¿Qué es y cuánto cuesta una nota simple del registro de la propiedad?

nota del registro de la propiedad
Compartir

Pedir una nota simple en el registro de la propiedad tiene un valor meramente informativo, pero, al mismo tiempo, es fundamental para realizar algunos trámites administrativos. También nos permite conocer la realidad jurídica y detalles relevantes sobre el inmueble que queremos comprar, vender o que vamos a heredar, lo que puede evitarnos problemas en el futuro. 

¿Qué es una nota simple del registro de la propiedad? 

Uno de los pasos más importantes antes de comprar una casa es comprobar el estado de cargas de la propiedad. Es decir, si está libre de pagos, si tiene hipoteca, si pesan embargos sobre ella o si existen limitaciones de uso en los estatutos de la comunidad de propietarios. 

Esta información, junto con otros datos (titularidad, descripción, ubicación, etc.) aparece reflejada en la Nota Simple, un documento expedido por el Registro de la Propiedad y que, pese a su carácter informativo, nos proporciona detalles relevantes sobre la vivienda que queremos comprar. 


La diferencia entre nota simple y Cerficado Registral es, precisamente, ese valor jurídico. Y es que, aunque ambos documentos contienen prácticamente la misma información, el segundo incluye una firma del Registrador de la Propiedad.

¿Para qué sirve y cuándo puedo necesitar la nota simple? 

La nota simple registral nos permite comprobar el estado jurídico de una casa antes de comprarla. Piensa que, en caso de existir cargas, tras la compraventa te convertirás automáticamente en el responsable de las mismas, y conviene que tengas conocimiento o que llegues a un acuerdo previo con el vendedor. Con cargas nos referimos a la imposibilidad de utilizar o disponer de un bien o propiedad para su venta debido a hipotecas, alquileres, deudas o embargos. 

Pero la nota simple no solo es necesaria cuando compramos una casa. Si ya eres propietario de una vivienda, puedes necesitar la Nota Simple en diferentes momentos, por eso conviene tener una copia siempre a mano. Además, si decides vender un inmueble, el futuro comprador puede solicitarte este documento. 

De la misma forma, la nota simple es importante a la hora de realizar el reparto de una herencia. En ocasiones, resulta más rentable renunciar que hacerse cargo de las cuantiosas cargas que pesan sobre los bienes heredados. Para prevenir este problema, la recomendación es pedir una nota simple en el registro propiedad antes de aceptar cualquier herencia. 

Otros supuestos en los que necesitarás consultar o presentar la nota simple son: 

  • Realizar trámites legales que exijan acreditar la titularidad de una propiedad, su descripción o sus cargas ante particulares y/o organismos públicos (administraciones tributarias, juzgados, etc.).
  • Solicitar una hipoteca o convertirte en avalista de un crédito hipotecario. 

¿Qué información contiene una nota simple del registro de la propiedad? 

Los datos que aparecen reflejados en la nota simple son: 

  • Datos de registro. Es la parte más relevante del documento porque permite identificar el inmueble (tipo – rústico o urbano- , extensión, orientación, descripción física de la propiedad y de sus accesos, lindes y número único de registro -C.R.U. o IDUFIR-).
  • Titularidad del inmueble. Este documento recoge datos sobre el titular o titulares de la propiedad, su carácter privativo o ganancial, el modo de adquisición (herencia, compra, donación, etc.), el nombre del notario que autorizó la escritura y la fecha de la misma.
  • Cargas. Las cargas inscritas en la nota simple permiten conocer, por una parte, la responsabilidad económica del inmueble en caso del incumplimiento de hipotecas o deudas y, por otra, las obligaciones del actual titular del inmueble y que adquiriría el nuevo propietario (usufructos, servidumbres de paso, luces o visitas, limitaciones de uso, etc.).
  • Notas marginales o anotaciones. La nota simple también puede incluir información como anotaciones urbanísticas o demandas judiciales.

¿Quién puede pedir una nota simple en el registro de la propiedad?

Según el artículo 221 de la ley hipotecaria española, el contenido de la nota simple es de dominio público, ya que el Registro de la Propiedad es un organismo público de dominio general. 

Por tanto, cualquier persona o ciudadano puede ejercer el derecho de solicitar la nota simple de una propiedad, siempre que demuestre un motivo real y válido para hacerlo.

Algunas  opciones de interés legítimo alegado para solicitar este documento son: 

  • Estar inscrito en como titular de la propiedad sobre la que pedimos la nota.
  • Interés en la compra de una propiedad.
  • Investigaciones jurídico-económicas sobre créditos, solvencia o responsabilidad. 
  • Investigaciones jurídicas sobre el objeto, la titularidad o las limitaciones de una propiedad.
  • Investigaciones para la contratación o interposición de acciones legales sobre una propiedad. 
  • Poseer algún derecho sobre la propiedad.

Cómo solicitar una nota simple en el registro de la propiedad 

Solicitar una nota simple en el registro de la propiedad es bastante sencillo. El trámite puede realizarse de manera presencial o telemática a través de la web de la Sede del Colegio de Registradores de España, de acceso libre. 

Los datos que necesitas para hacer la solicitud son: 

  • CRU o IDUFIR de la vivienda.
  • Nombre y datos del titular (tendrás que identificarte con tu firma electrónica).
  • Datos registrales del inmueble.

En algunos casos, es posible que la búsqueda ofrezca unos resultados extensos (por ejemplo, si solo conocemos el titular de la propiedad y este tiene varios inmuebles, aparecerán todos en la búsqueda) y entonces puede ser necesaria una mayor concreción. 

Si solicitamos una nota simple telemáticamente, podemos usar el servicio de geolocalización para encontrar el CRU de la propiedad que queremos conocer introduciendo sus coordenadas. 

¿Cuánto cuesta una nota simple del registro de la propiedad? 

Solicitar la nota simple en el registro de la propiedad es un trámite sencillo y bastante económico. 

El precio de este documento depende de la legislación autonómica en el momento de su petición, aunque están entre los 9 y los 30 euros, en función de si necesitamos una nota simple ordinaria o una nota simple traducida.

También te puede interesar: ¿Cuánto vale registrar una vivienda?

¿Cuándo tendré el documento? 

La obtención de la nota simple suele ser rápida, y en 24 horas puedes tener el documento en tus manos. Si lo solicitas de manera online, la recibirás directamente en tu correo electrónico. Si no, deberás recogerla personalmente en el registro.

Si recibes un aviso indicando que la nota es negativa, quiere decir que no existe ninguna nota simple en España con los datos indicados, por lo que conviene que los revises. 

¿Estás pensando en comprar una casa? Contacta con Deplace. Somos profesionales inmobiliarios con una amplia experiencia y ofrecemos servicios personalizados: te ayudamos a encontrar la casa que necesitas, la financiación que más te conviene y agilizamos todos los trámites. 

Llámanos para solicitar información.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR