¿Qué es el Impuesto de sociedades y en qué casos se paga?

qué es el impuesto de sociedades
Compartir

El Impuesto de Sociedades es un tipo de tributación que deben pagar las empresas por los beneficios que generan por el desarrollo de su actividad. 

Obligatorio para todas las sociedades con domicilio fiscal en España, el Impuesto de Sociedades es el equivalente de las empresas al impuesto sobre la Renta y el IRPF que pagan los autónomos y los trabajadores por cuenta ajena. 

Saber qué es el Impuesto de Sociedad es fundamental si estás pensando en poner en marcha un negocio o si quieres optimizar tus impuestos. 

En este sentido, pagar el Impuesto de Sociedades tiene algunas ventajas. La más importante es que, a diferencia de los impuestos de los autónomos, no es progresivo. Esto quiere decir que hay un tipo fijo que no se ve incrementado al subir la facturación.

Así que, si esperas ganar más de 60.000 € al año, puede ser interesante que te plantees esta opción.

Por otra parte, con la liquidación del Impuesto de Sociedades podrás deducir más gastos, entre ellos el pago de la hipoteca y los suministros de locales comerciales o del espacio donde desarrollas tu actividad profesional

Por todo lo anterior, presentar el Impuesto de Sociedades en España tiene algunas ventajas, pero también requiere llevar una contabilidad mucho más exhaustiva. 

¿Quién debe presentar el impuesto de sociedades?

El Impuesto de Sociedades se aplica a los beneficios obtenidos tanto por sociedades mercantiles como por entidades jurídicas. En España, deben presentarlo obligatoriamente, incluso cuando en el año anterior no hayan obtenido rentas,… 

  • Sociedades mercantiles: aglutina a todas las Uniones Temporales de Empresas (UTE), sociedades anónimas y sociedades limitadas, independientemente de su sector o actividad económica.
  • Sociedades Civiles con carácter mercantil.
  • Fondos de inversión, fondos de pensiones y cooperativas.
  • Sociedades agrarias y agrupaciones de interés económico (AIE).
  • Asociaciones y fundaciones (incluyendo ONG y colegios profesionales).

Tipos de gravamen en el Impuesto de Sociedades 

Aunque el gravamen del Impuesto de Sociedades inicialmente es fijo (25% de los beneficios anuales obtenidos) existen excepciones en función del tipo de sociedad y de la actividad que desarrolla. 

Por ejemplo, los emprendedores tienen un tipo impositivo reducido del 15% durante los dos primeros años de su actividad,  aplicable a partir del primer periodo impositivo en el que la base imponible del cálculo de Impuesto de Sociedades resulta positiva. Esto quiere decir que si pones en marcha una sociedad, pero durante los primeros años no obtienes beneficios, no tendrás que pagar este impuesto. 

Además, las Cooperativas tienen un tipo de gravamen en el impuesto de sociedades reducido y que es el equivalente al 20%.

Otras entidades que pueden acogerse a un gravamen más bajo en este impuesto son: 

  • Fundaciones y Asociaciones (10%)
  • Entidades con finalidad no lucrativa (10%)
  • Fondos de inversión colectivos (1%)
  • Fondos de pensiones (0%)

Novedades la Ley del Impuesto de Sociedades 2021 

Los pagos fraccionados y la posibilidad de efectuar una segunda Declaración son dos de las principales novedades introducidas en la ley del Impuesto de Sociedades en 2020. En esta misma línea, el Real Decreto-ley 4/2021, de 9 de marzo, también ha modificado la ley de Impuesto de Sociedades (LIS) en los siguientes aspectos:  

  • Se incrementan las deducciones en el sector de producciones cinematográficas y  espectáculos de artes escénicas.
  • Las autoridades portuarias tienen deducciones específicas para sus inversiones.  
  • En los periodos impositivos establecidos en 2020 y 2021, las empresas pequeñas podrán deducir sus pérdidas por deterioro de créditos, una vez haya transcurrido un periodo de tres meses desde que haya vencido la obligación. 
  • La deducibilidad de los gastos financieros para calcular el Impuesto de Sociedades queda limitada. También se establecen modificaciones en los regímenes de consolidación fiscal con el objetivo de incrementar la transparencia fiscal de carácter internacional.

Cómo calcular el Impuesto de Sociedades, paso a paso 

Para calcular el Impuesto de Sociedades tenemos que diferenciar dos conceptos: la base imponible y la cuota final a pagar. 

La Base Imponible es el resultado contable de una sociedad, es decir, la diferencia entre los ingresos y los gastos que una empresa ha obtenido a lo largo de un ejercicio fiscal. Aun así, hay que especificar una cuestión: la base imponible y el resultado contable no siempre coinciden, ya que a veces se hacen ajustes extracontables y correcciones por las diferencias entre la contabilidad y la fiscalidad.

Pongamos un ejemplo: una sociedad mercantil ha registrado en su contabilidad una multa administrativa de 3.000 €. Este gasto contable no es deducible fiscalmente, por lo que no se tendrá en cuenta para calcular la Base Imponible del Impuesto de Sociedades.

Además, una vez se ha obtenido la Base Imponible inicial, es necesario comprobar si esta puede compensarse con bases imponibles negativas de años anteriores, hasta obtener la Base Imponible del ejercicio actual.

Por último, tendremos que aplicar a esta cifra el tipo impositivo correspondiente (25%,20%, 15%, 10%, etc.) para saber cuánto tenemos que abonar. 

¿Cómo y cuándo se presenta el impuesto de sociedades?

El impuesto de sociedades se presenta a través de dos documentos estándar:

  • Modelo 200. Este modelo se presenta en la Declaración de la Renta,  en los primeros 25 días naturales siguientes a los 6 meses posteriores de la finalización del ejercicio económico y periodo impositivo. Como en la mayoría de las empresas el ejercicio económico coincide con el año natural, el Impuesto de Sociedades suele presentarse entre el 1 y el 25 de julio. La presentación en este plazo es obligatoria, independientemente de los beneficios obtenidos.
  • Modelo 202. Este documento es el que deben presentar las empresas que hacen el pago del Impuesto de Sociedades de manera fraccionada. Se presenta en octubre-diciembre y en abril, que es cuando se obtiene un resultado positivo en la última declaración de la renta a través del Modelo 200. Al presentar el Modelo 200 lo que hacemos es anticipar a cuenta del importe a pagar en la próxima declaración del Modelo 200.

¿Quién puede beneficiarse de bonificaciones en el pago del Impuesto de Sociedades?

Según la nueva Ley del Impuesto de Sociedades, además de lo indicado anteriormente, existen una serie de bonificaciones en el pago del Impuesto de Sociedades, entre ellas: 

  • 50% de bonificación de la cuota para rentas obtenidas en las Comunidades Autónomas de Melilla y Ceuta.
  • 50% de bonificación en los resultados que se obtienen en cooperativas especialmente protegidas.
  • 99% de bonificación para empresas que prestas servicios públicos locales, de manera directa, a través de empresas privadas de capital íntegramente público. 

De la misma forma, algunos sectores gozan de deducciones para evitar la doble imposición. En la mayoría de los casos, se trata de incentivos fiscales para promover actividades relacionadas con: 

  • Innovación tecnológica.
  • Investigación y desarrollo (I+D)
  • Creación de empleo

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR