Qué es el IDUFIR y por qué tenerlo en cuenta

IDUFIR registro de la propiedad

Cuando compramos una vivienda o hacemos trámites administrativos relacionados con transacciones inmobiliarias, nos encontramos con muchos términos que no conocemos o que, por su similitud, podemos confundir. 

Es el caso del IDUFIR, el CRU o la referencia catastral, tres conceptos relacionados con la forma en que una vivienda aparece registrada en el Registro de la Propiedad y en el Catastro.

IDUFIR: qué es y por qué se puso en marcha

El Registro de la Propiedad es una institución que depende del Ministerio de Justicia. Uno de sus principales objetivos es controlar y aportar seguridad al sector inmobiliario. Por eso, es importante que todos los Registros de la Propiedad de un país tengan el mismo sistema o «estándar» a la hora de documentar y registrar inmuebles.

Debido a esta necesidad de homogeneidad, en el año 2008 nació el IDIFUR (acrónimo de Identificador Único de Fincas Registrales), un código numérico que permite identificar una propiedad en todos los Registros de la Propiedad del territorio español de forma única e inequívoca.

El IDUFIR es lo más parecido al «DNI» de los inmuebles. Surgió como una alternativa a la referencia catastral con el fin de aportar una mayor seguridad y garantías a la hora de identificar una vivienda para hacer gestiones relacionadas con compras, ventas, donaciones, herencias, etc.

Te puede interesar: Cómo calcular el valor catastral de una vivienda

En el año 2016, el IDUFIR del Registro de la Propiedad fue sustituido por el CRU (Código Registral Único). El CRU mantiene el mismo formato y características que el IDUFIR (14 dígitos sin variación en el tiempo y totalmente diferentes a la referencia catastral) pero facilita las consultas de manera virtual.

Puesto que el CRU lleva pocos años en vigor (solo tienen este código las viviendas registradas a partir de agosto de 2016), el IDUFIR sigue apareciendo como identificador en muchos documentos oficiales como pueden ser los recibos del IBI, las Notas Simples y las Certificaciones Registrales.

¿Para qué sirven el IDUFIR y el CRU?

Los códigos de identificación registral IDUFIR y CRU permiten localizar los inmuebles.  Además, gracias a ellos podemos realizar los siguientes trámites administrativos:

  • Comprobar la titularidad de una finca, casa o piso antes de firmar un contrato de compraventa o de alquiler.
  • Solicitar una Nota Simple o una Certificación Registral para comprobar si una casa o un piso está o no libre de cargas.
  • Pedir una Nota Simple o una copia de las escrituras de una vivienda con carácter urgente.
  • Efectuar trámites relacionados con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) (pagos, aplazamientos, devoluciones, reclamaciones, etc.).
  • Confirmar y justificar la titularidad de una propiedad frente a terceros en caso de herencias, donaciones, licencias de obras, ventas, etc.

IDUFIR en el catastro virtual: cómo localizarlo y qué características tiene

La forma más fácil de encontrar el IDIFUR o CRU de una propiedad inmobiliaria es a través de la Nota Simple, donde aparece perfectamente identificado.

También puedes acceder a la sede virtual del catastro e introducir la dirección de la finca o del inmueble para obtener la referencia catastral y, a partir de esta, la nota simple de la propiedad para comprobar el CRU o el IDUFIR.

Las características generales de este identificador son:

  • El IDUFIR tiene un formato homogéneo: siempre consta de catorce dígitos, abarcados del 0 al 9.
  • Este código es único. No existen dos códigos IDUFIR en el Registro de la Propiedad que sean iguales.
  • El IDUFIR es invariable con el paso del tiempo. Es decir, se asigna en el momento del registro y se mantiene siempre para la propiedad, aunque cambie de dueños.
  • Desde su asignación, el IDUFIR (o el CRU) se incluye en todos los documentos de carácter registral relacionados con la propiedad (certificaciones, recibos del IBI, notas simples…).

¿En qué se diferencia el IDUFIR de la referencia catastral? ¿Cuál tiene mayor validez?

La referencia catastral es un código que todos los inmuebles tienen, ya que la inscripción en el catastro de las viviendas es obligatoria y fundamental para realizar cualquier transacción inmobiliaria. 

La referencia catastral es un identificador de veinte caracteres alfanuméricos facilitado por la Dirección General del Catastro a cada bien inmueble.

Sin embargo, en este caso no hablamos de un indicador de propiedad, sino de una referencia urbana que define las características de una propiedad y que está dividida en cuatro partes:

  • Los primeros siete caracteres o dígitos se refieren a la finca (dirección).
  • Los siete siguientes, a la hoja del plano urbano en la que está inscrito el inmueble.
  • Los cuatro siguientes, a las características de la vivienda.
  • Los dos últimos caracteres de la referencia catastral son «de control», y sirven para detectar posibles errores y verificar que los datos anteriores son correctos.

Además, existe otro tipo de referencia catastral para las fincas rústicas, y que es muy importante a la hora de buscar parcelas en polígonos o en zonas no urbanas.

Pero, si tanto el IDIFUR, como el CRU y la referencia catastral tienen validez desde el punto de vista administrativo y legal, ¿cuál es la diferencia entre ellos?

Cuando realizamos una operación inmobiliaria debemos hacer varias gestiones en el Registro de la Propiedad y en el Catastro (Dirección General del Catastro). Estos organismos son independientes, y a veces existen discrepancias entre ambos.

El Registro de la Propiedad es un tipo de registro inmobiliario que, a pesar de no ser obligatorio, nos aporta seguridad y protección jurídica frente a terceros. Tal y como hemos indicado, el Registro de la Propiedad depende del Ministerio de Justicia, por lo que su labor es proteger jurídicamente a los propietarios.

El Catastro, por su parte, es un registro administrativo, que depende del Ministerio de Hacienda, y que permite describir los bienes inmuebles rústicos, urbanos y de características especiales. Su referencia está relacionada con el pago de impuestos, estando regulada por el Texto Refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario

A diferencia de lo que ocurre en el Registro de la Propiedad, la inscripción de un inmueble en el Catastro es obligatoria y gratuita.

Cómo localizar una finca con el código IDUFIR

Localizar una finca usando el código IDUFIR es muy sencillo. Simplemente, debes acceder a la plataforma registradores.org, acceder a la sección «Información al Ciudadano» y abrir la opción «Nota Simple por Geolocalización».

Algunas de las ventajas de utilizar este sistema para consultar los datos de una vivienda son:

  • Puedes realizar la solicitud de la información desde cualquier lugar.
  • Puedes recibir un folio con el informe a través del correo electrónico.
  • Puedes solicitar notas simples para realizar tus gestiones de manera urgente.

¿Qué hago si mi vivienda no dispone del CRU o del IDUFIR?

Inscribir una vivienda en el Registro de la Propiedad, aunque aconsejable, no es obligatorio. Por eso,  si compras una vivienda que no está registrada, no recibirás su CRU hasta que realices este trámite.

Por otra parte, si compraste o heredaste una propiedad hace muchos años, es posible que no tengas la nota simple o que en ella no figure el IDUFIR o el CRU. En este caso, debes solicitar la actualización de la nota simple y el Registro de la Propiedad, de manera automática, incorporará el CRU en el documento correspondiente.

En Deplace resolvemos tus dudas relacionadas con la compraventa de viviendas. ¿Tienes dudas sobre los pasos que debes seguir para comprar una casa? ¿Sabes qué trámites debes realizar?  ¡Contacta con nosotros!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR