Invertir en pisos en Madrid: Qué tener en cuenta

invertir en pisos en Madrid
Compartir

Cuando vendemos una propiedad, recibimos una herencia o disponemos de ahorros, es normal que nos planteemos invertir nuestro dinero para sacarle rentabilidad. De hecho, los grandes gurús financieros dicen que tener el dinero parado siempre es sinónimo de pérdidas, y aconsejan moverlo para obtener beneficios y rentabilidad.

La pregunta es: ¿cómo hacerlo sin sucumbir al riesgo? 

El ladrillo, una inversión muy segura 

En un mundo global y en una situación de pospandemia como la que estamos viviendo, es más importante que nunca tomar decisiones estratégicas para aprovechar las alternativas de inversión que se abren ante nosotros.

Y una de ellas, como ha ocurrido en otros momentos de crisis, es la posibilidad de comprar pisos o inmuebles. 

¿Por qué? Porque el mercado inmobiliario ha sido tradicionalmente, y al mismo tiempo, un refugio y un multiplicador del valor del dinero. 

Esto quiere decir que, en una economía en la que el precio del dinero en circulación fluctúa constantemente, invertir en pisos puede ser una buena alternativa para consolidar nuestros ahorros

Además, la escasa rentabilidad y el alto riesgo de los productos financieros de renta variable, como los fondos de inversión, hacen que el «ladrillo» aúne todo lo que los nuevos inversores necesitan: oportunidad, rentas fijas, rentabilidad y seguridad.  

5 Consejos para invertir en pisos en Madrid 

Si tu deseo es invertir en pisos en una ciudad como Madrid, debes tener en cuenta algunas cosas para garantizar operaciones seguras y rentables. 

Las más importantes son: 

  1. Analiza las posibilidades de revalorización. Es decir, estudia el mercado para saber si vas a comprar con precios al alza o a la baja. Esto es fundamental para detectar buenas oportunidades de negocio y para establecer una estrategia de inversión efectiva.
  1. Invierte según tus posibilidades. Una cosa es querer invertir en pisos en Madrid y otra muy distinta que la operación sea realmente viable para tu economía. Por ejemplo, cuando compramos un piso como inversión, la hipoteca de este no puede superar el 30% de nuestros ingresos mensuales para poder hacer frente a otros gastos diarios con solvencia. 
  1. Los pisos más pequeños son más rentables. Normalmente, los pisos de hasta 90 metros cuadrados tienen más posibilidades de revalorización. ¿El motivo? Son los que mayor demanda tienen, tanto para alquiler como para venta. Este dato es importante para saber qué oportunidades reales tendrás de rentabilizar tu compra.
  1. No olvides los gastos de comunidad. Cuando compramos un piso como inversión, no solo tenemos que pagar su valor. También asumimos una serie de gastos asociados a esta operación, como por ejemplo la comunidad o los impuestos. En algunas comunidades de propietarios de las grandes ciudades los gastos de mantener los servicios del edificio son bastante altos, y pueden afectar directamente a la rentabilidad de tu inversión. 
  1. Ubicación. Evidentemente, si vas a comprar pisos para invertir, la ubicación es clave para obtener beneficios de su venta o arrendamiento.

Madrid se perfila como una de las mejores ciudades de España para invertir en vivienda, ya que lo ideal es comprar pisos en zonas con mucha actividad inmobiliaria y en las grandes capitales.

Además, Madrid ofrece muchas ventajas fiscales a los inversores. 

Evidentemente, comprar un inmueble en Madrid es más caro que hacerlo en otras ciudades, pero las opciones de recuperar la inversión también son más altas, tal y como te explicamos a continuación: 

  • Inversiones a corto plazo. Madrid ofrece muy buenas oportunidades para comprar inmuebles en barrios baratos y generar valor en ellos gracias a una reforma. Esto implica un mayor desembolso inicial, asociado tanto a la compra como a la reforma,  pero podemos obtener rentabilidades de hasta un 15% en poco tiempo. 
  • Inversiones a medio plazo. En este caso, la rentabilidad es algo más baja, aunque también más segura. Con estas inversiones lo que se hace es reformar un piso y ponerlo en alquiler a corto/medio plazo (es decir, para vacaciones o para estudiantes y personas que se instalan temporalmente en grandes ciudades como Madrid). Una vez recuperado el dinero de la reforma, podemos esperar para intentar vender cuando el mercado sea favorable. 
  • Inversiones a largo plazo. Las inversiones de pisos en Madrid a largo plazo requieren paciencia, y por eso son las preferidas por los grandes patrimonios. Normalmente, esta opción de inversión se asocia a pisos inmuebles situados estratégicamente en barrios  céntricos o con precio del metro cuadrado alto (por ejemplo, en la Gran Vía o en la Plaza Mayor). Como en estas zonas la vivienda es un bien escaso y cotizado, el precio del alquiler no suele devaluarse, y los propietarios solo deben esperar a encontrar el momento para vender a precios muy altos. En este caso, la rentabilidad no suele superar el 4%, pero hablamos de inmuebles mucho más caros.

¿Dónde invertir en Madrid?

Si estás pensando comprar pisos para invertir en Madrid, es fundamental que conozcas cuáles son los mejores barrios para hacerlo. Estas son algunas de nuestras sugerencias: 

Tetuán

Tetuán es un buen distrito para invertir en Madrid: la relación metro-precio de este barrio «con solera» es bastante buena, y muchas familias están optando por instalarse allí. Las opciones para comprar pisos de segunda mano en Tetuán son más elevadas que en otras zonas de Madrid, así que es una zona atractiva para quienes tienen unos ahorros y quieren invertir en vivienda. 

La Latina

Este es uno de los mejores barrios para comprar pisos en Madrid si quieres invertir. Ubicado en pleno centro, muchos de los pisos de la zona están reformados y son ideales para el alquiler temporal. En general, los precios inmobiliarios en la zona son altos, ya que se encuentran en una de las mejores zonas de ocio de la ciudad. 

Salamanca 

El barrio de Salamanca es uno de los más caros de Madrid, y sin duda también uno de los más cotizados por los inversores a largo plazo. Los pisos de esta zona suele ser de gran tamaño y no suelen bajar de los 500.000 euros. 

Los Jerónimos es otra zona residencial del centro de Madrid definida por su tranquilidad y sus zonas verdes, y que pueden ser una buena opción de inversión.

Malasaña 

Malasaña es uno de los barrios más cool, culturales y con más vida de Madrid, y muchos inversores buscan pisos allí por este motivo: las posibilidades de arrendamiento en la zona son altas. Además, los precios en Malasaña se están incrementando debido a su cercanía con el centro de la ciudad.

¿Estás buscando piso en Madrid? ¿Quieres comprar un piso en la capital? Contacta con nosotros.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR