¿Qué son las viviendas personalizadas?

viviendas personalizadas
Compartir

Poseer una vivienda personalizada y totalmente adaptada nos acerca a la idea de  tener «la casa de nuestros sueños». 

Este término (el de viviendas personalizadas) se utiliza para definir aquellas casas que se han diseñado según las especificaciones del comprador

En este sentido, diferenciamos entre dos posibilidades de personalización: 

  • Que realicemos una autopromoción. Es decir, que seamos nosotros quienes construyamos nuestra propia casa, de manera individual o a través de una cooperativa. En este caso, tendremos total libertad de diseño para elegir materiales, acabados, distribución, ampliación de estancias, etc.
  • Que un promotor nos ofrezca la posibilidad de personalizar nuestra futura casa sobre plano. En esta situación, las constructoras o promotoras cuentan con un equipo de diseñadores y arquitectos que estudian las peticiones de los clientes y ofrecen las alternativas que se pueden realizar en cada inmueble.

Ambas opciones tienen algo en común: el comprador participa desde el principio en el proyecto y decide cómo repartir el espacio y elige los materiales que mejor se adapten a sus gustos, necesidades o presupuesto. 

¿Es posible personalizar cualquier vivienda?

Aunque hace algunos años la posibilidad de personalizar una casa se limitaba a promociones de lujo y a viviendas con un precio elevado, hoy en día esta opción está muy extendida, tanto en proyectos unifamiliares como en construcciones plurifamiliares, e independientemente de su ubicación o de su rango de precios. 

Como ya hemos indicado, las cooperativas han ofrecido más alternativas de diseño individual, y las promotoras han seguido este ejemplo con el fin de atraer a nuevos compradores. 

Al final, una casa es el lugar donde descansas, tienes a tu familia o recibes a tus amigos, y es importante que te sientas a gusto en ella.

Los cambios que pueden realizar los futuros compradores para personalizar su vivienda pueden ser mínimos o totales aunque, evidentemente, será imposible modificar aquellos elementos que puedan afectar a la estructura y la seguridad de un edificio. 

Además, los límites de modificación estarán supeditados a tres aspectos: 

  • El presupuesto.
  • La legislación y las reglas constructivas.
  • Las características de la promoción. 

¿Qué aspectos de una vivienda puedo personalizar?

A la hora de personalizar una vivienda, existen modificaciones fáciles y rápidas de realizar, como cambiar el color de las paredes, el material de los suelos o los muebles de la cocina o del baño. 

Para cambiar la distribución interior de la vivienda existen más limitaciones, aunque los promotores ofrecen diferentes alternativas. Por ejemplo, los compradores pueden elegir entre tener una cocina abierta (integrada en el salón-comedor) o una cocina cerrada, o renunciar a alguna habitación para lograr ampliar otros espacios.

¿Por qué existe esta limitación? Para empezar, cualquier redistribución del espacio debe adaptarse a las instalaciones y, sobre todo en el caso de las promociones, se deben respetar las zonas húmedas de la vivienda por cuestiones técnicas. Esto puede afectar, por ejemplo, al lugar donde se ubica el baño o la cocina, generalmente inamovible independientemente del tamaño o de su diseño posterior. Hay que tener en cuenta todo ello si no queremos cometer errores a la hora de realizar una reforma en nuestra casa.

Los cambios habituales que admiten las viviendas personalizadas son:

Cambios en la distribución 

Paredes

Las viviendas personalizadas permiten crear, suprimir o mover tabiques interiores, siempre que no afecten a elementos constructivos como columnas, muros de carga, vigas, etc.

Puertas

Las opciones de personalización de una casa incluyen añadir o quitar puertas, así como desplazarlas o cambiar su sentido de apertura. Si el espacio lo permite, también es posible instalar puertas correderas si así lo quiere el comprador.

Tomas de cocina y mecanismos

En las viviendas personalizadas puedes elegir dónde irán ubicados los diferentes elementos de la cocina (fregadero, electrodomésticos, etc.), así como enchufes, interruptores o tomas de internet de toda la vivienda.

Armarios empotrados

Las casas personalizadas permiten suprimir, aumentar o crear nuevos armarios empotrados en la vivienda, siempre que el espacio lo permita. 

Mejoras en los acabados

Una de las grandes ventajas de las viviendas personalizadas es la posibilidad de mejorar los acabados y de elegir materiales de mayor calidad, algo que hará que tu futuro hogar tenga una estética acorde con tus gustos.

Entre las opciones de personalización habituales, en este caso, destacamos: 

Sistemas de climatización

Las viviendas personalizadas permiten elegir el sistema de climatización (aire acondicionado/ calefacción) que más te interese entre las diferentes posibilidades planteadas por el promotor. A veces conviene elegir sistemas individuales y, en otras ocasiones, es más rentable apostar por sistemas colectivos.

Baños 

Elegir los grifos de lavabos y duchas, aumentar el tamaño de la bañera o poner una ducha integrada con el suelo son algunas de las opciones de acabado que las viviendas personalizadas permiten y que pueden influir notablemente en tu bienestar diario. 

Solados y alicatados

Otro de los aspectos que más interesa a los futuros compradores de las viviendas personalizadas es la posibilidad de cambiar los modelos y tamaños de azulejos y baldosas, o la sustitución de solados por parquet, tarima de madera o suelos porcelánicos.

Puertas

Al personalizar tu vivienda, podrás elegir cómo quieres que sean las puertas de la vivienda, incluyendo la entrada principal (material, tipo de madera, liso o lacado, puerta principal de seguridad, etc.). 

Falsos techos

Si lo deseas, en este tipo de viviendas puedes optar por colocar techos falsos, más bajos de lo habitual, para cubrir instalaciones o para poner luminarias empotradas. 

Principales pros y contras de las viviendas personalizadas

Personalizar una vivienda repercute en el presupuesto y en el precio final de la misma, pero también en los materiales y acabados elegidos. En este sentido, podrás invertir tu dinero en aquello que realmente te interesa o te gusta. 

Además, si quieres adquirir una vivienda personalizada a través de cooperativa, ahorrarás dinero en impuestos y en el total de proyecto (en torno al 15%/20%, ya que se elimina el margen de beneficios del promotor). 

Sin embargo, esta fórmula para la compra y personalización de viviendas tiene algunos inconvenientes: normalmente, los plazos de entrega son más largos, y deberás realizar pagos de dinero por adelantado para cubrir la compra de materiales. 

Por último, y aunque no se trate de una desventaja, los cambios en las viviendas personalizadas, tanto de promotoras como en cooperativas, no pueden hacerse en cualquier momento. De hecho, existe una limitación en el tiempo para personalizar cada casa, ya que antes de terminar la estructura de la obra el resto de elementos deben estar perfectamente definidos. En este sentido, la toma de decisiones debe ser relativamente rápida. 

Por suerte, gracias a la realidad virtual y a la tecnología 3D, podemos ver cómo quedarán los cambios propuestos en nuestra futura vivienda sin necesidad de esperar a que esté construida, algo que aumenta las posibilidades de personalización, facilita la toma de decisiones y nos permite obtener resultados más ajustados a nuestras necesidades.

Además de las viviendas personalizadas, otra opción para conseguir una casa que se ajuste a ti es contratar los servicios de profesionales del sector como Deplace

Te ofrecemos un trato individual y asesoramiento para que encuentres la mejor vivienda.  Somos tu inmobiliaria online de confianza y te ayudaremos a conseguir lo que buscas.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR