Minipisos: qué son y cuándo valen la pena

Qué son los minipisos
Compartir

Vivir en un espacio pequeño no tiene porqué ser sinónimo de incomodidad, inhabitabilidad o desorden. De hecho, en los llamados «minipisos» podemos encontrar todo lo que necesitamos para nuestro día a día. Pero, ¿qué se considera minipiso y qué no? ¿Cuánto debe medir una casa para recibir este calificativo? 

Desde Deplace te contamos las ventajas de invertir en este tipo de viviendas, reducidas y exigentes, pero que pueden ajustarse con mayor facilidad a nuestro presupuesto. 

¿Qué son los minipisos? 

Los minipisos son casas de dimensiones reducidas. Explicar qué es o qué no es un minipiso no siempre es sencillo, pues no existe una única definición y todo depende de con qué lo comparemos. 

Podemos establecer como referencia para definir qué son los minipisos las viviendas «estándar» basadas en los modelos constructivos de las décadas 1970-1980, que llenaron nuestras ciudades de bloques de pisos. De manera genérica, para ser “mini” un piso deben tener menos de 60 m2

Los minipisos surgen como una opción para cubrir algunas de las nuevas demandas de la sociedad, entre ellas:

  • La falta de espacio de las ciudades, cada vez más pobladas. 
  • El aumento de los hogares unipersonales, en los que vive una única persona. 
  • La escasa capacidad de inversión de muchas personas que, arrastrando años de crisis y precariedad laboral, buscan alternativas para independizarse o para comprar una casa.

Este modelo de vivienda es importado de grandes urbes mundiales como Hong Kong o Nueva York, donde la falta de metros cuadrados se suple con diseños funcionales y creativos.

Una de las principales características de los minipisos es la optimización del espacio para obtener el mayor rendimiento y confort. Otra, su versatilidad: este tipo de pisos se definen por sus dimensiones mínimas pero también porque sus estancias son “multiusos”. Por eso, en los minipisos no hablaremos de «habitaciones» como tal, sino de las actividades que podemos desarrollar en cada zona de la casa. 

Esta línea de pensamiento permite que los espacios estén suficientemente equipados para poder llevar a cabo diferentes tareas.

Minipisos y habitabilidad: ¿cuánto miden los minipisos? 

Cuando hablamos de minipisos no podemos obviar algunas cuestiones: ¿dónde está la diferencia entre un piso y un minipiso? ¿Existen límites desde el punto de vista legal? ¿Cuántos metros mínimos necesita una vivienda para considerarse como tal?

En primer lugar, para ser habitable una casa debe tener unas dimensiones, pero también disponer de algunos elementos como baño, lavadero y cocina dentro de su superficie útil.

Las condiciones mínimas que han de reunir toda clase de viviendas están recogidas en la Orden del Ministerio de la Gobernación del 29 de febrero de 1944, que sigue vigente en las Comunidades Autónomas de España sin normativa específica sobre habitabilidad. 

En otras regiones, las limitaciones están recogidas en diferentes leyes autonómicas como en el Texto Integrado de la Orden de 7 de diciembre de 2009 de la Consellería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda (aplicable sobre el Decreto 151/2009) en el caso de la Comunidad Valenciana; o la Ley 5/1995 y la Ley 6/2015 de la Vivienda en la Región de Murcia. Cataluña también cuenta con una ley específica sobre habitabilidad de la vivienda aprobada en 2012.

Según estas normas, todas las viviendas deben tener un dormitorio con la cocina separada (por los humos), un baño y un salón distribuidos en la superficie útil del inmueble. Sin embargo, el número de metros puede variar de una región a otra

Por ejemplo, en Murcia los pisos y minipisos deben tener, como mínimo, 40 metros cuadrados. Estas dimensiones son ligeramente inferiores en Madrid (38 m2), Aragón (37 m2) o el País Vasco (36 m2). Por contra, Ceuta (20 m2), Andalucía y Extremadura (25 m2) o Galicia (26 m2) son las Comunidades Autónomas de España donde podríamos encontrar viviendas ajustadas a la legislación con dimensiones más pequeñas.

Además de la superficie, la Ley de habitabilidad de la Comunidad Valenciana también establece otro tipo de características para las viviendas y que los minipisos, como tales, deben cumplir. Estas características son: 

  • El espacio para la evacuación fisiológica debe ubicarse en un recinto compartimentado.
  • La zona de la vivienda que tenga bañera o ducha se considerará local húmedo y, como tal, deberá estar revestido con material lavable e impermeable.
  • Si la vivienda tiene más de un dormitorio, el baño debe tener acceso desde una zona común.
  • El baño y el aseo no serán paso único para acceder a otra habitación o recinto (por ejemplo del dormitorio a la cocina).

¿Para quién se recomienda este tipo de vivienda? 

Según datos del INE, en el año 2017 había en España más de 30.000 hogares con una superficie inferior a los 30 m2. La mayoría de ellos se ubicaban en ciudades, sobre todo en aquellas que en los últimos años han experimentado un mayor incremento en los precios de los alquileres como Madrid o Barcelona. Esta situación ha forzado a muchos inquilinos a buscar propiedades que se ajusten mejor a sus presupuestos. 

Pero, ¿cuál es el perfil de las personas que alquilan o deciden comprar minipisos en España

Más del 65,6% de los minipisos son hogares unipersonales. Normalmente, los minipisos se consideran una vivienda temporal para independizarse, sobre todo para jóvenes que quieren acceder a una primera vivienda. Pero también son una alternativa para personas (quizá no tan jóvenes), que quieren vivir en barrios céntricos o de moda, y que normalmente son más caros.

El principal motivo para alquilar o comprar estos pisos es el económico. Está claro que vivir en un minipiso nos obliga a renunciar a metros en nuestra vivienda pero, por contraposición, su precio de alquiler o de compra suele ser menor, y será más fácil asumir las cuotas hipotecarias si queremos comprar una casa. 

¿Compra o alquiler de los minipisos? 

Los minipisos suelen ser una buena opción para vivir en algunas de las etapas de nuestra vida. Para empezar, suelen situarse en el centro de la ciudad y son perfectos para pasar periodos cortos de tiempo, aunque también pueden acabar convirtiéndose en nuestra vivienda permanente. 

Respecto a compra o alquiler, estos son nuestros consejos: 

  • Si lo que buscas es alquilar, este tipo de viviendas suelen estar amuebladas, sobre todo porque cada centímetro está analizado y equipado para ahorrar espacio. Además, muchos de estos minipisos han sido reformados recientemente.
  • Si lo que quieres es comprar, los precios de los minipisos son más bajos, por lo que será más fácil contratar una hipoteca y asumir sus cuotas mensuales. Además, este tipo de pisos suelen estar en zonas con mucha demanda de vivienda de alquiler y se consideran una buena inversión. De esta forma, si con el paso del tiempo tus circunstancias económicas o personales cambian y decides mudarte, podrás sacar rendimiento económico a tu propiedad.

Los minipisos son una de las tendencias del mercado inmobiliario que ha llegado para quedarse debido a la falta de espacio en las ciudades, pero también a los nuevos modelos de hogares que hacen que muchas personas no quieran pisos grandes sino cómodos y funcionales.
¿Buscas piso en el centro de tu ciudad? ¿Quieres comprar una casa? ¡Contacta con nosotros!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR