¿Es necesario tasar un piso en Barcelona para poder venderlo?

tasar piso en Barcelona

Cuando vendemos un piso o una casa tenemos que tomar muchas decisiones, y una de las más importantes es decidir cuánto dinero queremos ganar con esta operación

Sin embargo, poner precio a un piso o a una casa no siempre es fácil, sobre todo si hemos vivido allí experiencias personales importantes, ya que el valor del inmueble puede tener una carga emocional que nos impide ser objetivos. 

¿Qué es y para qué sirve tasar una vivienda?

Tasar es la mejor forma de establecer cuánto vale una propiedad inmobiliaria en el momento en el que queremos venderla. 

Para tasar una vivienda es necesario realizar una investigación objetiva y analítica sobre el inmueble. Esta investigación la desarrolla un profesional competente y formado (normalmente un arquitecto o un técnico especializado), siguiendo una metodología específica, para obtener datos concretos, bien comparando la propiedad con otras similares, bien actualizando rentas o bien estudiando la revalorización del inmueble en el mercado.

Con esta información, se elabora un documento pericial (conocido como «tasación oficial») que tiene validez cuando queremos solicitar una hipoteca o cuando queremos usar una propiedad como aval o garantía de pago. 

La tasación oficial de un piso o una casa también será necesaria para: 

  • Solicitar pólizas de seguros. 
  • Acreditar solvencia patrimonial.
  • Defender procedimientos jurídicos que impliquen una división de patrimonio (reparto de herencias, divorcio, fusiones empresariales, etc.). 
  • Justificar ante compañías de seguros la valoración de daños tras un siniestro (incendio, robo, etc.).

¿Cuál es la diferencia entre valorar y tasar un piso? 

Muchas personas se preguntan si es recomendable tasar un piso en Barcelona antes de venderlo, y quieren saber cuál es la diferencia entre tasar y valorar su propiedad.

El proceso de valoración y tasación de una casa es similar, y de hecho muchas veces lo realizan los mismos profesionales. Sin embargo, la validez legal de una valoración y de una tasación no es la misma, y su coste económico tampoco es igual. 

Si tu intención únicamente es tener una referencia del precio de tu vivienda actual, puedes solicitar a un profesional del sector inmobiliario que haga una valoración de la misma en función de su experiencia o de la situación del mercado. 

También tienes la opción de solicitar un informe de valoración a un arquitecto, un arquitecto técnico, un ingeniero o un ingeniero técnico. Este informe tiene validez ante administraciones y organismos públicos, pero no sirve, por ejemplo, para pedir una hipoteca. 

En este último caso, tendrás que realizar una tasación oficial emitida por una sociedad de tasación homologada, firmada por un técnico competente y regulada por el Banco de España siguiendo la norma ECO/805/2003, que establece las bases para el proceso de valoración de viviendas.

¿Qué se tiene en cuenta al tasar un piso en Barcelona?

Para tasar una vivienda, el técnico o profesional acreditado debe desplazarse hasta el  inmueble. Durante su visita, tomará medidas y realizará fotos de cada estancia, identificará que la finca está registrada correctamente, comprobará la situación urbanística del inmueble o verificará el Certificado de Eficiencia Energética

Respecto al precio de tasación, estará condicionado por:  

  • La localización y orientación de la vivienda. 
  • Los servicios próximos a la misma (parada de metro, supermercados, colegios, zonas verdes, etc.).
  • La antigüedad y la fecha de su última reforma documentada.
  • Las reformas realizadas y el valor que aportan al inmueble.
  • La superficie útil y la distribución del espacio. 
  • El estado de las instalaciones (electricidad, gas natural, calefacción centralizada, etc.).
  • Las zonas comunes y estado de conservación del exterior del edificio.
  • El estado de las estancias interiores (cocina, baños, aseos, dormitorios, salón, etc.) y exteriores (balcones, terrazas, etc.). 
  • La calidad de los materiales (tipo de suelo, paredes, ventanas, puertas, etc.).
  • El estado de ocupación (por ejemplo, si el piso o la casa está alquilado/a actualmente).

Adicionalmente, al tasar un piso o una casa también se tendrá en cuenta: 

  • En fincas con más de 85 años de antigüedad, el valor de tasación puede aumentar si se conservan accesorios originales (ventanas, puertas, barandillas, etc.), si se han renovado las instalaciones, si se mantiene la carpintería original o los techos están restaurados. 
  • En viviendas de lujo, la exclusividad influye de manera importante en el precio de tasación. Esta exclusividad incluye desde muebles o accesorios de diseño, hasta elementos catalogados. 
  • El uso del inmueble. Por ejemplo, las viviendas que llevan mucho tiempo vacías suelen tener un valor de tasación menor, mientras que en la venta de pisos de alquiler el precio de tasación aumenta.

Ventajas de tasar un piso antes de venderlo

Realizar la tasación oficial de un piso o una casa es beneficioso tanto para los vendedores como para los compradores. 

Si queremos vender, tasar un piso nos permite fijar un precio de mercado más justo. Este trámite es sinónimo de claridad y transparencia, sobre todo si estamos realmente interesados en vender y queremos evitar reclamaciones o problemas en el futuro. De esta forma, también evitamos perder dinero o incurrir en sanciones, ya que, en la Ciudad Condal (y en líneas generales) no es posible vender un inmueble por debajo del valor catastral, que se calcula, añadiendo a la tasación, otros gastos asociados como el IBI, el impuesto de Sucesiones o el rendimiento inmobiliario de la propiedad en el IRPF. 

En el caso de los compradores, la tasación permite conocer a fondo todos los detalles del inmueble. Entre ellos la superficie exacta o una valoración técnica del estado general de instalaciones y calidades. Con este informe, el comprador también es consciente de los problemas que pueden aparecer ante una posible reforma, y puede negociar mejor las condiciones de la hipoteca con su banco.  

A modo de resumen, las ventajas de tasar un piso en Barcelona antes de ponerlo en venta son: 

  1. Aporta datos objetivos sobre la propiedad.
  2. Verifica el estado jurídico, registral y catastral del inmueble.
  3. Corrobora la situación constructiva y urbanística de la vivienda.
  4. Evita discrepancias con los futuros compradores en cuestiones como la superficie.
  5. Detecta afecciones, deficiencias o vicios ocultos, y evita reclamaciones futuras.
  6. Transmite transparencia al proceso de negociación. 
  7. Acorta los plazos de venta.
  8. Ofrece tranquilidad respecto a las posibilidades reales de la vivienda. 

¿Cuánto cuesta tasar un piso en Barcelona? 

El precio de tasar un piso en Barcelona oscila entre los 225 € y los 475 €, y puede variar en función de la superficie del mismo, la complejidad de la situación y el propósito del informe. Por ejemplo, no es lo mismo pedir una tasación para vender nuestra casa que para un juicio por embargo o por una división patrimonial.

Puesto que el mercado inmobiliario es cambiante, la tasación oficial de un piso o una casa es válida solo durante un periodo determinado: el informe debe emitirse en los 60 días posteriores a la visita del técnico y tiene una validez de seis meses desde la firma del informe. 

¿Estás pensando en vender tu piso? Contacta con nosotros. Te asesoraremos durante todo el proceso. 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR