Vivir en Lérida – Lleida

vivir en Lleida

Lérida es una de las ciudades menos conocidas de nuestro país. Sin embargo, se trata de uno de los municipios más extensos de Cataluña, con una superficie que abarca 211,7 km². También es la segunda capital provincial más importante de su región en número de habitantes (140.403, según datos del INE de 2020), solo por detrás de Barcelona. 

Pero, ¿cómo es vivir en Lérida? 

La ubicación, una de las principales ventajas de vivir en Lérida  

Una de las grandes ventajas de vivir en Lleida es su excelente ubicación y su comunicación por carretera con otras ciudades: la capital de la Comarca del Segrià se sitúa a unos 100 kilómetros de Huesca o Tarragona, y a poco más de 150 kilómetros de Zaragoza y Barcelona.

Además, Lérida se encuentra muy cerca de los Pirineos, tanto aragonés como catalán, por lo que es perfecta para hacer escapadas de montaña. 

De hecho, la estación del AVE de la ciudad, denominada Lleida-Pirineos, dispone de todas las infraestructuras necesarias por ser un importante epicentro para amantes del esquí, el senderismo y las actividades al aire libre. 

Este amor por la naturaleza se deja ver en el día a día de una ciudad en la que  las zonas verdes y los espacios naturales son protagonistas. 

Destacan el Estany de Sant Maurici o los parques de Aigüestortes y la Mitjana, donde podemos dar unos agradables paseos y desconectar del estrés del día a día. Concretamente el Parque de la Mitjana, de tipo fluvial, tiene el reconocimiento de Lugar de Interés porque allí encontramos lagos, estanques y hasta un pequeño embarcadero a orillas del río Segre.

Lérida también es la ciudad de los puentes (su núcleo urbano es atravesada por ocho) y de las fuentes (más de 30). Estas últimas, además de servir como ornamentación urbana, son de gran importancia en la ciudad durante los secos y calurosos veranos. 

Y es que Lleida tiene un clima semiárido frío, propio de zonas como el valle del Ebro, que se caracteriza por sus inviernos húmedos y fríos y por sus veranos extremadamente cálidos, con temperaturas que a menudo superan los 40 grados en junio, julio y agosto. 

¿Cuánto cuesta vivir en Lérida? ¿Cómo es el día a día en esta ciudad catalana? 

Vivir en Lérida es menos caro que hacerlo en otras ciudades de Cataluña. Aun así, y a pesar de ser más  barata, sus precios son elevados si tenemos en cuenta que se trata de una ciudad pequeña.

Por otra parte, Lérida tiene una de las tasas de paro más bajas de España, ya que su principal motor económico son la agricultura y la ganadería, siendo especialmente importantes los cultivos de frutales. Esto hace que la oferta de trabajos relacionados con las labores del campo sea bastante alta.

Respecto al día a día en la ciudad, es tranquilo y seguro. La oferta cultural es  elevada, y se organizan muchos conciertos, exposiciones, etc.

En Lérida también puedes disfrutar de una interesante gastronomía local con platos destacados de la cocina catalana, como la Girella, la Torta de recapte o los caracoles a la cazuela.

Por otra parte, Lleida ofrece unos servicios de calidad a sus residentes, especialmente en educación y sanidad. Sin embargo, su transporte urbano deja mucho que desear. Por suerte, las distancias en el centro urbano no son demasiado largas, aunque depender del transporte público puede ser un inconveniente si te trasladas a vivir allí.

Barrios residenciales: las mejores zonas para vivir en Lérida 

Si vas a trasladarte a vivir a Lérida con tu familia, posiblemente te estarás preguntando cuál es la mejor zona para comprar una casa que se adapte a tus necesidades.

Lérida está dividida en 11 barrios: Centro histórico, Cappont, La Bordeta, Magraners, Pardiñas, Baláfia, Secà de Sant Pere, Universitat, Zona Alta-Fleming, La Mariola y Ciudad Jardín. 

De ellos, tres se consideran «barrios históricos» (Centro, El Secà y La Mariola). 

En el Centro histórico de Lérida encontramos gran parte de la oferta comercial de la ciudad; en el Secà, construido en la década 1950-1960 por inmigrantes que llegaban a la ciudad procedentes del campo, la mayoría de las viviendas son bloques de pisos con varias décadas de antigüedad; por último, La Mariola es un barrio originariamente formado por viviendas de protección oficial y que ahora está viviendo un proceso de rehabilitación y reconstrucción. 

Cappont y La Bordeta son los barrios más populares y poblados de Lérida, y también los que más están creciendo debido, en el primer caso, a su cercanía con el campus universitario y, en el segundo, a que allí se están desarrollando algunas de las actuaciones urbanísticas más importantes de la ciudad. 

Magraners es otro barrio de acceso de Lérida cercano a un polígono industrial y que está comenzando a urbanizarse.

En un tercer grupo, podríamos incluir aquellos barrios de Lérida con un carácter principalmente residencial. Hablamos de Pardiñas, Baláfia y Ciudad Jardín, en los que podemos encontrar casas unifamiliares y chalets con zonas verdes en venta.

Por último, el Barrio Alto-Fleming es una zona situada al noroeste, en «el ensanche» leridano. Allí los edificios residenciales se combinan con centros comerciales y con casas adosadas. Este barrio no es muy turístico, pero sí es uno de los más transitados de Lérida, ya que en él hay una amplia oferta de negocios y de servicios. 

Si estás pensando en comprar una casa en Lérida, estas son algunas de nuestras sugerencias: 

Pardiñas

Pardiñas está en la parte este de Lérida. Con una población que supera los 14.000 habitantes, cuenta con distintas rutas de transporte urbano y posee una estación de RENFE que facilita la conexión con el resto de ciudades españolas. 

En el extremo derecho del barrio se encuentra la zona verde más grande de Lleida, el Parque de la Mitjana. 

Baláfia 

Baláfia es uno de los mejores barrios para vivir en Lérida con niños. Allí encontramos algunas urbanizaciones modernas con amplias zonas ajardinadas, como la plaza de las Magnolias, la Plaza Baláfia y la Plaza María Rubíes. 

La oferta educativa en la zona también es una de las más importantes de Lérida (una escuela infantil municipal, dos colegios y dos centros de secundaria).

Actualmente, este barrio tiene tres planes de urbanismos que se desarrollarán previsiblemente en los próximos años y que duplicarán su número de viviendas, lo que lo convierte en una buena zona para comprar un piso o una casa en Lérida.

La Bordeta

Vivir en La Bordeta tiene su encanto y este barrio puede ser una buena opción para comprar una casa, sobre todo si buscas un piso de segunda mano.

En La Bordeta conviven estilos urbanísticos tradicionales y modernos. La zona está algo alejada del centro, en el margen izquierdo del río Segre, pero esto también tiene algunas ventajas, entre ellas una mayor tranquilidad y una mayor disponibilidad para aparcar.  

Por otra parte, el barrio de La Bordeta tiene excelentes instalaciones deportivas y diferentes rutas para pasear en bicicleta, siendo perfecto para realizar actividades al aire libre.

¿Buscas un piso o una casa en Lérida? Contacta con nosotros, somos tu inmobiliaria online de confianza.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR