¿No logras vender tu casa? Puede ser por estos motivos

Por qué no vendes tu casa

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 y siguiendo la tendencia de los últimos años, la compraventa de casas en España volvió a aumentar. Con un incremento del 10,1% interanual, el pasado año se realizaron en nuestro país 515.051 transacciones de este tipo, el 82% de ellas en vivienda de segunda mano. La venta de casas nuevas también aumentó un 11% situándose en máximos históricos de la última década. 

Estas cifras resumen y refrendan una realidad: el sector inmobiliario español vive uno de los mejores momentos de los últimos diez años. Sin embargo, para algunas personas vender su piso se ha convertido en una auténtica odisea, una tarea complicada por razones de diversa índole, y en la que surge la duda constante de por qué no consigo vender mi casa.  Y es que, a la hora de vender una casa, cada detalle cuenta. 

6 motivos por los que no consigo vender mi casa: 

El precio es demasiado alto 

Muchos vendedores se muestran inflexibles con el precio de su vivienda sin tener en cuenta la situación real del mercado. De hecho, más de la mitad de las viviendas que se ponen a la venta tienen un precio más alto de lo debido.

Evidentemente, es lícito querer ganar dinero vendiendo una propiedad, pero también es necesario ser realista a la hora de valorar nuestra vivienda. Un ejemplo claro: esperar ganar con la venta de una casa el precio que se pagó por ella en los años del boom inmobiliario es una expectativa difícil de cumplir. 

Rebajar el precio sin una estrategia clara tampoco suele ser efectivo. Si bajamos en exceso captaremos la atención de los compradores pero es posible que éstos detecten que el inmueble tiene algún problema y no se decidan a comprar. 

Nuestro consejo: 

Si crees que el motivo por el que no consigues vender tu casa es su precio, rebajarlo es una buena opción si tomas como referencia el valor de las viviendas de la zona. Otra alternativa es especificar en tu oferta la posibilidad de negociar en función del precio de mercado como muestra de tu flexibilidad para agilizar la venta. 

La casa no está en buenas condiciones

Uno de los principales requisitos que buscan los compradores es que una casa se ajuste a sus necesidades. Las estancias amplias y espaciosas siempre son más flexibles, y una buena distribución ayudará a aprovechar mejor el espacio. Por otra parte, todos los profesionales del sector coinciden: las reparaciones y reformas pueden revalorizar un inmueble hasta cuatro veces lo invertido

Nuestro consejo: 

Pintar las paredes, cambiar el suelo, renovar los electrodomésticos o revisar las instalaciones de calefacción y aire acondicionado son pequeñas inversiones que te permitirán sacar un mayor rendimiento a tu vivienda. Si tiene jardín, un aspecto cuidado puede ser un interesante valor añadido. 

No encuentras a tus compradores potenciales  

Para vender una casa es necesario comunicar la oferta por distintos medios online y offline. En algunos casos, colocar un cartel en nuestro balcón o ventana es una opción viable para captar la atención de nuestros vecinos pero, si queremos llegar a más personas de las que pasan por nuestra puerta, tendremos que realizar otras acciones para potenciar la venta. En caso contrario, cuando pienses en no consigo vender mi vivienda, la falta de visibilidad podría ser la clave.

Hoy en día es muy probable encontrar un comprador en Internet porque, normalmente, quienes desean comprar una casa acuden a webs y portales específicos donde hay muchas viviendas que se ajustan a su presupuesto. La clave es elegir en qué portales online colocamos nuestra oferta. 

Nuestro consejo: 

Si tu inmueble aparece en más de una de web o plataforma digital llegará a más compradores. Estudia las opciones que más te interesen y apuesta por portales de confianza y calidad. Si buscas una inmobiliaria online, contáctanos.

Tu anuncio no es claro

«He rebajado el precio, he realizado reformas y he puesto anuncios en Internet pero, aún así,no consigo vender mi casa. ¿Cuál es la causa?». 

Si te sientes identificado con esta frase es posible que el motivo por el que no vendes tu casa sea que tu anuncio no está bien planteado

La clave de un anuncio atractivo son las fotografías. La primera impresión es muy importante. De hecho, más del 99% de los compradores descartan anuncios sin imágenes o con fotos de mala calidad. En el anuncio también conviene añadir otros datos relevantes como la superficie total de la casa, la distribución, la orientación y una pequeña descripción del inmueble.

Nuestro consejo:

Te aconsejamos que las fotografías de tu anuncio sean de calidad y que las hagas cuando la vivienda esté limpia y ordenada. Es importante obtener diferentes perspectivas de cada estancia porque así el comprador podrá ver todas las posibilidades del espacio. Si contactas a un asesor inmobiliario o con un profesional del sector, es posible que te informe sobre técnicas de Home Staging para conseguir espacios impersonales que encajen con las tendencias decorativas actuales. 

Respecto a la descripción, te recomendamos incidir en la ubicación y en detalles sobre la cercanía con espacios verdes, supermercados, hospitales, colegios o transporte público, así como de proyectos urbanísticos relevantes cercanos. Lo ideal es aprovechar este espacio para relatar tu visión personal y dar un valor añadido al inmueble. 

Te muestras escéptico con la venta 

En la venta de una casa pueden intervenir muchos factores emocionales. Al fin y al cabo una vivienda está llena de recuerdos. Sin embargo, si realmente queremos vender, debemos mostrarnos amables y dispuestos a colaborar con los futuros compradores sin mostrar un sentimiento de urgencia, necesidad o nostalgia. Al contrario, debemos transmitirles todo lo positivo que pueden obtener de la transacción según nuestra experiencia personal. 

El primer paso es manifestar la posibilidad de enseñar la vivienda en persona y de entrevistarse con el comprador. Muchos compradores desean visitar la vivienda para comprobar que el inmueble es tal y como se muestra en las imágenes, y negociar directamente con el vendedor para tener un trato más cercano. 

Nuestro consejo: 

Un paso importante para vender tu casa es diferenciar entre aquellas personas que son curiosas y aquellas que realmente tienen interés en comprar tu casa. Intenta generar un ambiente de confianza en el que ambas partes podáis manifestar vuestras intenciones y expectativas en la compraventa.  

No has confiado en profesionales

Muchas personas creen que su casa está en buenas condiciones y que se venderá sola sin la ayuda de intermediarios. El problema surge cuando, pasado un tiempo, las ofertas reales no llegan y el teléfono no suena. Es el momento en el que te preguntas por qué no consigo vender mi casa.

A la hora de contratar una inmobiliaria o un asesor inmobiliario no debes hacerlo únicamente por su currículum. Estos profesionales conocen cada zona o ciudad, tienen experiencia y cuentan con numerosas herramientas para promocionar el inmueble y llegar a un público más amplio.

En otra ocasiones, la venta de una casa se retrasa por la existencia por problemas burocráticos que los profesionales del sector saben solucionar de forma ágil. 

Nuestro consejo: 

Deplace es una inmobiliaria online y no tenemos dudas al respecto: si quieres vender tu casa con las mayores garantías debes confiar en profesionales. Nadie mejor que nosotros sabe qué es lo que el comprador quiere y cómo ofrecérselo.  

¿Buscas una inmobiliaria para vender tu casa rápido? Nuestros servicios incluyen valoración del inmueble, reportaje multimedia, calificación de visitas, sugerencias de revalorización y negociación. ¡Queremos que obtengas los mejores resultados! ¡Contacta con nosotros!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR