumentamos el plazo de amortización nuestra cuota mensual aumentará.
  • Ampliación del plazo. Al ampliar el tiempo de amortización conseguimos lo contrario, es decir, cuotas mensuales menores.
  • Ampliación del capital y del plazo. Permite ajustar la cuota si nuestra situación económica ha cambiado desde la concesión de la hipoteca.

La novación de la hipoteca conlleva unos gastos de notaría y gestoría para la formalización de la escritura en el Registro de la Propiedad que asume el BBVA. Respecto al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, será costeado por ambas partes en función de lo estipulado por la legislación vigente.

¿Cómo puedo calcular la hipoteca BBVA?

Una de cada tres hipotecas contratadas en el BBVA provienen de clientes que han utilizado la herramienta de simulación disponible en su web y que permite saber, de manera aproximada, cuál será el coste final de tu hipoteca y las cuotas de pago mensuales.

Un ejemplo práctico: para una vivienda de nueva construcción en Madrid con un precio de 160.000 € y 40 años de amortización, el BBVA te concederá un máximo de 120.000 €. Los gastos generales ascenderán a 51.065,50 €. Como en este caso el BBVA solo te ofrecería hipotecas variables, las cuotas serán de 362,75 € el primer año y de 296,69 € más el Euríbor +0,99% el resto de meses (este es tipo mínimo y la cuota hipotecaria se ajustará en función a este dato variable).

Si estás buscando una hipoteca, entra en BBVA y encuentra el mejor préstamo hipotecario para ti. Comprueba tu cuota y las condiciones hipotecarias en BBVA en este enlace.

Si te genera dudas el tema de préstamos hipotecarios y la compra venta de viviendas, desde Deplace podemos ayudarte. ¡Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR