Préstamos para obras en casa

Préstamos para obras en casa

Pedir préstamos para hacer obras en casa es una opción que se plantean tanto los compradores que adquieren una vivienda de segunda mano y quieren hacer reformas antes de instalarse en ella, como los propietarios que desean revalorizar un piso o una casa antes de lanzarla al mercado. Por este motivo, muchas personas se preguntan cómo funcionan los préstamos, en qué se diferencian de las hipotecas, o cuál es el límite de capital que podemos obtener con su concesión.

En primer lugar, todos los préstamos para realizar obras y reformas son bastante flexibles. Al fin y al cabo, no es no lo mismo acondicionar una vivienda (por ejemplo cambiar únicamente la cocina,  ampliar el baño o sustituir los electrodomésticos por unos nuevos), que hacer hacer una reforma integral (cambiar baño, cocina, suelos, instalaciones, ventanas, puertas, etc.) ya que, en el segundo caso, el capital a invertir es mucho más elevado. 

Pero, ¿por qué optar por un préstamo hipotecario y no por un crédito personal? ¿Tiene alguna ventaja? 

Ventajas de los préstamos para obras en casa

En realidad, los créditos y préstamos hipotecarios y de consumo son dos fórmulas de financiación muy parecidas. De hecho, algunos bancos ofrecen directamente préstamos personales para hacer reformas. La concesión de mayor o menor capital dependerá, en los dos supuestos, del banco y de la situación financiera y laboral del cliente, y de su vinculación con la entidad, entre otros factores. 

Sin embargo, normalmente los préstamos para obras en casa tienen mejores condiciones porque ofrecen intereses más bajos (entre un 5 y un 8%), y un periodo de devolución más largo.

Por otra parte, al solicitar un préstamo para hacer reformas debemos intentar disponer de cierto de «margen de maniobra». El motivo es que cuando comenzamos a hacer obras en una vivienda de segunda mano pueden aparecer imprevistos, y conviene solicitar más fondos aparte del presupuesto inicial previsto para la reforma. Como consecuencia, tendremos que estudiar las opciones que nos ofrezcan las diferentes entidades para poder optar a más capital en condiciones más ventajosas y adaptadas a nuestra capacidad de devolución del préstamo.

Préstamos para hacer reformas en casa: capital, intereses, comisiones y amortización 

Capital 

Cuando solicitamos un préstamo para hacer una reforma, lo más importante es tener claro cuánto dinero vamos a pedir. El concepto de reforma es muy amplio, y por eso los bancos ofrecen préstamos para obras en casa que van desde los 600 € hasta los 75.000 € dependiendo de cada entidad.

Intereses

Generalmente, los préstamos para hacer obras en casa presentan muy buenas condiciones. A diferencia de las hipotecas, los préstamos destinados a este fin suelen tener interés a tipo fijo, más bajo (entre el 4 y el 6%), y que se negocia antes de la contratación. 

Comisiones 

Respecto a otros gastos asociados, la mayoría de los préstamos para obras en casa tienen una comisión de apertura y de cancelación. De hecho, aunque sus condiciones generales son mejores y están diseñados para resultar más rentables a los clientes, sus gastos de formalización suelen ser más elevados. Por otra parte, y dependiendo del importe solicitado, el banco también puede pedir al cliente contratar algún tipo de vinculación (tarjetas de crédito, seguros, etc.), para la concesión del préstamo. 

Amortización

Tal y como hemos apuntado, el tiempo para devolver los préstamos para obras es mayor que el tiempo para devolver los créditos de consumo personal. Y como el tipo de interés es fijo, las cuotas son constantes durante todo el periodo de amortización (entre los 8 y los 10 años como norma general). Otra ventaja de este tipo de préstamos es que muchas veces el banco ofrece a sus clientes la posibilidad de elegir el día del mes que desean hacer el pago, una flexibilidad que puede ayudarnos a organizar nuestra economía doméstica. 

Requisitos para pedir préstamos para reformas vs. Requisitos para pedir un préstamo de consumo convencional 

Los requisitos para formalizar un préstamo para obras en casa y un préstamo de consumo son prácticamente los mismos. En los dos casos, la entidad bancaria puede solicitarnos justificantes de ingresos y nóminas, historial laboral, historial crediticio e informes sobre nuestra situación financiera (pagos habituales y deudas) para comprobar nuestro perfil económico. Además, para contratar estos productos tenemos que ser mayores de edad y residir en territorio español

La pregunta es, ¿en qué se diferencian los créditos y los préstamos hipotecarios? ¿Qué producto me interesa más?

La principal diferencia entre un préstamo y un crédito personal para hacer reformas es el importe. En el caso de los créditos, la financiación suele ser menor y, por lo tanto, se destinará a obras más pequeñas. Y aunque los créditos personales tienen una concesión más rápida, y son una buena opción si necesitamos dinero urgente para sustituir una bañera por una ducha o para cambiar la caldera, sus intereses son más elevados, por lo que el importe a final devolver, en comparación, también será más alto.

Encuentra tu préstamo para reformas y obras en el hogar: 

Actualmente no todas las entidades ofertan en sus carteras de productos préstamos para obras y reformas en el hogar. Algunas de las que sí lo hacen, de una u otra forma, son: 

CaixaBank

Esta entidad dispone de un producto concreto, el préstamo Family, destinado a las reformas en el hogar. Con interés fijo, importe máximo de 60.000 € y plazo de amortización de hasta 6 años, se trata de una opción especialmente ventajosa para quienes ya son clientes de esta entidad. 

Kutxabank

Kutxabank también ofrece un producto específico destinado a las reformas en el hogar. El importe mínimo en este caso es de 500 €, y el máximo de 75.000 €. El plazo de devolución máximo es de 10 años, y existe la posibilidad de personalizar cuota, plazo y día de pago, convirtiéndose en una de las opciones más flexibles del mercado.

BBVA 

En el caso del BBVA, la concesión de los préstamos para reformas en las mejores condiciones está condicionada a la domiciliación de la nómina. Con esta vinculación, el interés del préstamo será del 7,2%, con una comisión de apertura del 2%. El importe mínimo será de 12.000 € y el máximo de 60.000 €, con plazos de amortización variables entre 5 y 10 años. 

ING 

Si queremos solicitar un préstamo para obras en casa en el ING, deberemos apostar por un Préstamo Naranja porque, pese a tratarse de un préstamo de consumo convencional, este producto tiene unas condiciones u otras dependiendo de su finalidad. Si su uso es la reforma de una vivienda  estas condiciones son: 

  • Interés del 5,95% con dos vinculaciones obligatorias (servicios de protección de pagos y seguro de vida).
  • Importe mínimo de 6.000€ y máximo de 60.000€
  • Plazo de amortización entre 2 y 7 años

Los préstamos para reformas en casa son una gran inversión tanto para acondicionar una vivienda como para aumentar su valor en el mercado. Nuestro consejo es que consultes con tu entidad bancaria, pues te ofrecerán las mejores opciones para financiar tus obras en función de tu situación. Después, solicita información en otros bancos para saber si mejoran dichas condiciones. 
¿Estás pensando en vender tu casa? ¿Quieres realizar una reforma para aumentar el valor de tu piso? En Deplace somos expertos en el sector inmobiliario. Contacta con nosotros y te daremos las claves para optimizar tu inversión y tu reforma.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR