Consejos para vender una casa y comprar otra al mismo tiempo en el 2021

vender casa y comprar otra

El COVID-19 ha supuesto un antes y un después en nuestras vidas, y ha modificado nuestras necesidades habitacionales: al pasar más tiempo en casa, algunos propietarios han decidido hacer reformas en su vivienda para adaptarla a su nueva forma de vida. 

Hoy en día, muchas personas también se plantean trasladarse a vivir lejos del centro, generalmente a urbanizaciones o zonas con pisos más amplios, diseñados con espacios exteriores (como terrazas o balcones) y con zonas comunes

Por otra parte, algunos expertos afirman que el sentimiento de vulnerabilidad frente a la pandemia ha aumentado la demanda de viviendas más sostenibles y en entornos más saludables, normalmente en barrios periféricos de nueva construcción o en localidades cercanas a las grandes ciudades. 

Una alternativa para cambiar de casa 

Ante esta situación, algunos se plantean vender su casa y comprar otra al mismo tiempo. 

No se trata de un hecho aislado: vender un piso para comprar otro es una transacción relativamente habitual debido a circunstancias como el matrimonio, la llegada de hijos o la jubilación. 

De hecho, se estima que entre el 40% y el 60% de las compras de viviendas de obra nueva corresponden a lo que se conoce como «demanda de vivienda de reposición».

Sin embargo, esta operación no siempre es sencilla. Para realizarla con éxito, dependemos de diversos factores como el mercado o nuestros ahorros, sin olvidar que los criterios de aprobación de préstamos se han endurecido de forma moderada debido al aumento de riesgo percibido por las entidades financieras tras la pandemia. 

Además, ¿qué ocurre si no consigues vender la vivienda antes de comprar la otra?; ¿Podrás asumir el pago de dos hipotecas? ¿Tendrás que pagar algún gasto extra por comprar una nueva vivienda antes de vender la habitual?

Desde DEPLACE respondemos a estas y a otras preguntas, y te explicamos qué debes hacer para vender una casa y comprar otra al mismo tiempo. 

Cómo vender tu vivienda habitual y comprar otra sin poner en peligro tu economía

Para poner en marcha esta doble operación, es fundamental que sigas ciertas pautas de organización y planificación. No solo de los pasos que debes seguir para vender tu casa y comprar otra al mismo tiempo, sino también para analizar tu situación económica y tu capacidad financiera actual.

El primer paso será analizar el mercado de la vivienda, haciendo especial hincapié en los precios de compraventa en tu zona actual y en el barrio donde quieres adquirir tu nueva propiedad. De esta manera, podrás hacerte una idea más o menos fiel de cuándo puedes vender tu piso actual, cuánto te costará comprar tu nueva casa y, en definitiva, cuánto dinero tendrás que invertir en la transacción.

Para hacer esta investigación, puedes utilizar varias herramientas, como por ejemplo plataformas online de valoración de viviendas gratuitas

También puedes consultar con inmobiliarias online como Deplace: tenemos una amplia cartera de propiedades inmobiliarias en Valencia, Madrid, Barcelona y en las principales capitales y ciudades españolas, por lo que podemos asesorarte y ayudarte a cerrar esta operación con las mayores garantías para tu bolsillo. 

Si vendo mi casa y compro otra, ¿qué gastos tengo?

Esta es una pregunta bastante habitual en los propietarios que se plantean vender una casa para comprar otra en este 2021. 

Como ya sabes, tanto la venta como la compra de una vivienda conlleva algunos gastos asociados y, en este caso, deberás asumirlos por duplicado. 

A la hora de vender un piso, conviene que tengas al día el certificado energético. También tendrás que considerar como gastos de venta el pago de impuestos como la plusvalía municipal, el IRPF o la parte del IBI que te corresponda. 

Por otra parte, al comprar un piso debes pagar los gastos de notaría (firma de la escritura), el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), los honorarios de la gestoría para constituir la hipoteca o la inscripción del nuevo piso en el Registro de la Propiedad.

Además, conviene que realices todos los trámites y recopiles la documentación para ambas operaciones cuanto antes. Piensa que, en estos casos, conviene manejar muy bien los tiempos para evitar imprevistos. 

¿Qué hago con mi hipoteca? 

Cuando vendes tu casa para comprar otra, es fundamental que pienses en la financiación. ¿Debes pedir otra hipoteca? ¿Puedes ampliar la actual? ¿Qué opciones tienes? 

  • Cancelar la hipoteca pendiente 

Es la primera alternativa si todavía tienes una hipoteca en tu residencia habitual. 

Lo primero que debes hacer es solicitar a tu banco un certificado de deuda pendiente. 

Después, el comprador de la vivienda tendrá que emitir dos cheques: uno para pagar la cantidad pendiente con el banco y la comisión de cancelación de la hipoteca, y otro para ti con el importe restante. 

  • Subrogar la hipoteca al nuevo comprador 

En este caso, lo que hacemos es transferir la hipoteca pendiente al comprador. 

Básicamente, se trata de una subrogación para cambiar el titular de la misma, así que es un trámite bastante sencillo. 

Sin embargo, esta opción es poco habitual porque para los bancos es más rentable cancelar la hipoteca antigua y abrir una nueva. 

  • Pedir una hipoteca puente 

Se trata de un préstamo en el que se incluyen ambas viviendas como garantía del préstamo. 

Al firmar una hipoteca puente admitimos un plazo de entre 6 meses a 3 años para vender la casa. Una vez vendida, podrás cancelar tu deuda y pagarás únicamente las cuotas de la nueva propiedad.

Riesgos de esta operación: la importancia de tener un plan B

Vender una casa para comprar otra es una buena alternativa para cambiarnos de casa siempre que valoremos algunos riesgos. 

Para empezar, podemos encontrarnos con que la venta o la compra se alargan un poco más de lo normal, o con que nuestro comprador tenga dificultades para conseguir la hipoteca. 

Por ejemplo, si encuentras un comprador para tu vivienda actual, pero todavía no tienes tu nueva casa, te aconsejamos fijar una fecha prudencial para firmar la venta y así tener más margen de búsqueda. En estos casos, conviene dejar la operación cerrada con un contrato de reserva o de arras. 

Si por el contrario has encontrado una casa nueva, pero no tienes comprador para tu vivienda actual, la mejor opción es negociar con el vendedor del inmueble para que te dé cierto margen. Si esto no puede ser o ese margen de tiempo se agota, puedes probar a pedir una segunda hipoteca en tu banco o intentar rebajar el precio de la casa para venderla más rápidamente. 

¿Estás pensando en vender tu casa para comprar otra? Contacta con nosotros.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR