Las mejores zonas y barrios para vivir en Huesca

vivir en Huesca

Huesca es un lugar agradable y accesible para vivir. Esta pequeña ciudad, capital de la provincia homónima, está situada en el norte de la Comunidad Autónoma de Aragón y cuenta con excelentes comunicaciones tanto con Zaragoza (a apenas 45 minutos en coche) como con otras ciudades como Barcelona, Lérida o Pamplona

Además, su ubicación estratégica, a los pies de los Pirineos, hacen la capital oscense un buen sitio para comprar un piso o una casa, tanto si quieres vivir en Huesca de manera permanente como si tu intención es invertir en una segunda residencia o en un inmueble para alquilar. 

Cómo se vive en Huesca 

Con algo más de 50.000 habitantes, Huesca se presenta como una ciudad dinámica y moderna, enclavada en el centro de una de las provincias con mayor riqueza natural y paisajística de España.

Se trata de un municipio muy tranquilo, cargado de historia, con una buena hostelería, gastronomía y comercio, ya que sus principales motores económicos son el turismo y los servicios (44,7 % del PIB, según datos de 2020). 

Esto hace que el nivel adquisitivo de los oscenses sea más alto en comparación con ciudades del mismo tamaño (aunque sin llegar a las cotas de las grandes capitales españolas) y que las opciones laborales también sean elevadas. 

Otras ventajas de vivir en Huesca son: 

  • Disfrutarás de una alta calidad de vida. Al igual que otras ciudades del norte de España, la calidad de vida en Huesca es alta: el ambiente está mucho menos contaminado, puedes desplazarte de un barrio a otro andando o en bici, y tendrás muchas facilidades para hacer deporte al aire libre. Además, el entorno natural y los pueblos cercanos permiten realizar muchas actividades en plena naturaleza para relajarnos, desconectar y liberarnos del estrés del día a día.
  • Evitarás los temidos atascos. Desplazarnos andando o en bici no solo es bueno para nuestra salud cardiovascular. También es básico para reducir el tráfico motorizado, especialmente en los barrios céntricos. Esto permite movernos por el centro de la ciudad de manera más cómoda y evitar atascos. 
  • Estarás más tranquilo. Vivir y trabajar en Huesca es apostar por un modo de vida relajado, que nada tiene que ver con las calles ruidosas de las urbes grandes y muy pobladas. Además, en una ciudad pequeña como Huesca, la seguridad ciudadana es más alta. 
  • Ahorrarás dinero. Residir en una ciudad pequeña como Huesca es más barato que vivir en una gran ciudad como Madrid o Barcelona. El gasto en transporte es mínimo, y los costes de hacer la compra, salir a comer o quedar con amigos son más bajos. Y, por supuesto, alquilar o comprar un piso o una casa en Huesca o sus alrededores también es más asequible. 
  • Excelentes comunicaciones. Aunque a priori en las ciudades pequeñas es más complicado conseguir trabajo, algunos pueblos cercanos a Huesca capital dedicados al turismo ofrecen buenas oportunidades laborales. Por eso, si no es posible vivir y trabajar en Huesca, existe la opción de desplazarse diariamente a otros municipios cercanos e incluso a ciudades como Zaragoza. 

¿Cuánto cuesta comprar un piso en Huesca? 

Según nuestros datos, el metro cuadrado en Huesca capital en el primer trimestre de 2021 se situó en 1.022 €, con una variación del 7% respecto al año anterior y ligeramente por debajo de los 1.174 €/m2 de media en la provincia. 

Con este baremo, el coste medio de un piso de 90 metros cuadrados en Huesca capital rondaría los 91.980 €, aunque su precio final dependerá de otras cuestiones variables como el estado de la vivienda, sus instalaciones, su ubicación, etc.

¿Cuál es la mejor zona para vivir en Huesca capital? Estas son nuestras cuatro sugerencias 

1. Centro (Casco Antiguo, Coso y Plaza de la Catedral)

El Coso es una de las calles principales de Huesca, y también el eje que articula su centro histórico y social. 

De carácter mayoritariamente comercial, en esta zona peatonal encontramos muchos edificios oficiales, tiendas y algunas viviendas de gran tamaño ubicadas en inmuebles históricos que datan de principios del siglo XX.

La Plaza de la Catedral y sus calles aledañas constituyen otro de los lugares con más encanto para vivir en Huesca, aunque muchas casas de la zona son antiguas y requieren rehabilitaciones o reformas. 

2. Estrecho Quinto

Estrecho Quinto es una de las mejores zonas para instalarse en Huesca, y es uno de los barrios preferidos por las parejas jóvenes y con niños pequeños. Esto se debe a que la mayoría de sus inmuebles son pisos y urbanizaciones nuevas. 

En este barrio también hay un gran número de casas unifamiliares y adosadas construidas a mediados del siglo XX.

3. Ciudad Jardín

Huesca es una ciudad con muchas áreas verdes, de pequeño tamaño, distribuidas en todos sus barrios. 

También cuenta con un gran pulmón verde en pleno núcleo urbano: el Parque Miguel Servet, con casi 75.000 m² de superficie y en el que se puede disfrutar de una variada flora, con más de 1600 árboles y un total de 49 especies de arbustos distintas. 

De hecho, durante años, se dijo que Huesca era «un Parque rodeado de edificios» debido a que la expansión urbana dejó este gran parque en el centro de la ciudad.

Las calles cercanas (Plaza de Navarra, Avenida de la Paz, Baltasar Gracián, Juan XXIII o el llamado «Ensanche del Oeste») son algunas de las mejores zonas para vivir en Huesca en la actualidad.

4. Cerro de San Jorge

La zona conocida como Cerro de San Jorge se ha convertido en uno de los mejores barrios para vivir en Huesca capital y para comprar una vivienda.  

En plena expansión residencial, el Cerro de San Jorge tiene un diseño definido por amplias calles con zonas ajardinadas que articulan diferentes promociones de pisos y casas unifamiliares.

Huesca tiene mucho que ofrecerte si decides trasladarte a vivir allí con tu familia. Si estás pensando en comprar una casa en Huesca capital, contacta con nosotros. Encontraremos una vivienda que se ajuste a tus necesidades y presupuesto. Llámanos.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR