¿Qué elegir, hipoteca con tipo fijo o variable?

Hipoteca a tipo fijo o hipoteca a tipo variable
Compartir

Si estás pensando en comprar una vivienda contratando una hipoteca, quizá te asalten dudas sobre cómo funcionan este tipo de préstamos y cuáles son los aspectos más relevantes de este compromiso que adquirirás a tan largo plazo.

Y es que a la hora de informarte puedes ver que mientras a principios de 2016, las hipotecas que se contrataban a tipo fijo apenas llegaban al 10%; en la actualidad esa cifra alcanza el 40%. También te enterarás que el Gobierno está incentivando las hipotecas tipo fijo y ha propuesto reducir los costes de cambiar el tipo de préstamo. La cuestión que no pierde vigencia es, qué conviene más, ¿contratar una hipoteca tipo fijo o variable?

¿Por qué están en auge las hipotecas de tipo fijo?

El incremento de hipotecas de tipo fijo tiene que ver con la promoción que las propias entidades les vienen haciendo. Cuenta también que ha crecido su preferencia entre los solicitantes como una estrategia de protección ante la posible subida de tipos.

En los préstamos fijos el interés es constante a todo lo largo de la duración del préstamo. Por lo tanto, estos préstamos no se ven afectados por las subidas de tipos de interés. La desventaja es que tampoco se pueden favorecer de las bajadas.

A la hora de ponderar si el tipo fijo es tu mejor opción, debes tener en cuenta que las hipotecas fijas tienen un diferencial, esto es el interés que cobra el banco por colocar su dinero en hipotecas, que es superior al de aquellas de tipo variable. Este mayor diferencial es el costo de poder garantizar la misma cuota al margen de los vaivenes de los tipos de interés.

¿Cuál es el panorama de las hipotecas de tipo variable?

En los préstamos hipotecarios de tipo variable, el interés aplicable varía en función de la evolución de los tipos de interés. La tasa puede bajar o subir, obedeciendo a un cálculo teórico que toma en cuenta los últimos registros de los índices de referencia. El principal indicador para el cálculo de hipotecas es el Euribor.

A lo largo de la duración del préstamo las tasas aplicadas dependerán de las subidas y bajadas de los tipos de interés.

¿Qué determina la conveniencia de hipotecas tipo fijo o variable?

No existe un factor único para decidir si son más ventajosas los hipotecas tipo fijo o variables. Elegir entre ambos depende de las circunstancias de cada momento. Debiendo considerar las perspectivas sobre la evolución de los tipos de interés.

El indicador de referencia, el Euribor, se ha mantenido en mínimos históricos, estabilizándose durante los últimos meses con pequeñas oscilaciones en un rango estrecho. Los expertos coinciden en pensar que el descenso continuado de este índice ya ha concluido. Ahora bien, aunque no se esperen más descensos en el Euribor, tampoco parece probable que el índice sufra subidas aceleradas en los próximos meses. No está previsto que el Banco Central Europeo proceda a subir los tipos de interés hasta muy entrado el año 2019.

La previsión es que los tipos de interés en el corto plazo tiendan a subir a niveles más normales. Un panorama realista es que los tipos de interés vuelvan paulatinamente a niveles cercanos al 2%. Así que se prevé que en los próximos dos años el índice ronde el 1% y, en los siguientes cinco años, llegará a alcanzar el 2% donde permanecería estable. Bajo estas perspectivas, los préstamos a tipo de interés variable lucen más apetecibles que los fijos.

A pesar del optimismo, siempre es difícil hacer proyecciones a tan largo plazo como son 10 o 15 años, lo que sí parece claro en el corto plazo es que los tipos de interés se mantendrán en niveles bajos.

En un panorama menos halagador, contando que los tipos suban más deprisa y se mantengan altos podría resultar ventajoso haber adquirido un préstamo fijo.

Por otro lado, la adquisición de una hipoteca a tipo mixto, no es recomendable en absoluto. El tipo mixto ofrecen un tipo fijo por los primeros años, lo que evita que los contratantes disfruten de los bajos tipos de interés actuales y, posteriormente el tipo será variable, cuando se prevé tenga lugar  las subidas de los índices de referencia.

Dadas las condiciones en que las entidades están ofreciendo préstamos a tipo de interés variable, con tipos bajos, son más interesantes que los préstamos a tipo fijo.

De todas formas, para decidir si te conviene más una hipoteca tipo fijo o variable, es recomendable realizar una simulación poniéndote en el peor de los escenarios con el fin de comprobar si tu economía familiar podría soportar cuotas más elevadas. Esto teniendo en cuenta que la subida de tipos es la principal causa de los impagos. En uno y otro caso, tanto si buscas préstamos a tipo de interés fijo como variables, puedes contar con la asesoría oportuna que te ofrecemos en Deplace.

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR