Qué tener en cuenta al comprar una casa al banco

Requisitos para comprar una casa del banco
Compartir

La crisis económica del 2008 y la explosión de la burbuja afectaron de manera considerable al sector inmobiliario y de la construcción, y una de sus principales consecuencias fue que los bancos se quedaron con muchos bienes inmuebles debido a embargos e impagos.

Este dato sirve como referencia: solo en el año 2012, algunas de las entidades más importantes de España como Bankia, el Banco de Valencia, el Banco Sabadell o La Caixa, sumaban más de 50.000 viviendas en stock por un valor que excedía los 15.000 millones de euros.

Ante la situación, los bancos, casi forzados a convertirse en inmobiliarias, se vieron obligados a priorizar la venta de sus propias viviendas, y muchas personas vieron una oportunidad para invertir o encontrar auténticas gangas. 

Lo cierto es que comprar pisos de bancos es una vía para que muchas familias o personas con menos recursos o dificultades de acceso a una hipoteca puedan adquirir una vivienda a un precio más asequible, ya que los bancos suelen ofrecer mejores condiciones de financiación. 

Además, debido a la urgencia de las entidades por deshacerse de estos inmuebles y a la gran oferta, las condiciones hipotecarias y los descuentos en este tipo de compraventas pueden resultar más atractivos.

Ventajas y desventajas de comprar casas de bancos

Comprar casas de bancos baratas es posible siempre que tengamos en cuenta algunas cuestiones. Por eso, antes de tomar la decisión, debes valorar:

Ventajas de comprar casas de bancos

  • Los bancos están interesados en vender sus viviendas de manera rápida, lo que puede generar interesantes ofertas.
  • Podrás obtener buenas condiciones de financiación. Como los bancos quieren vender rápido, ofrecen condiciones preferentes como financiación total, largos plazos de amortización, tasaciones a cuenta de la entidad bancaria o pagos más flexibles (por ejemplo, a través de la carencia de capital las cuotas mensuales se rebajan hasta en un 60%).
  • Al comprar casas de bancos, algunas entidades ofrecen a sus clientes «cheques reforma», por valor de hasta 5.000 €, para realizar mejoras en la vivienda.
  • La oferta de pisos y casas de bancos es bastante elevada. Las entidades disponen en su propia cartera de inmuebles, con opciones para todo tipo de clientes (casas, pisos, chalets, etc.).

Desventajas de comprar casas de bancos

  • Las viviendas no son nuevas y pueden tener desperfectos. Como muchas de ellas proceden de embargos, han estado habitadas durante largos periodos de tiempo y su estado de conservación y mantenimiento no siempre es óptimo.

Te puede interesar: ¿Cómo detectar los vicios ocultos de una vivienda?

  • Suelen estar en zonas poco céntricas. La mayoría de pisos de los bancos no están en los barrios céntricos de las ciudades. Normalmente, se trata de fincas en zonas periféricas o alejadas del centro, o de promociones en pequeñas poblaciones.
  • Los intereses de estos inmuebles son menos negociables que cuando compramos una vivienda a una inmobiliaria o a un particular. Si queremos financiar la vivienda al 100%, tendremos que pagar más intereses, y contratar diferentes seguros y productos financieros con la entidad.
  • Pagaremos más impuestos. Al comprar casas de bancos, la operación se grava con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (aplicado a las viviendas de segunda mano), así que no podremos beneficiarnos de los tipos reducidos de IVA. Proporcionalmente, estaremos pagando más impuestos por la transacción.

¿Cuándo me interesa comprar una casa al banco?

Los requisitos para comprar una casa al banco suelen ser bastante flexibles. Se trata de una buena opción si no tienes ahorros, ya que el banco puede concederte el 100% del valor de tasación y podrás financiar incluso los gastos asociados (notaría, comisión de apertura o estudio previo, tasación, gastos de gestión, etc.). 

Además, las cuotas para comprar casas de bancos suelen ser más bajas, ya que las hipotecas se conceden a más años (hasta 40 en algunas entidades), siendo una opción para personas con menos ingresos.

En cualquier caso, si optas por esta alternativa, no olvides revisar al detalle la letra pequeña del contrato hipotecario y calcular bien los costes del total del préstamo, ya que cuanto mayor sea el plazo de amortización y el porcentaje financiado, más intereses pagarás.

Por otra parte, al comprar este tipo de viviendas, debes hacer un estudio de mercado. Si puedes aprovechar una buena oferta y es previsible que la vivienda se revalorice con el tiempo, entonces será una buena compra e incluso una buena opción para invertir. 

Aun así, debes saber que los activos inmobiliarios de las entidades cada vez son más escasos, sobre todo en zonas bien ubicadas y de mayor valor de las grandes ciudades.

7 Consejos para comprar casas a bancos baratas 

En Deplace somos expertos en el sector inmobiliario. Actualmente, tenemos un acuerdo con The Blackstone Group, un banco de inversión de origen norteamericano que gestiona activos de inversión inmobiliaria en Estados Unidos y Europa, y que ya es uno de los mayores inversores en el sector de nuestro país. Por este motivo, nuestra cartera de casas de bancos es muy amplia.

Según nuestra experiencia, estas son algunas de las cuestiones que debes tener en cuenta si estás planteando comprar una casa propiedad del banco:

Estudia el mercado

El precio de las casas de bancos está vinculado a la oferta y demanda del mercado. Antes de comprar, infórmate sobre los precios actuales y comprueba el valor de la vivienda en el barrio o en la localidad en la que quieras encontrar una casa.

Busca y compara

Actualmente, la mayoría de los bancos poseen una amplia oferta de viviendas, con pisos de muy buen nivel que puedes conseguir a precios interesantes. Podrás encontrar buenas gangas siempre que estés dispuesto a invertir tiempo en la búsqueda y en comparar. 

Visita la vivienda

Es una regla básica antes de comprar una casa, independientemente de quién sea su propietario. Solo así podrás verificar cómo es realmente la propiedad, cómo son sus instalaciones, cuál es el estado de conservación del edificio, etc.

Aprovecha las facilidades de los bancos

Uno de los consejos básicos antes de comprar una casa es comparar las hipotecas que cada banco nos ofrece. En este tipo de viviendas, las condiciones pueden variar mucho, y cada entidad te ofrecerá unas ventajas que debes valorar. ¿Nuestro consejo? Consulta con un experto.

Negocia el precio

Está claro que los bancos no van a regalar ni malvender sus propiedades, y tampoco están dispuestos a perder dinero. Sin embargo, debido a la urgencia de venta, están más abiertos a negociar y es más fácil ajustar el precio final de la compraventa.

Revista la documentación

Antes de comprar una vivienda del banco, conviene que sepas por qué se produjo el embargo. Infórmate también de si la propiedad tiene algún tipo de deuda asociada (impagos con la comunidad, con los suministros básicos de luz y agua, etc.).

Contacta Deplace

Las inmobiliarias han visto la oportunidad que supone, para muchas personas, comprar casas de bancos, y se han especializado en ayudar a sus clientes a llevar a cabo esta operación. ¿A qué esperas para contactar con nosotros? ¡Somos tu inmobiliaria online de confianza!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR