Requisitos mínimos para hipotecar una casa: lo que necesitas saber

Requisitos pedir hipoteca

¿Estás pensando en comprar un vivienda y es la primera vez que lo vas a hacer? En este caso, es muy probable que necesites acceder a un préstamo bancario o una hipoteca.

Sin embargo, debes saber que existen una serie de condiciones y requisitos para pedir una hipoteca que debes cumplir para que tu banco la apruebe. Y es que cualquier persona no puede acceder a estos planes de financiación.

¿Necesitas saber cómo conseguir una hipoteca? Desde Deplace te proporcionamos cuáles son los requisitos para hipotecar una casa generales para la mayor parte de las entidades bancarias.

Requisitos para obtener una hipoteca

Tus ahorros deben equipararse al 35% del valor de tu futura casa

Contar con ahorros suficientes será una de las condiciones básicas para poder acceder a una hipoteca. Y es que los bancos no financian el 100% del valor que tiene la vivienda, sino que proporcionan un 80% de la tasación.

Por eso es importante que tengamos en cuenta que debemos disponer del 20% restante. Sin embargo, a esta cantidad también debemos sumarle los gastos que se derivan de la compra de la vivienda, así como los gastos de constitución de la hipoteca. La cuantía de estos puede situarse aproximadamente en el 15% del precio total de la vivienda. Por eso, antes de intentar acceder a una hipoteca, debemos contar con unos ahorros mínimos que cubran ese 35% del valor total, pues lo deberás asumir como hipotecado.

¿Cuál es tu grado de estabilidad económica? ¿Y tu salario mínimo?

Uno de los factores más importantes para poder obtener un resultado favorable a la hora de acceder a una hipoteca es la economía.

La fuente de nuestros ingresos es un requisito para pedir una hipoteca que jugará un factor fundamental, ya que el primer requisito que el banco exigirá es que contemos con un empleo indefinido y en el que tengamos una antigüedad mínima. Esta es la mayor garantía que tiene para asegurarse de que efectivamente como hipotecado podrás hacer frente a los gastos derivados de la compra de un inmueble.

Existe una cantidad mínima mensual de ingresos que las entidades bancarias suelen exigir como requisito para pedir una hipoteca. Éste se sitúa en torno a los 2.000 euros mensuales.

Existe la posibilidad de que la nómina del interesado no cubra esa cantidad. En estos casos lo que se suele hacer solicitar una hipoteca de forma conjunta con otro cotitular. De este modo, se podrán sumar los ingresos de ambos para poder cubrir la cantidad mínima mensual exigida.

Debemos tener en cuenta que el tipo de deudas que tengamos como titulares también pueden ser un factor determinante. Según el Banco de España, no es recomendable destinar más de un 35% de nuestros ingresos en deudas financieras (entre ellas las que se derivan de un acuerdo hipotecario).

El aval bancario: una alternativa ante la denegación de tu solicitud

El banco puede considerar que nuestro perfil no cumple con los requisitos para pedir una hipoteca mínimos. En estos casos es donde la figura del aval bancario adquiere especial protagonismo.

El aval puede ser la garantía extra que una entidad bancaria necesita para aprobar un préstamo hipotecario. Y es que en caso de que el titular no pueda afrontar la cuota mensual, el avalista deberá hacerlo.

Debemos tener en cuenta que el aval bancario encierra una serie de riesgos. En este caso, el avalista se convierte en responsable solidario de la deuda contraída y deberá asumir una serie de obligaciones legales. Él deberá asumir la cantidad adeudada en caso de que el titular no pueda hacerlo, y lo hará con todo su patrimonio y sus bienes tanto presentes como futuros. En caso de que el avalista fallezca, esta obligación pasarán a adquirirla sus herederos.

Se trata de una alternativa que requiere de una valoración seria y responsable, puesto que el avalista corre un riesgo muy alto.

¿Qué hacer si no reúnes los requisitos para la aprobación de una hipoteca?

Pero, ¿qué ocurre si no cumplimos con los requisitos que se exigen para acceder a una hipoteca? Lo más recomendable es ser cautos y responsables.

Si somos conscientes de no contar con el perfil adecuado para acceder a un préstamo de estas dimensiones, debemos abandonar la idea de solicitar una hipoteca. Aunque lo más normal es que un banco rechace la solicitud, existe la posibilidad de que la aprueben.

No tenemos más que observar lo que ocurrió en la crisis inmobiliaria del año 2008. Las consecuencias que se pueden derivar de este tipo de compromisos pueden ser graves, por lo que en estos casos es mejor desistir y esperar a reunir las condiciones.

Es importante que conozcamos en profundidad cuáles son los requisitos que pueden exigirte desde cualquier entidad. Aunque los que hemos explicados son generales a cualquiera de ellas, es probable que existan matices dependiendo entre unas y otras. Lo más recomendable es que acudas a tu banco y solicites más información.

Si quieres comprar una vivienda, no vivas con la incertidumbre de cómo saber si me conceden una hipoteca. Contacta con nuestro equipo para recibir un asesoramiento personalizado. En Deplace ofrecemos estudios de viabilidad y servicios para la gestión y negociación de las condiciones.

[contact-form-7 id=»5610″ title=»Hipotecas Coinc»]

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR