¿Qué son las casas bioclimáticas?

casas-bioclimáticas
Compartir

Las casas bioclimáticas son viviendas capaces de mantener una temperatura interior agradable utilizando únicamente los recursos naturales y unos materiales de construcción adecuados.

Este tipo de casas están diseñadas para conseguir un consumo energético mínimo, ya que evitan el uso de energías convencionales. Pero no se trata únicamente de una cuestión de ahorro: también son respetuosas con el entorno que las rodea y autosuficientes, ya que se nutren de energías limpias y renovables (energía eólica, solar fotovoltaica o térmica). 

Principios básicos de la arquitectura bioclimática 

El concepto «casa bioclimática», pese a estar de moda, no es totalmente nuevo. A lo largo de los siglos, el ser humano, incluso sin saberlo, ha aprovechado los recursos naturales y el entorno para construir viviendas lo más confortables posible.

De hecho, cada país, o incluso cada zona o región, incorporan en su arquitectura tradicional características concretas según tipo de materiales que hay a su alcance, el clima (humedad, temperatura, lluvias, etc.) o su ubicación.

Actualmente, y en un momento en que estamos más concienciados sobre la necesidad de ser respetuosos con el medioambiente, volver a esta mentalidad es importante, y por eso los hogares bioclimáticos se postulan como una de las mejores opciones constructivas para el siglo XXI.

La filosofía de la arquitectura bioclimática puede dividirse en estos tres principios:

Adaptación al clima

Para conseguir una temperatura interior adecuada (sin necesidad de energías externas), al diseñar una casa bioclimática se utilizan distintas estrategias en función de la ubicación. Las más importantes son la orientación, el aislamiento térmico y la ventilación.

Por ejemplo, si la fachada de la vivienda se orienta hacia el sur, podemos tener grandes ventanales en ella para aprovechar el calor en los meses de invierno, pero también será necesario instalar persianas, porches, pérgolas u otros filtros solares para protegernos del sol en verano.

También tendremos que valorar el grosor del aislante de paredes y muros dependiendo de la zona en la que nos encontremos, así como evitar los puentes térmicos.

Respecto a la ventilación, las casas bioclimáticas suelen tener ventilación cruzada. Esta se consigue ubicando ventanas en fachadas opuestas. De esta forma, el aire genera un recorrido entre una fachada fría y una caliente, bien para enfriar la vivienda en verano o  para ventilarla durante todo el año.

Ahorro energético

Las casas bioclimáticas pueden llegar a consumir un 80 o 90% menos de energía en comparación con una vivienda convencional gracias al uso de energías renovables. En muchos casos, hablamos de viviendas autosuficientes que pueden generar un excedente energético para su venta.

Uso de materiales naturales 

Los materiales de las casas bioclimáticas son naturales y se adaptan al entorno. Preferiblemente, se usan materias primas de proximidad para ahorrar en transporte

Algunos de estos materiales son la madera o los materiales cerámicos o pétreos. La primera, por ser porosa, capta el exceso de humedad ambiental y lo libera cuando el nivel de humedad relativa en el interior de la vivienda es demasiado bajo. Los segundos, tienen una gran capacidad para almacenar calor del sol, lo que ayuda a mantener una temperatura interior estable tanto en invierno como en verano.

Te puede interesar:  ¿Cómo debe ser una vivienda saludable?

Características y criterios arquitectónicos de las casas bioclimáticas

Las principales características de las casas bioclimáticas son:

  • Temperatura constante. Uno de los grandes retos de la arquitectura bioclimática es crear una envolvente externa del edificio perfecta gracias al aislamiento y a la correcta hermeticidad del edificio y de sus aberturas.
  • Uso de energía solar. La energía solar se utiliza como método de calefacción natural en invierno y como sistema de iluminación durante todo el año. En ambos casos, es fundamental la orientación de la vivienda y sus aberturas, preferiblemente situadas en la parte sur.
  • Eliminación del calor que se acumula en verano. Para ello, se utilizarán medios naturales (técnicas de enfriamiento pasivo), como el free-cooling, que se vale del aire exterior para enfriar o refrigerar un espacio. Los sistemas de free-cooling extraen el aire del exterior, lo filtran, y lo utiliza para aclimatar. De esta forma, se evita re-circular el aire de retorno, obteniendo una mejora en su calidad en el interior de la casa.
  • Ajuste de las condiciones ambientales. Las casas bioclimáticas mantienen la temperatura de confort durante todo el año a través de una adecuada calidad y circulación de aire dentro de los espacios, y al almacenamiento de frío/calor en las paredes.
  • Mejora del microclima alrededor de los edificios a través del diseño bioclimático.

 Algunos de los criterios constructivos de este tipo de viviendas son:

  • Estancias orientadas hacia el sur.
  • Instalación de cubiertas ecológicas que actúen como aislamiento térmico y acumulador de calor en invierno, y como amortiguador del calor en verano.
  • Minimización del perímetro de la vivienda.
  • Uso de la ventilación cruzada.
  • Uso de protecciones solares en ventanas.
  • Optimización del uso de agua (aguas grises con depuradora, reutilización para riego de zonas comunes, etc.)
  • Diseño de patios interiores que faciliten la radiación solar directa en algunas estancias de la vivienda.

Casas bioclimáticas vs. Casas pasivas: ¿cuál es la diferencia?

La arquitectura bioclimática está muy relacionada con el movimiento «passivhaus», sobre el que ya hemos hablado en nuestro artículo Ventajas de comprar una passive house.

Sin embargo, y aunque tanto las casas construidas con estándar Passivhaus como las diseñadas con técnicas de arquitectura bioclimática tienen un bajo consumo energético, sus objetivos y técnicas de aplicación son distintas. 

Ubicación

Los proyectos de arquitectura bioclimática se planifican considerando las condiciones climáticas de cada zona para aprovechar los recursos naturales sin provocar grandes impactos ambientales a la vez que se reduce el consumo de energía.

La certificación Passivhaus, por su parte, es un reconocimiento en función de la calidad del aire interior, el control de infiltraciones y el aislamiento térmico de una casa.

Por ejemplo, en los diseños bioclimáticos, la orientación de las ventanas y el edificio varían según el hemisferio en el que se encuentren. Las casas pasivas, en cambio, mantienen el confort y la climatización controlados, independientemente de la ubicación geográfica de la vivienda.

Envolvente exterior

Otra diferencia es la envolvente exterior. En las casas bioclimáticas, para interrumpir el flujo térmico entre el interior o el exterior de la vivienda se construyen cámaras de aire.

En el estándar Passivhaus, la envolvente térmica incluye varias capas de materiales de alta resistencia térmica para garantizar el aislamiento.

Ventilación

Respecto a la ventilación, la arquitectura bioclimática utiliza la ventilación cruzada, mientras que el estándar Passivhaus establece que la ventilación debe ser controlada por un sistema de climatización integral (como la aerotermia) que evite las deficiencias en los flujos de entrada y salida del aire.

Para terminar, en las casas bioclimáticas los usuarios participan activamente en la apertura/ cierre de espacios. En el estándar Passivhaus, la renovación del aire y la climatización se producen por medios mecánicos en los que el usuario no interviene.

Ahorro energético

Las casas bioclimáticas ofrecen ventajas en términos de salubridad, confort térmico y ahorro de energía, lo que mejora tu bienestar y supone un importante beneficio para tu bolsillo. Pero también tienen algunos contras. El principal es su coste, algo más elevado que el de una vivienda convencional (entre un 10-12% más cara).

En cualquier caso, comprar una casa bioclimática es una buena inversión, ya que el ahorro energético y su revalorización en caso de venta están aseguradas.

¿Buscas una casa eficiente? Contacta con nosotros ¡Tenemos la vivienda que buscas!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR