¿Puedo cambiar mi piso por lo que me queda de hipoteca si no puedo seguir pagándola?

¿Puedo dar mi piso por lo que me queda de hipoteca?
Compartir

Uno de los grandes problemas que tienen las hipotecas es lo relacionado con su longitud en el tiempo. Al ser contratos de tantos años de duración, es normal que, en algún momento de nuestra vida, nos veamos en la situación de tener que afrontar la cuota en un momento en el que no podemos hacer frente a la misma.

Una de las preguntas que más nos solemos hacer en ese momento es si puedo cambiar mi piso por lo que me queda de hipoteca. La respuesta corta es que sí, que puedes entregar el piso a cambio de que te perdonen la deuda que tienes con ellos. Este proceso se ha bautizado como dación en pago. Durante los años de crisis se volvió más popular que nunca.

Si quieres conocer todas las naturalezas que rigen a ese proceso, desde Deplace te lo explicamos. Descubre lo que debes de hacer si quieres cancelar tu deuda hipotecaria a cambio de tu piso.

Cambiar mi piso por lo que me queda de hipoteca, un recurso cada vez más utilizado

Únicamente hace falta echar la vista atrás para recordar todas las noticias de desahucios que pudimos vivir en los años en los que la crisis golpeó con más fuerza a la sociedad española. A consecuencia del Euribor, llegando a copar máximos históricos con un 5%, y la pérdida de trabajo y poder adquisitivo que experimentaron cada vez más familias, las cláusulas hipotecarias para librarse de los deudores iban ejecutándose.

Tanto es así que en los años que duró la crisis, los desahucios se convirtieron en una constante en la población española. Incluso llegando a dejar de ser noticia. En un panorama como aquel, cada vez fueron más las familias que, ante la imposibilidad de hacer frente a la hipoteca, se acercaron a sus respectivas sucursales para preguntar acerca de si era posible cambiar mi piso por lo que me quedaba de hipoteca.

Sin embargo, esta pregunta nunca ha sido fácil de responder. Y es que de su aprobación depende, en gran medida, la postura del banco en lo referente a esta cuestión. Fue en el año 2017 cuando pudimos ver como el juzgado Mercantil nº10 de Barcelona admitía la dación en pago para anular una hipoteca. Sin embargo, todavía hay mucho camino por hacer en lo relacionado con esta cuestión.

Si estás pasando por una época parecida a la que hemos descrito y quieres conocer qué es lo que puedes hacer con tu hipoteca, ¡te respondemos todas tus dudas!

¿Qué es la dación en pago?

La dación consiste en la entrega del inmueble a la entidad financiera a cambio de la cancelación de la deuda. Lo cierto es que sobre el papel parece fácil de llevar a cabo. No obstante, existen una gran cantidad de interrogantes en lo referente a esta cuestión.

Su ejecución nunca ha sido fácil. Y los gobiernos lo cierto es que tampoco han hecho demasiado para convertir a la dación en pago en una realidad. Pues los bancos, les entregaras el piso o no seguían persiguiendo su principal objetivo, recuperar el dinero que habían prestado a las familias para comprar un inmueble. Sin embargo, la realidad es muy diferentes.

Han sido millones los casos en los que se han ejecutado cláusulas hipotecarias y se han entregado los inmuebles a los bancos. Éstos han vendido estos inmuebles a través de una subasta y se han quedado, por un lado, con el dinero que han ganado en la subasta y, por otro, con las cuotas restantes del deudor hipotecario.

Esta situación ha terminado por ahogar a numerosas familias en toda España. En el panorama actual, es cierto que la ley ya permite la negociación con el banco acerca de hacer efectiva la dación en pago y perdonar la deuda. Aun así, la realidad es que, ¿por qué no ejecutar esta dación en pago de manera automática?

Dación en pago, ¿cuáles son sus ventajas?

Las ventajas con las que cuenta la dación en pago son múltiples. En un escenario como el actual, podríamos definir los principales beneficios de la dación en pago en dos pilares básicos:

  • Por un lado, de cara a las familias. Nos encontramos con una de las mejores formas para aliviar la situación económica de las mismas. Librarse del pago de la cuota hipotecaria durante los años que tiene por delante puede convertirse en la vía de escape necesaria para afrontar, con otra perspectiva, las épocas de mayor inestabilidad laboral.
  • Por otro, los bancos. Las entidades bancarias podrían verse beneficiadas a consecuencia de esta decisión. Los costes jurídicos a los que debería de enfrentarse el sector bancario también se reducirían de manera considerable. Al no tener que enfrentarse a los procesos de ejecución hipotecaria, los bandos tendrían la opción de negociar con los deudores la condonación, reducción o redefinición de su deuda.

De esta manera, lo relacionado con los desahucios pasaría a los casos más extremos, en los que no se ha llegado a ningún acuerdo por ambas partes en lo que han durado los meses previos a la ejecución de la propiedad. Pero éste no es su único beneficio. Esta flexibilidad haría que cada vez más familias se atrevieran a pedir una hipoteca, logrando muchas más concesiones por parte del sector bancario de lo que tienen en la actualidad.

¿Y sus inconvenientes?

En la dación en pago también existen una serie de inconvenientes. El principal será la regulación de la concesión de hipotecas. Ante esta situación, todos los bancos endurecerían, y mucho, lo relacionado con la condiciones para conceder una hipoteca. Los avales, los intereses y los estudios previos conformarían el escenario real.

La dación en pago no evitaría que las personas se siguieran quedan sin hogar. Y es que, pese a que la deuda quedaría completamente cancelada, la pérdida del inmueble se daría en cualquier caso. Por lo que habría que enfrentarse, de igual modo, a esta sensación.

Pese a todo, lo cierto es que cambiar un piso por lo que queda de hipoteca sería una de las soluciones a las que puedes recurrir para solventar tu deuda hipotecaria.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR