¿Qué debes saber antes de contratar una hipoteca en Abanca?

Tipos de hipoteca Abanca
Compartir

Las Hipotecas Maricarmen de Abanca se han hecho famosas no solo por su curioso nombre, sino también por ofrecer buenas condiciones. Entre sus ventajas destaca la cobertura de los gastos de constitución de la hipoteca y una financiación máxima del 80%-60%: 80% para primeras residencias y 60% para segunda vivienda, garajes, trasteros, locales y bajos comerciales. 

Aunque Abanca exige contratar varios productos y suscribir un seguro de protección de pagos (en caso de que tu nómina y tus ingresos mensuales no superen los 600 €), ofrece mucha fiabilidad a sus clientes. Los plazos de devolución también están bien valorados: hasta 30 años para compra y hasta 28 para autopromoción. 

A continuación te contamos cuáles son las ventajas y las desventajas de las hipotecas Abanca. De esta forma, tendrás toda la información para saber si te convienen o tienes que buscar hipotecas de otro tipo. 

¿Qué hipotecas me ofrece Abanca?

Actualmente Abanca ofrece tres productos hipotecarios, las llamadas Hipotecas Maricarmen a tipo fijo, a tipo variable y a tipo mixto. ¿Quieres saber qué te ofrece cada una de ellas? 

Hipoteca Fija Maricarmen

Como todas las hipotecas a tipo de interés fijo, con este producto de Abanca pagarás la misma cuota mensual durante todo el préstamo (mínimo de 15 y un máximo de 30 años, en tramos de 5 años, a 15, 20, 25 y 30 años). 

Dirigidas a un cliente que no quiere llevarse sorpresas con su hipoteca. Los tipos de interés van en función del plazo de amortización de las hipotecas fijas Abanca, cumpliendo con las vinculaciones establecidas por la entidad (domiciliación de la nómina + contratación de 2 seguros + tarjeta), son: 

  • Interés fijo 15 años: 2,15% TIN, 3,18% TAE
  • Interés fijo 20 años: 2,49% TIN, 4,13% TAE
  • Interés fijo 25 años: 2,55% TIN, 4,06% TAE
  • Interés fijo 30 años: 2,59% TIN, 3,99% TAE

La comisión de apertura en todos los casos es del 1,25% del importe concedido, con un mínimo de 950€. Así, por ejemplo, si solicitamos un préstamo de 150.000 € a 30 años, la cuota mensual será de 599€, con comisión de apertura de 950€ y tipo de interés del 4%, lo que quiere decir que al final del préstamo tendremos que devolver muchos intereses (casi 100.000 €). 

Hipoteca Variable Maricarmen 

Las hipotecas variables vuelven a tener una alta demanda a pesar de que están sujetas a los cambios del mercado y a la modificación de los intereses y cuotas de pago. Aún así, y precisamente por ese “riesgo”, ofrecen muy buenas condiciones e interesan a clientes con ahorros e ingresos fijos.  

A principios de 2019 Abanca decidió modificar las condiciones iniciales de sus hipotecas variables y aumentó la comisión de apertura del 1% al 1.25%. Por lo demás, este producto hipotecario no tiene comisiones. Entre sus ventajas destaca la posibilidad de aplazar la hipoteca dos veces, en un periodo máximo de 24 meses. En este tiempo solo pagarás los intereses del préstamo (el diferencial subirá un 1%). 

En las Hipotecas Maricarmen variables el interés es de 1,09% + Euribor. La revisión del tipo de interés es anual y es posible solicitar una carencia de dos años. 

Comparado con una hipoteca fija, gracias a la Hipoteca Variable de Abanca pagas muchos menos intereses. En el supuesto anterior (150.00 €, plazo máximo de 30 años) la comisión de apertura será exactamente la misma, pero los intereses totales pueden reducirse a la mitad (49.000 €). 

Hipoteca Mixta Maricarmen

Aunque no es un producto con una alta demanda en nuestro mercado hipotecario, Abanca también ha apostado por ofrecer a sus clientes una Hipoteca Mixta con un interés fijo del 2,09% TIN durante los 10 primeros años y un 1,40% TIN + Euribor durante el resto del plazo de amortización. En este caso, existe una comisión de riesgo del 3% que debe asumir el cliente

¿Cómo puedo conseguir las mejores condiciones de las hipotecas de Abanca? 

Para conseguir las mejores condiciones y bonificaciones con las hipotecas Abanca es necesario: 

Domiciliar la nómina,pensión y/o ingresos

  • Domiciliación de nómina, pensión o seguro de entre 600-2500€: Bonificación del 0,20%. 
  • Domiciliación de nómina, pensión de 2.500€ e ingresos hasta 3.500 €: Bonificación del 0,40%. 
  • Domiciliación de Seguro Social con un saldo anual medio de 2.000€: Bonificación del 0,40%. 
  • Domiciliación de nómina o pensión y contratación de seguro de protección de pagos (máximo 59 años): Bonificación del 0,40%. 

Contratación de tarjetas:

  • Realizando un mínimo de 24 compras al año o un gasto igual o superior a 2.500€: Bonificación del  0,15%. 

Contratación de seguros: 

  • Seguro de vida (máximo 64 años): Bonificación del 0,25%.
  • Seguro de hogar (máximo 64 años): Bonificación del 0,20%.

Las tres hipotecas Maricarmen de Abanca requieren la contratación de una Cuenta Nómina para realizar las operaciones de cobro y pago. El coste de mantenimiento de este servicio es de 42€ al año. 

¿Puedo solicitar una carencia con las hipotecas Maricarmen de Abanca?

La carencia de una hipoteca es un periodo en el que el  banco ofrece a sus clientes la posibilidad de pagar una cuota menor por su hipoteca, normalmente porque sus ingresos se han reducido. Actualmente se trata de una opción demandada para rebajar el importe de las cuotas hipotecarias, aunque no es la única. De hecho también puede solicitarse un aumento del plazo de la hipoteca, aunque en ese caso los intereses pueden aumentar considerablemente. 

La carencia hipotecaria puede ser total o parcial (es decir, que no pagas ni capital ni intereses o que pagas solo los intereses). En algunos casos, la carencia puede ser de hasta del 50%, por lo que una cuota de 500 € se reduciría hasta 260€. El principal inconveniente de solicitar un periodo de carencia es la obligación de realizar una novación hipotecario, y eso implica gastos adicionales por la gestión.  

Las condiciones de cada banco para la concesión del periodo de carencia son diferentes. Por ejemplo, la Hipoteca Variable Maricarmen de Abanca permite solicitar una carencia de 24 cuotas sin comisión. Para solicitarlo, el cliente debe haber pagado las primeras 60 cuotas y no estar en los últimos cinco años del pago de la hipoteca. Además, esta carencia es parcial (es decir, únicamente se paga el capital) y el interés aumenta automáticamente un 1%. Este importe extra puede liquidarse cuando termine el periodo de carencia o incorporarse al capital de la hipoteca que quede pendiente.

6 Ventajas de las Hipotecas Maricarmen de Abanca: 

  • La entidad asume todos los gastos de constitución de la hipoteca.
  • No tiene comisiones por amortización anticipada, ni total ni parcial.
  • El plazo de reembolso es bastante flexible (hasta 30 años). 
  • Aporta un tipo de interés competitivo
  • Los ingresos mínimos para solicitarla están entre los más bajos de las entidades españolas (600€). 
  • Permite contratación tanto online como en una oficina.

Para conocer más sobre las hipotecas Abanca puedes entrar en la web del banco y solicitar información. Y para calcular el importe aproximado de tu cuota, accede a su simulador e introduce los datos que te solicite la herramienta. La aplicación calculará directamente tu cuota mensual y podrás ver que opción encaja más contigo. 
¿Buscas la mejor hipoteca para ti? ¡Escríbenos!. En Deplace podemos asesorarte sobre las mejores opciones para comprar una vivienda.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR