Vivir en Santander, una ciudad que “abraza al mar”

Mejores lugares para vivir en Santander
Compartir

La capital de Cantabria abraza al mar por los cuatro costados. Esto, además de concederle el título popular de «Novia del mar», también hace que vivir en Santander sea todo un lujo para los amantes del mar y de la montaña

Durante años, Santander ha sido destino de veraneo de las clases pudientes y la alta burguesía española. Actualmente, la ciudad continúa siendo un enclave académico y turístico relevante, y cuenta con buenas comunicaciones con Castilla y León, Asturias o el País Vasco

La conexión con Plymouth y Portsmouth y el aumento de vuelos internacionales también hacen que vivir en Santander sea una buena opción para parejas jóvenes y estudiantes que desean comprar su primera vivienda en una ciudad tranquila y cómoda. 

¿Cuáles son los mejores barrios para vivir en Santander? 

La eclosión demográfica y la inmigración de los años 50 y 70 del siglo pasado provocó un crecimiento urbano de Santander desordenado en grandes bloques de pisos. Sin embargo, la capital cántabra se ha “reinventado” y, en las últimas décadas, las nuevas edificaciones se han centrado en otro tipo de viviendas, más pequeñas y ubicadas en barrios periféricos para su uso como primera o segunda residencia.  

Respecto a las mejores zonas para vivir de Santander, destacamos fundamentalmente El Sardinero, la Nueva Montaña o la Avenida de los Castros, perfectas tanto para inversores como para nuevos compradores. 

El Sardinero

El Sardinero es el barrio más conocido (y también el más turístico), de Santander. Sus calles están muy concurridas durante los meses de verano por su cercanía con playas como El Sardinero, La Concha, Mataleñas o El Camello.

En este barrio de Santander también se encuentran las construcciones más famosas de la ciudad como el Palacio Real de la Magdalena, el Palacio de Congresos y Exposiciones, o el Campo de Fútbol del Racing de Santander. 

Debido a las características de este barrio, en el cual encontramos casas de época modernista, en El Sardinero se registran los precios inmobiliarios más altos de Santander. De hecho, el precio medio de tasación del metro cuadrado aquí supera los 1.600€, situándose entre los más altos de España. 

Centro urbano: Cabildo de Arriba y Puertochico 

El centro urbano sigue siendo una buena opción para quienes desean vivir en Santander y disfrutar de la ciudad en todo su esplendor. En esta zona el precio de la vivienda es elevado y, actualmente, la población está algo envejecida por la migración de los jóvenes a barrios y urbanizaciones de la periferia.

El Centro de Urbano de Santander se divide en dos grandes barrios: Cabildo de Arriba y Puertochico. Este último está compuestos por un conjunto de calles próximas a una dársena, lo que recuerda su origen marinero. Puertochico es un centro cultural y de ocio donde puedes encontrar muchos bares y tabernas en la zona. 

Peñacastillo 

Peñacastillo es una localidad situada a poco más de 4 kilómetros de Santander. Actualmente está totalmente integrada en la ciudad, por lo que se ha convertido en una buena opción si trabajas en la capital pero quieres un barrio más tranquilo para vivir. 

Peñacastillo tiene alrededor de  18.000 habitantes. El tipo de viviendas de la zona se compone fundamentalmente de casas de varias alturas y urbanizaciones, muchas de ellas destinadas al turismo rural. 

El carácter residencial de Peñacastillo se complementa con la presencia centros comerciales y con barrios de nueva construcción como Nueva Montaña, Camarreal o Lluja. 

¿Dónde vivir en Santander con niños? 

Muchas personas que se trasladan a vivir a Santander con niños buscan casa en pueblos y urbanizaciones cerca la capital, como Cazoña, El Alisal o San Román de la Llanilla. 

Cazoña

Cazoña es una antigua zona rural anexa a Santander que, a partir de los años 80, se convirtió en un barrio dormitorio de la capital. El pueblo es bastante tranquilo en su día a día y destaca por sus buenas comunicaciones y espacios abiertos (paradas de autobús, parques, zonas verdes, línea de trenes, etc.). Cazoña también tiene buenos accesos a carreteras y autovías. 

Vivir en Cazoña es vivir cerca de Santander uniendo las comodidad de un pueblo a la de una ciudad. Allí se ubican varios centros de educación, Centro de Salud y Hospital Materno Infantil propio, por lo que es una buena alternativa para familias jóvenes y con niños pequeños. 

El Alisal

Cerca de Cazoña se encuentra otro de los nuevos barrios residenciales de Santander: El Alisal. En esta zona abunda la población joven, tanto parejas como familias con niños y estudiantes. 

En El Alisan se encuentra el Parque Científico Tecnológico y el campus de la Universidad Europea del Atlántico, dos infraestructuras han propiciado la implantación de empresas, restaurantes, comercio, etc. 

San Román de La Llanilla

Si buscas una buena zona para vivir en Santander con niños y quieres comprar un chalet o una casa adosada, San Román de La Llanilla es una buena elección. En esta localidad se están construyendo actualmente muchas urbanizaciones, lo que fomenta el crecimiento demográfico de una zona rural convertida en barrio anexo de Santander.

¿Cómo es vivir en Santander?

La población de Santander ronda los 172.000 habitantes. La presencia de centros de formación públicos y privados la han convertido en una importante ciudad universitaria del norte de España, que atrae a estudiantes de todo el territorio español. El desarrollo del parque tecnológico también ha propiciado la implantación de empresas, fomentando la economía local. 

A nivel del día a día, Cantabria cuenta con paisajes preciosos en los que conviven playa y montaña. Precisamente los amantes del mar son quienes más disfrutan al vivir en Santander por sus playas cuidadas, seguras y accesibles. 

Por otra parte, y gracias a su tamaño, puedes atravesar Santander en coche en apenas 15 minutos. Si te gusta caminar, también puedes recorrer la ciudad andando por El Sardinero pegado al mar, bordeando el Gran Casino y el parque de los Mesones. La ruta es perfecta para hacer deporte sin salir del núcleo urbano.

Si lo que te gusta es disfrutar del ambiente más abierto y de la gastronomía local, la calle Peña Herbosa y la zona de Puertochico, antiguo barrio de pescadores, son perfectas para el ocio y los paladares exigentes. 

Una última ventaja de vivir en Santander es su excelente ubicación: la autovía del Cantábrico conecta muchas localidades de gran belleza patrimonial como Comillas (a apenas 20 minutos), San Vicente de la Barquera (30 minutos), o Santoña (15 minutos). El Parque Natural de los Picos de Europa o las Cuevas de Altamira son otro paisajes únicos que puedes visitar si te trasladas a vivir a Santander.
¿Buscas piso o casa en Santander? ¿Qué barrios te interesan más? ¿Te trasladas a Cantabria con tu familia y buscas un barrio tranquilo? Contacta con nosotros. Somos tu inmobiliaria de confianza.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR