¿Qué es el certificado BREEAM?

certificado BREEAM
Compartir

En los últimos tiempos se habla mucho de la arquitectura sostenible, centrada en el diseño y en la construcción de viviendas y edificios con un impacto ambiental mínimo, eficientes y que faciliten el ahorro de recursos en iluminación, climatización, etc.

Cómo certificar la eficiencia energética de un edificio

Actualmente, existen varios métodos y/o estándares para certificar que un edificio es sostenible.

El más popular es el Certificado de Eficiencia Energética, un documento que asigna una calificación energética a la vivienda midiendo dos indicadores: las emisiones anuales de CO2 (expresadas en kg/m2-año) y el consumo anual de energía primaria no renovable (expresado en kWh/m2-año). 

En función de estos parámetros, los edificios se clasifican con un sistema de letras, desde la A hasta la G, siendo los de clasificación A los más eficientes y los de clasificación G, los menos.

Por otra parte, existen una serie de estándares, con validez internacional, que nos permiten conocer, de manera rápida, la relación de un edificio con el medioambiente. Se trata del certificado BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method), el certificado LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) y el certificado VERDE (Valoración de Eficiencia de Referencia de Edificios), este último creado por la asociación Green Building Council España (GBCE).

Aunque en los tres casos se trata de reconocimientos oficiales, cada uno mide unos parámetros y se basa en una metodología diferente

A continuación te contamos con detalle en qué consiste el certificado BREEAM, cómo conseguirlo y cuáles son sus ventajas.

¿Qué es el Certificado BREEAM?

El Certificado BREEAM es un método internacional desarrollado por la organización BRE Global de Reino Unido para catalogar y valorar la eficiencia de los edificios.

Desarrollado a finales de los años ochenta del siglo pasado (aunque no se puso en marcha hasta la década de los noventa), su principal objetivo es medir el grado de sostenibilidad ambiental en viviendas y edificaciones.

En un primer momento, el certificado BREEAM se utilizó exclusivamente para inmuebles de uso comercial y residencial. Pero, con el paso del tiempo y gracias a su popularización, su uso se ha extendido a todo tipo de edificios, tanto públicos como privados.

Metodología BREEAM: criterios y calificación

El Certificado BREEAM funciona mediante un sistema de puntos, sencillo, intuitivo y bastante transparente, que evalúa algunas características de los edificios en sus distintas fases de desarrollo y que influyen en su construcción, en su mantenimiento, en rehabilitaciones futuras, etc.

Los aspectos valorados por la metodología BREEAM son diez y pueden «puntuarse» en las diferentes fases del proceso constructivo:

  • Energía.
  • Salud y bienestar.
  • Gestión.
  • Transporte.
  • Materiales.
  • Agua.
  • Residuos.
  • Uso ecológico del suelo.
  • Contaminación.
  • Innovación.

En los proyectos urbanísticos, los criterios de evaluación del Certificado BREEAM se reducen a ocho (clima, energía, comunidad, diseño del lugar, ecología, transporte, recursos, economía y edificios).

La unión de todos ellos otorga una puntuación final que va desde la calificación de “aceptable” hasta la de “sobresaliente”.

En una segunda fase de la metodología, BREEAM clasifica los edificios en función de un sistema de créditos que premian todas aquellas medidas que contribuyen, activamente, a aumentar el bienestar de los ocupantes y a la protección del medioambiente.

¿Qué edificios pueden obtener este certificado?

La certificación BREEAM tiene carácter holístico, transversal e integral, y puede aplicarse a todo tipo de proyectos urbanísticos y de construcción.

De hecho, la metodología es bastante flexible, y sus criterios de evaluación se adaptan fácilmente a todo tipo de edificios, climas y territorios

Actualmente, en España se reconocen 6 tipos de certificaciones BREEAM:

  • BREEAM® ES Urbanismo. Para mejorar la sostenibilidad de los proyectos urbanísticos.
  • BREEAM® ES Vivienda. Aplicable a viviendas unifamiliares y pisos.
  • BREEAM® ES Nueva Construcción. Aplicable a edificios de nueva construcción.
  • BREEAM® ES Comercial. Para oficinas, industria y comercio. También puede adaptarse a edificios sanitarios, educativos, deportivos, culturales, hoteleros, recreativos, judiciales, etc.
  • BREEAM® ES A Medida. Para evaluar edificios singulares que no están incluidos en los certificados anteriores.
  • BREEAM® ES En Uso. Sirve para medir el impacto ambiental de los edificios existentes con el objetivo de mejorar su gestión e implementar medidas para aumentar su eficiencia.

Beneficios del Certificado BREEAM

El certificado BREEAM España garantiza: 

  • Que un edificio sea sostenible. 
  • Que su construcción se ha basado en un diseño y en el uso de materiales respetuosos con el medioambiente
  • Que sus instalaciones sean eficientes.

Los beneficios de los edificios con certificado BREEAM afectan a todas las personas vinculadas al edificio, entre ellos, propietarios, promotores y constructores, gestores, inquilinos, usuarios, etc. 

Entre ellos destacamos:

  • Beneficios económicos. Los edificios sostenibles consumen menos energía, tienen menos gastos de mantenimiento y tienen un mayor valor en el mercado.
  • Beneficios ambientales. Este tipo de edificios ofrecen una mayor calidad y seguridad ambiental. Desde BREEAM también se promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano, las bajas emisiones de NOX en las instalaciones de calefacción o el reciclaje
  • Beneficios sociales. Los edificios con certificación BREEAM producen menos ruidos, y su nivel de iluminación es para el ser humano como para el entorno.
  • Beneficios culturales. En definitiva, certificados como BREEAM promueven la sostenibilidad, la eficiencia, el uso de materiales sostenibles en construcción y el respeto por la naturaleza y por el entorno.

Cómo solicitar el Certificado BREEAM

Alrededor del 80% de los edificios europeos que buscan una certificación de sostenibilidad eligen la metodología BREEAM. Pero, ¿cuál es el motivo?

La certificación BREEAM es el sistema diseñado para evaluar la sostenibilidad ambiental en las edificaciones más antiguas. Pionero en este campo, actualmente es el certificado de sostenibilidad en edificios más importante en Reino Unido.

A diferencia de otros certificados de sostenibilidad, como la certificación LEED, la aplicación de los criterios BREEAM la realizan siempre asesores especializados.

Estos asesores, encargados de reunir toda la documentación y todas las evidencias e informes, son totalmente independientes de los clientes, y son los únicos profesionales reconocidos por BREEAM para realizar procesos de consultoría y auditoría desde la fase de proyecto hasta su ejecución y posterior mantenimiento.

Debido a su profesionalidad, el rigor y la independencia durante todo el proceso de evaluación y validación están totalmente garantizados.

Respecto a su coste, las tarifas para obtener el Certificado BREEAM son públicas y están fijadas por el organismo certificador BREEAM® en España. Después, cada asesor cobra sus honorarios. 

En algunos casos, este asesor puede aconsejar a sus clientes implementar algunas para obtener una mayor puntuación en la metodología. Esto puede suponer un sobrescoste, aunque también es una inversión para hacer el edificio más eficiente.

El certificado BREEAM contribuye a impulsar modelos de construcción sostenibles y respetuosos con el entorno y con el medioambiente. Disponer de este documento no solo muestra nuestro compromiso con estos valores. También puede aumentar el precio de nuestra vivienda en el mercado, pues su posesión es sinónimo de eficiencia y ahorro energético.
Si tienes alguna duda sobre los certificados de eficiencia energética para el hogar, consúltanos. En Deplace te brindamos el mejor servicio referente a la vivienda.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR