¿Por qué vivir en Ávila es una buena opción?

vivir en Ávila
Compartir

Ávila es una de las provincias más baratas para vivir de nuestro país. En esta provincia podemos encontrar pisos de 90 m2 de nueva construcción tasados por 60.000€, por el precio en el que se sitúa el metro cuadrado en Ávila; aunque este valor puede a duplicarse en inmuebles más antiguos. En el caso de la capital, el coste del precio cuadrado es similar, lo que ofrece buenas oportunidades de compra e inversión. 

Desde Deplace, en este artículo intentaremos explicarte cuáles son los mejores barrios para vivir en Ávila, ciudad conocida por su vinculación con Santa Teresa, por su magnífica muralla y por los esfuerzos realizados para convertirse en un referente nacional y europeo en materia de accesibilidad. 

¿Cuáles son las mejores zonas para vivir en Ávila?

Ávila es una ciudad en la que cada calle y plaza respira historia. Actualmente, su núcleo urbano la define como una ciudad de tamaño medio a pesar de ser una de las capitales provinciales menos pobladas del país (59.008 habitantes según datos de 2018). Ávila también está muy bien comunicada con otras ciudades, a las que sirve como enclave de raigambre, entre ellas Madrid, Segovia o Salamanca.

Si tenemos que enumerar los mejores barrios para vivir en Ávila, y tal y como ocurre con otras urbes de tamaño similar, diferenciaremos dos zonas: 

  • El centro (que actualmente es la parte menos poblada de la ciudad). 
  • La periferia, con barrios de nueva construcción a los que se han trasladado muchas familias jóvenes con hijos y que son una buena alternativa para comprar una primera vivienda. 

Ciudad amurallada (Casco histórico) 

La zona centro de Ávila está conformada por el antiguo casco histórico de origen medieval, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Es aquí donde se encuentran algunas de sus «joyas arquitectónicas» como la Catedral, una mezcla única de estilos románico y gótico.

En líneas generales y pese a ser muy turístico, el centro es una de las mejores zonas para vivir en Ávila por su tranquilidad. Entre semana y en el día a día el barrio tiene cierto ajetreo debido a la cantidad de hoteles y a la amplia oferta de restauración. Esta actividad aumenta los fines de semana y en periodos festivos y vacacionales debido a que hay algunas discotecas y bares ubicados. 

Muchas parejas jóvenes eligen vivir en el centro de Ávila para disfrutar de la ciudad al máximo. 

Hervencias- San Antonio-Estación de Tren 

La zona de las Hervencias se considera una de las mejores zonas para vivir en Ávila por su carácter residencial. De hecho, gran parte de este barrio de la periferia está conformado por casas adosadas y chalets unifamiliares, en su mayoría de nueva construcción.

El barrio de las Hervencias, a pesar de estar fuera de la zona amurallada, está cerca de la Estación de Tren, que conecta directamente con Madrid, Salamanca, León o Valladolid. La distancia con el centro  histórico abulense andando es de apenas 20 minutos. Esta buena comunicación hace que las Hervencias sean una excelente elección para comprar un piso y vivir en Ávila si buscas un barrio cómodo. 

¿Dónde vivir en Ávila con niños? 

Debido a su tamaño, Ávila es una buena opción para familias con niños pequeños que quieren una ciudad con todos los servicios médicos, educativos y excelente líneas de comunicación con otras ciudades. La oferta educativa de la ciudad es muy elevada, ya que cuenta con numerosos colegios e institutos, algunos de ellos religiosos, tanto públicos como privados. 

Uno de los mejores barrios para vivir en Ávila con niños es la Urbanización Prado Sanjuaniego, en la parte sur de la ciudad, cerca de la Escuela Nacional de Policía y de la zona industrial de Hervencias. Se trata de una de las zonas más pobladas de Ávila y cuenta con servicios como supermercados. 

Otra buena elección para comprar o alquilar una vivienda si te trasladas a vivir a Ávila con niños es la Urbanización las Hervencias Bajas, situada en el distrito sur. En esta zona hay muchos pisos de nueva construcción, varios colegios, zonas deportivas, cafeterías y parques, además de la Ciudad Deportiva Municipal. 

¿Cómo es vivir en Ávila?

Su origen medieval confiere a Ávila una imagen solemne que se ve reforzada por la cantidad de iglesias, monasterios y conventos que inundan la ciudad. Allí también se encuentra la casa natal de Santa Teresa de Jesús, reconvertida en Monasterio y que es, junto a la Muralla, uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. 

En el aspecto inmobiliario, Ávila es asequible tanto para comprar como para alquilar. En el centro puedes encontrar una amplia oferta de inmuebles conformada -en su mayoría-, por pisos antiguos y sin ascensor de dos o tres plantas. Aún así, lo cierto es que en la última década muchas personas se han trasladado a zonas residenciales fuera de las murallas; entre ellas las Hervencias o el Barrio de la Universidad, que es donde actualmente se encuentra la Universidad Católica de Ávila. 

El día a día en esta ciudad castellana suele ser bastante tranquilo. Entre las ventajas de vivir en Ávila destaca la posibilidad de ir andando a todos los sitios. Además, la ciudad es muy segura y el ambiente es acogedor. 

Como puntos neurálgicos alrededor de los que se articula la vida de los abulenses destacamos dos: la Plaza del Mercado Grande (cuyo nombre oficial es Plaza «Santa Teresa de Jesús») y la Plaza del Mercado Chico

La primera es una de las zonas más céntricas, perfecta para dar un paseo o para comer algo en sus numerosos restaurantes y bares. 

La segunda, poblada de soportales, está presidida por el ayuntamiento y allí se realizan actividades como mercados o conciertos. Esta plaza, al estilo de las plazas castellanas, es coqueta y abriga, e invita al recogimiento en los días del intenso y frío invierno de Castilla. Éste es precisamente el mejor lugar para degustar una de las grandes delicias de la ciudad: las yemas de Santa Teresa. El chuletón de Ávila, las patatas revolconas, las migas, las judías, las patatas con costilla o las patatas con sopas son otros platos destacados de la gastronomía de Ávila.

Por último, para los amantes de la naturaleza vivir en Ávila tiene otra gran ventaja: su cercanía con la Sierra de Gredos y con los pueblos del Valle del Tiétar, dos enclaves para disfrutar y practicar deportes al aire libre. 
¿Te trasladas a vivir a Ávila con niños? ¿Prefieres una casa o un piso? ¿Cuál de estos barrios encaja más con tu estilo de vida o con las necesidades de tu familia? ¡Contacta con Deplace! Somos tu inmobiliaria de confianza.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR