Qué es mejor comprar, ¿casa o piso?

Qué es mejor, ¿comprar casa o piso?
Compartir

¿Casa individual o piso comunitario? Cuando decidimos comprar una vivienda tenemos que valorar cuáles son nuestras necesidades presentes y futuras. 

Las necesidades en la compra de una vivienda están relacionadas con nuestro estilo de vida y con nuestros planes y, en la decisión influirá en qué zona de la ciudad queremos vivir, si tenemos mascota, si queremos servicios como garaje, o si nos gustaría ampliar nuestra familia. 

Qué prefieren los españoles, ¿comprar una casa o un piso?  

Si preguntamos a gente de nuestro entorno sobre su vivienda, es bastante probable que muchos de nuestros familiares y amigos nos confirmen que su residencia actual no es exactamente «la casa de sus sueños», y que preferirían un piso o una casa más grande, con más habitaciones, con más luz, con jardín o en otro barrio de la ciudad. 

De hecho, aunque muchos españoles aseguran que les gustaría vivir en un chalet o en una vivienda unifamiliar, la mayoría de ellos lo hacen en un bloque de pisos.

Tal y como indican datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), un 66,5% de los españoles viven en pisos frente a un 33,1% que lo hace en casas (chalets, casas adosadas, casas rurales, etc.). 

Estas cifras rompen con la tendencia de Europa, ya que siete de cada diez europeos viven en casas (en España ocurre a la inversa). En algunos países, como el Reino Unido, el porcentaje de personas o propietarios de casas supera el 80% (84,7%), cifras inalcanzables en nuestro país. 

En cualquier caso, antes de comprar una casa o un piso conviene a valorar las ventajas e inconvenientes de ambos tipos de inmuebles. La inversión, la seguridad o la ubicación pueden ser elementos determinantes a la hora de tomar una decisión. 

Ventajas de comprar un piso: 

Las principales ventajas de comprar un piso son: 

  • Los pisos suelen ser más económicos que las casas y se ajustan a la economía y al presupuesto de más personas. 
  • Los pisos son más fáciles de iluminar y de calentar. Piensa que se tarda menos en calentar/enfriar o iluminar un espacio pequeño que uno grande; por lo que el gasto invertido en climatización será menor al comprar un piso. 
  • Mantener un piso es más barato, tanto por sus dimensiones como por sus instalaciones. Además, los gastos de comunidad (limpieza de zonas comunes, ascensor, etc.) también son más bajos. 
  • Los pisos, al ser más pequeños, suelen ser más prácticos y funcionales, y ofrecen un ambiente acogedor y cálido que muchas personas agradecen. 
  • Aunque la falta de espacio puede ser todo un reto, actualmente existen muchas propuestas de organización para optimizar cada rincón y aumentar el espacio de almacenaje en la vivienda. 
  • La relación con los vecinos suele ser más cercana. Además, en los bloques de viviendas la sensación de seguridad es mayor. 
  • Muchos pisos están ubicados en urbanizaciones cerradas y en el centro de las ciudades, y ofrecen servicios exclusivos como área de juegos, zonas verdes, párking, gimnasio, zona deportiva, piscina, etc. En este sentido, piso y lujo no tienen porqué ser conceptos excluyentes. 

Ventajas de comprar una casa: 

Por otra parte, comprar una casa también tiene algunas ventajas. Las más importantes son: 

  • Las casas son más espaciosas que los pisos. Además, sus opciones de distribución son prácticamente infinitas, por lo que es más fácil que encuentres una que se adapte a tus necesidades y a las de tu familia, sea del tamaño que sea.
  • Las casas adosadas, unifamiliares y los chalets ofrecen a sus residentes mayor intimidad. No tener que convivir con vecinos es algo que muchas personas relacionan con mayor independencia y con causar menos molestias. 
  • Si decides comprar una casa en lugar de comprar un piso no tendrás que pedir permiso a la comunidad de vecinos para realizar reformas o para integrar elementos en la fachada  como cerramientos, toldos, dobles ventanas, etc. En estos casos, únicamente deberás solicitar los permisos legales correspondientes en tu Ayuntamiento. 
  • Las casas independientes y que no están ubicadas en recintos cerrados o urbanizaciones no tienen gastos de comunidad, lo que disminuye el importe de los gastos fijos asociados al mantenimiento de la vivienda.
  • Si te gustan los animales o si tienes mascotas, una casa independiente suele ser el lugar más recomendado porque dispondrán de más espacios. Tener un jardín o una zona verde también será beneficioso para ellos. 

Comprar una casa o comprar un piso: ¿qué opción me interesa?

Decantarse por comprar una casa o un piso no siempre es una decisión fácil. Por ejemplo, si eres de costumbres bulliciosas y te gusta moverte por la ciudad cómodamente, seguramente preferirás un piso, a ser posible, en un barrio céntrico.  Si prefieres la tranquilidad, es fácil que elijas una casa, a  ser posible en un barrio o en una urbanización de las afueras. 

La vida comunitaria es otro elemento a tener en cuenta. ¿Qué tipo de vecindario buscas? ¿Te gusta compartir espacios con otras personas o eres más independiente? En función de tu respuesta, es posible que te interese más comprar una casa o un piso. 

Para acabar de decantarte entre una opción u otra, los elementos clave a tener en cuenta son: gastos de mantenimiento, gastos de desplazamiento, seguridad e independencia

Gastos de mantenimiento

Los gastos de mantenimiento de un piso, en comparación de los de una casa, son mucho más bajos porque las segundas son más grandes. A veces incluso tienen jardín y son más difíciles de calentar/enfríar, por lo que requieren invertir más recursos en climatización. 

Gastos de desplazamiento

Los gastos de desplazamiento también suelen ser más elevados si vives en una casa que si vives en un piso. El motivo es que las casas suelen estar alejadas y es probable que tengas que invertir más dinero en transporte público o con tu vehículo para ir a trabajar, a comprar, a estudiar, etc. Los pisos, por su parte, suelen estar mejor comunicados y permiten desplazarse en la ciudad de manera más sencilla y económica.

Seguridad

Otro punto importante es la seguridad. Los pisos están integrados, por su propia arquitectura, en comunidades de propietarios. Eso hace que estén menos expuestos a robos, especialmente si cuentan con sistemas de seguridad internos como cámaras, alarmas, porteros o vigilantes de seguridad.

Por otra parte, también es cierto que hay urbanizaciones privadas de chalets y casas que cuentan con servicios de seguridad específicos para controlar la seguridad de sus viviendas y parcelas. 

Independencia

Para acabar, todos tenemos nuestras prioridades a la hora de comprar una casa o un piso en función de nuestras necesidades. Por ejemplo, si quieres tranquilidad, aislamiento e independencia, una casa en las afueras puede ser una gran inversión. Si por el contrario prefieres estar cerca de restaurantes, museos, tiendas, cines, librerías o lugares de ocio y eres tolerante con el ruido, la mejor opción es comprar un piso.

A nivel de inversión, todo dependerá del tipo de inmueble, de su estado, de su ubicación, de sus instalaciones y de la oferta inmobiliaria en la zona.

Si quieres comprar una casa o un piso en tu ciudad, contacta con nosotros. En Deplace somos líderes en servicios inmobiliarios online y disponemos de una amplia cartera de viviendas en toda España. Dinos qué es lo que buscas y encontraremos una propiedad para ti. 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR