¿Qué hacer si ocupan tu inmueble?

okupas en casa
Compartir

Según datos del Ministerio del Interior, entre 2015 y 2019 las ocupaciones ilegales en viviendas en nuestro país ha aumentado hasta un 40%, y actualmente, el número de inmuebles ocupados en España es de 12.214, con un promedio de 33 casos diarios.

Segundas residencias y pisos de bancos, los inmuebles con más riesgo de ocupación

La mayoría de las ocupaciones se producen en inmuebles vacíos o en segundas residencias, sobre todo cuando son propiedad de personas jurídicas como empresas, administraciones o bancos.

El motivo es que los bancos suelen tardar más tiempo en conocer y en notificar que una de sus casas está “okupada”, dando mayor margen de actuación.

Te puede interesar: Qué tener en cuenta al comprar una casa al banco

Además, en la ocupación de este tipo de inmuebles, la jurisprudencia es más lenta, tanto desde el punto de vista civil como penal: la aprobación de la llamada «ley de desalojo exprés«, aprobada en 2018, se hizo únicamente para inmuebles propiedad de personas físicas y para residencias habituales.

Las demandas por desahucios relacionadas con okupas en casa o una ocupación cuando los propietarios son bancos o empresas pueden tardar en resolverse más de un año. Cuando los propietarios son personas físicas, por contra, la regulación actual permite desahuciar al precarista (persona que vive sin contrato en un inmueble que no es de su propiedad) en menos de seis meses, aunque este plazo depende de las circunstancias particulares de cada caso.

Aun así, cada vez más personas tienen miedo a la ocupación de sus inmuebles y se preguntan qué hacer si encuentran okupas en casa o qué tipo de acciones legales deben emprender para poner una demanda por ocupación de inmueble.

El principal problema, en todos los casos, es que muchos okupas son personas en situaciones vulnerables que acuden a las mafias para conseguir una vivienda.

En otras ocasiones, se trata de estafas a gran escala: tras ocupar la vivienda, los okupas cambian la cerradura y hacen un contrato falso con un tercero, quien supuestamente les alquila el inmueble. El resultado es que las personas que entran a vivir en la vivienda pagando un alquiler también resultan ser víctimas de los estafadores, quedando totalmente indefensas ante la ley.

Okupas en casa: qué hacer y cómo actuar en cada caso

Cuando los okupas entran en una vivienda y la convierten en su casa o morada habitual, el propietario ya no puede acceder a ella por el principio de inviolabilidad del domicilio, recogido en el artículo 18.2 de la Constitución española que reconoce que cualquier domicilio es «inviolable«.

  1.  ¿Puedo acceder a la vivienda cuando ya está ocupada?

Ante una ocupación, debe ser un juez quien ordene que la propiedad sea devuelta a su propietario legal.

Si decidiéramos entrar en la vivienda ocupada, aunque sea nuestra, estaríamos cometiendo un delito de allanamiento de morada, tipificado en el artículo 202 del Código Penal.

  1.  ¿Cuándo puede intervenir la policía para echar a los okupas?

La policía no puede atentar contra el principio de inviolabilidad de los domicilios. Los agentes únicamente pueden acceder a un domicilio ocupado si tienen una orden judicial o si se ha cometido un delito flagrante, es decir, si la ocupación acaba de producirse (o se ha producido en las últimas 24-48 horas) y existen testigos dispuestos a declarar que han presenciado la usurpación, aunque las situaciones de este tipo son escasas.

  1. ¿Cómo echar a un okupa de tu casa para recuperar tu propiedad?

Las opciones que tenemos para sacar a un okupa de nuestra casa son:

  • Interponer una demanda por ocupación de inmueble por lo civil. Se inicia un procedimiento judicial para reclamar la posesión de la casa contando con los servicios de un abogado especializado.
  • Interponer una denuncia o una querella por la vía penal. Este tipo de denuncia se puede poner en la policía o ante un juzgado de guardia. En este caso es fundamental presentar a la policía toda la documentación disponible, así como pruebas que acrediten que el inmueble es de nuestra propiedad (recibos de suministros, escrituras, empadronamiento…). También se recomienda exigir que se adopten medidas cautelares para impedir que el delito se siga cometiendo.
  • Contratar los servicios de una empresa especializada para desocupar la casa.
  1.  ¿Pueden los vecinos denunciar la ocupación de la vivienda?

Sí. De hecho, cuando una vivienda es ocupada, se recomienda a los propietarios acudir a la comunidad de vecinos para interponer denuncias por molestias que puedan acelerar el procedimiento para echar a los okupas. De hecho, la propia comunidad puede interponer una demanda de cesación cuando las molestias generadas por las personas que ocupan el inmueble (inquilino, usufructuario, okupa…) son reiteradas.

  1. ¿Qué dice la Ley sobre el desahucio de los okupas? ¿A qué penas se enfrentan los okupas por las vías penal y civil?

La ocupación de inmuebles está recogida en nuestra jurisprudencia, aunque no existe una legislación específica que regule las ocupaciones ilegales. 

En todo caso, la ocupación de cualquier inmueble es un delito y podemos recurrir a la vía penal o civil.

Si se trata de la ocupación de un domicilio habitual, se ha cometido un delito de allanamiento de morada (artículo 202 del Código Penal), con penas de seis meses a dos años que pueden agravarse si se demuestra la existencia de violencia o intimidación.

Si el inmueble ocupado no es la vivienda habitual donde reside el propietario o arrendatario, la ocupación ilegal puede ser tipificada como un delito de usurpación de inmueble (recogido en el artículo 245 del Código Penal), donde solo se prevén penas de multa.

A estos delitos podrían añadirse otros como el de robo, hurto o daños materiales.

→ Consulta también: Seguro de hogar: ¿son necesarios?

Respecto a cómo echar a un okupa de tu casa por la vía civil, lo más habitual es recurrir al desahucio por precario o al juicio verbal, dos procedimientos que tienen como único objetivo recuperar la posesión del inmueble lo antes posible.

Consejos de Deplace para prevenir los okupas en casa 

Ante el creciente número de ocupaciones de viviendas e inmuebles, las empresas del sector inmobiliario como Deplace, nos vemos en la obligación de dar a nuestros clientes consejos para reducir el riesgo de encontrarnos con okupas en casa.

Algunos de estos consejos son:

  • Alquilar la vivienda. Además de conseguir un rendimiento económico, algunos países, como por ejemplo Dinamarca, multan a los propietarios que tienen viviendas deshabitadas.
  • Contar con la ayuda de los vecinos. Una buena opción para reducir el riesgo de ocupación de inmuebles es hablar con algún vecino o vecina para que suban o bajen las persianas y para que recojan el correo,  de forma que parezca que en la vivienda reside gente para reducir el riesgo de ocupación.
  • Instalar alarmas. Las alarmas actúan como disuasorio para entrar en la vivienda, lo que previene los robos y las ocupaciones. 
  • Poner puertas “antiokupación”. Se trata de puertas de acero que se colocan de manera provisional y cuyas cerraduras no pueden cambiarse. El objetivo es evitar el asalto a las viviendas mientras están vacías. Aun así, recuerda que no solo debes proteger la puerta principal, sino también las puertas laterales y las ventanas. 
  • Tener copia de la documentación de la casa. Siempre conviene tener una copia de las escrituras de propiedad del inmueble, del contrato de arrendamiento, del empadronamiento, de recibos domiciliados, etc. En caso de que ocupen nuestra casa, estos documentos son fundamentales a la hora de poner una denuncia. 
  • Realizar vídeos del estado del inmueble. Tener vídeos de nuestra casa puede ser interesante para, llegado el momento de la ocupación e iniciado el proceso judicial, poder comprobar el estado de nuestra vivienda o segunda residencia antes de la ocupación para reclamar daños.  

¿Y tú? ¿Estás pensando en vender tu segunda residencia? Cuéntanos tus prioridades y nosotros te ayudaremos a gestionar la venta y compra de tu inmueble. 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR